Crónica de la manifestación contra la Base de la OTAN en Zaragoza.

Unas dos mil personas se han manifestado esta mañana en Zaragoza y, a pesar del tiempo desapacible, han completado una manifestación muy reivindicativa, en la que el grito de OTAN NO, BASES FUERA, se ha hecho más patente que nunca y, a pesar de su ya larga historia, vuelve a cobrar actualidad, dada la envergadura de los conflictos que esta entidad militar es incapaz de resolver, causando una extensión de la guerra y del sufrimiento intolerable para muchas personas, en Zaragoza y en cualquier parte del mundo.

Esta mañana, centenares de personas se han manifestado por las calles de la capital aragonesa para rechazar la posible instalación de una base de la OTAN en Zaragoza, en un acto lúdico y reivindicativo apoyado por quince organizaciones.

La manifestación, que partió desde el centro de Zaragoza, la encabezaba una gran pancarta con el lema "Por una cultura de la paz, hace 20 años y ahora, OTAN no, bases fuera", sobre una serigrafía del Guernica de Picasso. Las personas asistentes recorrieron las principales calles de la capital aragonesa para llegar hasta la Plaza del Pilar, donde leyeron un manifiesto. Se hicieron visibles múltiples pancartas de CGT(con presencia de autocares de fuera de la ciudad), CNT, IU, CHA, PCE, Ecologistas en Acción o Bloque Independentista.

Una unidad del jejército se desplegó a lo largo de la manifestación, ridiculizando una vez más a la parafernalia militar que marca nuestra sociedad, malgastando recursos humanos y económicos y llevaron hasta el absurdo sus ridículos rituales de desfiles, ataques y órdenes.

También una sonora batucada de tambores contribuyó a conseguir el objetivo de que toda la ciudad supiera que no todo el mundo acepta con resignación la imposición de la guerra como único sistema para resolver conflictos.&nbsp

Además del tradicional OTAN NO, BASES FUERA, también se escucharon gritos contra los gastos militares y contra contra la guerras.

Héctor Martínez, portavoz de la Plataforma contra la instalación de una base de la OTAN de Zaragoza, convocante de la protesta, señaló a los medios de comunicación que se oponen a la organización militar porque "las relaciones entre los pueblos debe basarse en el diálogo y la justicia social y no en la guerra preventiva".

Agregó que por ello rechazan la posible instalación en Zaragoza de la mayor base de espionaje de la OTAN, a la que concurren además de España, Alemania e Italia, una decisión que, dijo, se tomará en marzo.

Según Martínez, Zaragoza es la que ha tenido el mejor informe técnico por parte del Comité Evaluador de la OTAN por estar en el sur de Europa y albergar, en sus proximidades, instalaciones militares como el campo de maniobras de San Gregorio o el campo de tiro de Las Bárdenas.

La manifestación ha conseguido volver a mostrar el amplio rechazo social con que esta nueva instalación militar cuenta en Zaragoza, una ciudad que ya sufre una importante hipoteca militar en su territorio. Los argumentos relacionados con la creación de puestos de trabajo o la seguridad, no acaban de convencer a una parte importante de la población, harta de los discursos oficiales según los cuales, cualquier posible consecuencia negativa de la instalación se solventa con esos puestos de trabajo que nadie sabe exactamente en qué van a conseguir.&nbsp

Por otro lado, los llamamientos a una cultura de la paz, a la necesidad de resolver los conflictos por medios no militares o a la exigencia de una paz con justicia, también encuentran su eco entre muchas personas que ven como las soluciones que se adoptan para Iraq, Afganistán u Oriente Medio, basadas en el uso de la fuerza masiva militar, no acaban de resolver esos conflictos y convierten a amplias zonas del planeta en polvorines a punto de estallar, con consecuencias para todo el mundo.

Fotos: http://antimilitaristas.org/article.php3?id_article=3685

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS