Crónica de la concentración en Madrid en solidaridad con Palestina: del velatorio a la protesta

CONCENTRACIÓN EN MADRID: DEL VELATORIO A LA PROTESTA

Mientras el estado sionista con el apoyo cómplice de la “comunidad internacional” sigue masacrando al pueblo palestino, el PSOE y su comparsa intenta callar las voces de indignación y de exigencia a su gobierno de la ruptura de relaciones, con velas y circo.

El partido del gobierno ZP, con sus socorridos artistas, los sindicatos apéndices de su política y el resto de las organizaciones que le brindan sustento (IU, PCE,MPDL, Paz ahora….) habían convocado –esta vez sin utilizar los grandes medios de PRISA- a una vigilia con velas y un espectáculo de baile y música en la puerta del sol y además daban instrucciones de cómo ir: silencio absoluto, vela en mano y por supuesto ninguna voz que gritara una consigna de apoyo a la resistencia del pueblo palestino, de denuncia de la complicidad del gobierno con la masacre del sionismo. Trataron de imponer la indecencia de la equidistancia entre el pueblo agredido y la potencia agresora, entre víctimas y verdugos, el mensaje facilón de la no violencia mientras una parte, la poderosa, sigue golpeando. Trataron de silenciar –con llamadas de atención y amenazas incluidas- a quienes desde que comenzó la masacre denunciamos al gobierno por su complicidad con el estado de Israel y le exigimos que diera pasos materiales para tomar partido en el asunto tales como la ruptura de relaciones diplomáticas y comerciales, incluida la venta de armas, al estado terrorista de Israel. Intentaron que la comunidad árabe de Madrid no asistiera masivamente imponiendo un tipo de movilización sectaria con un componente religioso cristiano occidental como es el del encendido de velas y el silencio.

Pero por aquello de que “no se le pueden poner puertas al campo” la calle se expresó, al bloque compuesto por múltiples organizaciones de la izquierda madrileña no domesticada, se le unieron buena parte de los compañeros árabes allí congregados y otras personas que acudieron en solidaridad con el pueblo palestino sin conocer la jugada que el PSOE y sus seguidores habían preparado.

El velatorio se convirtió en protesta volviéndose a oír como el día 11 el “ya queremos ver que Zapatero cierre la embajada de Israel”, “dónde está Moratinos cuando matan palestinos”, “hay que romper relaciones con Israel” o el “no es terrorismo, es resistencia”, las voces fueron en aumento a pesar de los intentos por callarlas que se lanzaban desde el escenario. En un momento, más de dos tercios de la concentración comenzó a desfilar hacia el Ministerio de Asuntos Exteriores, que se encuentra a escasos metros de la Puerta del Sol, donde esperaba un impresionante cordón policial armado hasta los dientes. La manifestación se volcó en pedir hechos y no palabras al gobierno frente a la sede de su ministerio y, aunque éste se encontrara vacío, sirvió como símbolo para expresar nuestras exigencias. Finalmente se quemaron varias banderas sionistas y se leyó el comunicado de las organizaciones que dieron cobertura a esta expresión popular.

Lo acontecido hoy ha sido una muestra de la existencia de una izquierda que desde su pluralidad, mantiene su independencia con respecto a la manipulación política que el PSOE trata de imponer en los movimientos sociales, la capacidad para alcanzar acuerdos políticos y unidad de acción frente a los intentos de absorción y desmovilización de la izquierda capitalista y la demostración de que la gente en la calle es receptiva a las posiciones políticas claras y radicales, sin necesidad de maquillar la realidad bajo la excusa de la masividad a la que tanto aluden las “grandes organizaciones” para rebajar continuamente las reivindicaciones.

Se ha demostrado que hay predisposición a continuar la lucha en apoyo al pueblo palestino, a su legítima resistencia, a seguir exigiendo a Zapatero y Moratinos que cierren la embajada, que no comercien y no continúen con la venta de armas que hacen posible que el sionismo siga exterminando a los palestinos. Hay condiciones para seguir la movilización, para romper el cerco informativo de la manipulación, para extender a los barrios y centros de estudio y trabajo las próximas convocatorias sin la necesidad del “apadrinamiento” del PSOE y sus medios. A continuación el texto que se leyó frente al ministerio que refleja las posiciones que las organizaciones firmantes hemos defendido desde que comenzó la nueva agresión y que en todo momento han intentado censurar aquellos que hipócritamente dicen defender a Palestina, mientras venden a Israel las bombas con las que la desangran.




Manifiesto:

PAREMOS EL GENOCIDIO SIONISTA EN GAZA

FIN DE LA OCUPACIÓN DE PALESTINA

&nbsp Ocupación, colonialismo imperialista, castigos colectivos, asesinatos selectivos, apartheid, limpieza étnica, expulsión, GENOCIDIO, son actos cometidos desde hace más de 60 años por el movimiento sionista con el objetivo directo de apropiarse de Palestina.

Durante estos sesenta años la comunidad internacional y los gobiernos con representación en la misma han permitido este tipo de acciones, denunciando tímidamente y solo en determinadas ocasiones, estos crímenes de guerra contra la población civil palestina sin importarles que los niños, niñas, mujeres y hombres palestinos sean diariamente humillados, castigados, encarcelados, &nbsp asesinados, solo por una razón, ser palestinos, vivan o no en palestina.

Es una falsedad miserable relacionar violencia y Hamas, pues mucho antes de que existiera Hamas, origen del problema según los medios de comunicación al servicio del imperialismo, existió Sabra y Chatila, donde fueron asesinados 3000 palestinos indefensos, y Khan Yunis donde 140 refugiados y 135 habitantes locales desarmados fueron masacrados en 1953, o Kafr Qasim, etc.

Israel está perpetrando en Gaza crímenes contra la Humanidad, ante la indiferencia cómplice de la autoproclamada “Comunidad Internacional” y de algunos gobiernos árabes. Apoyado por EEUU, está masacrando al pueblo palestino. Ha convertido la Franja en una enorme prisión de la que nadie puede entrar ni salir sin permiso del carcelero, y donde se practican los castigos colectivos contra la indefensa población civil negando cualquier ley humanitaria internacional.

Desde que Hamas, enarbolando la bandera de la resistencia a la ocupación, ganara con el 65% de los votos las elecciones de 2006, auspiciadas y verificadas por Occidente, Israel ha convertido este territorio en un gueto, cercado a sus habitantes, tratando de rendirlos por hambre y desesperación, privándoles de agua, luz, trabajo, pan y de esperanza en un futuro en libertad. Una situación que cuenta con el apoyo de las principales potencias occidentales que han sometido a este territorio a un embargo financiero por parte de EEUU, UE, Japón y Canadá. Esta situación ha puesto a un millón y medio de habitantes de Gaza al borde de la hambruna. La tasa de pobreza ha pasado de un 29 % en 2004 al 81 % en 2008.

La violencia es la ocupación sionista. Cuando el 15 de mayo de 1948 se institucionalizó el autoproclamado estado de Israel, se consumaba un operativo terrorista de “limpieza étnica” que había destruido 531 aldeas y pueblos, asesinando a miles y expulsado a casi un millón de pobladores palestinos, la gran mayoría campesinos. Eso fue la Nakba, la catástrofe, la expulsión masiva del pueblo palestino de su tierra. Hoy son 7 millones de refugiados, con sus hijos, nietos y bisnietos, de los cuales 5 millones viven en campos de refugiados. La minoría, más de un millón, dentro de los límites de la actual Israel, son parias en su propia tierra, la Palestina histórica, y en muchos casos perdieron también sus casas. Otros 3 millones viven en Gaza y Cisjordania, territorios de la llamada “Autoridad Nacional Palestina”, en realidad bajo ocupación del ejército israelí y de 200.000 colonos sionistas.

La resistencia del pueblo palestino es el resultado de decenas de años de ocupación, que solo han supuesto humillación y pobreza. Una situación agravada en los últimos años por la gestión y el colaboracionismo de una dirigencia corrompida. Esta es una de las causas que explica el apoyo que Hamas tiene entre el pueblo palestino.

El derecho a la resistencia del pueblo palestino es lo que realmente se quiere doblegar con este genocidio. Resistir al ocupante, como lo hizo el pueblo de Madrid ante las tropas nazi-fascistas, es un derecho, es una obligación, No es terrorismo, es Resistencia.

El sionismo exhibe una vez más su repulsiva cara de muerte, asesinando niños, mujeres y ancianos. Destruye infraestructuras, impone su bestial dominio militar impunemente. El Derecho Internacional, la Convención de Ginebra, son letra muerta para los genocidas del s. XXI, y ante esta barbarie, los gobiernos de la UE y aquí, el de Zapatero, callan y equiparan vergonzosamente al verdugo con sus víctimas, convirtiéndose así objetivamente en cómplices del crimen que se está perpetrando en Palestina.

La justicia se restaurará solo cuando los palestinos recuperen su tierra, sus derechos y sean indemnizadas las víctimas.

Se equivocan si piensan que pueden callar la resistencia palestina y a los trabajadores del mundo entero. En estos momentos todos somos palestinos y no aceptamos la paz de los vencidos.

No puede permitirse ante tamaño crimen el silencio cómplice o poner un signo igual entre el genocida sionista y el legítimo derecho a la resistencia del pueblo palestino.

&nbsp Exigimos al gobierno Zapatero la ruptura de relaciones con el estado sionista. Exigimos el retorno de todos los refugiados palestinos, la libertad de los presos palestinos y la destrucción del muro del apartheid.

¡ ALTO AL GENOCIDIO EN GAZA, PAREMOS LA OCUPACIÓN ¡

¡ TODO EL APOYO A LA RESISTENCIA PALESTINA ¡

&nbsp LA EXIGENCIA DE

&nbsp ¡ RUPTURA DE RELACIONES DIPLOMÁTICAS Y COMERCIALES CON ISRAEL ¡

&nbsp TIENE QUE LLEGAR HASTA EL MINISTERIO DE ASUNTOS EXTERIORES

Asamblea contra la Globalización Capitalista y la Guerra, Asociación Marroquí de Derechos Humanos, Casa Pueblos, Coordinadora Sindical de Madrid, Corriente Roja, COBAS, Frente Popular de Liberación de Palestina, Iniciativa Comunista, Izquierda Anticapitalista, Izquierda Castellana, Partido Comunista de los Pueblos de España, Partido Comunista de España (m-l), Juventud Comunista de España (m-l), Plataforma de Ciudadanos por la República, Plataforma Sindical de la EMT, Red de de Jóvenes Palestinos, Solidaridad Obrera, Unión Proletaria, Vía Democrática,

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS