Crónica de 4 muertes anunciadas

Indignante y drámatico. Son dos calificativos que se quedan cortos para definir el estado de ánimo que produce enterarse, una vez más, de cuatro nuevas muertes de trabajadores…
esta vez en la construcción (en el hotel Son Molla, de Mallorca). Cuatro vidas sesgadas por la ambición de unos y la desidia de otros.

Cuatro muertes anunciadas y una obra hecha con prisas y sin las licencias oportunas. Una obra que ya habían denunciado los sindicatos por no cumplir los requisitos necesarios de seguridad y no tener las licencias correspondientes.

Unos sindicatos que no insistieron para que se solventara la situación, denunciandolo públicamente o concentrándose delante de la obra o del ayuntamiento hasta que les hicieran caso.

Un ayuntamiento que, en su desidia, llegó a llamar la atención a la empresa hasta tres veces en 45 días por no tener licencia municipal. Y presentan estos avisos como si con eso hubieran cumplido con su obligación y no fuera responsabilidad suya. ¡Tres veces en 45 días! sin que les hicieran caso. ¿A qué esperaban para cerrar esa obra? ¿a haberlos avisado 76 veces en dos meses?.

Y la ambición de unos dueños de hotel que, con tal de abrir cuanto antes el negocio, optaron por la peor de las soluciones, obligar a trabajar como nunca debe hacerse, con las prisas como garantía de protección y calidad.
¿Hasta cuando seguirán pagando los trabajadores las negligencias de las empresas y la administración?. ¿Quién va a pagar por este nuevo delito contra la seguridad y la vida de los que no tienen otra cosa para sobrevivir que no sea su trabajo?.

http://extremadura.cnt.es/

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS