COSTA RICA : ¿ Cuándo terminará la Campaña de Mentiras ?

¿Cuándo terminará la campaña de mentiras?&nbsp

Alfonso J. Palacios Echeverría.&nbsp

Leí con estupor un reportaje publicado en el Diario Extra, titulado “El PAC está poniendo el futuro de costa rica en manos de Daniel Ortega”, basado en una entrevista realizada al señor Jorge Mc Cornick, promotor del Movimiento por Costa Rica, en el cual se resumen todas las tergiversaciones posibles con relación a la aprobación del TLC en el referéndum y las leyes que se discuten en la Asamblea Legislativa conocidas como el “paquete de implementación” de dicho tratado.Considero que semejante esperpento noticioso debe ser comentado y no porque sea o no sea miembro de ningún partido político, que no lo soy, sino por respeto a los ciudadanos. Y por ello voy a sustraer algunos párrafos, los más llamativos, y comentarlos.

Al inicio del reportaje se dice lo siguiente: “Mc Cornick sostiene que al ser el Partido Acción Ciudadana el principal obstructor de la agenda en el congreso, será el responsable de las consecuencias que traiga poner el futuro del país en manos del resto de los gobernantes del área, entre ellos Daniel Ortega, ya que se obliga a Costa Rica a pedirles un nuevo plazo para aprobar las leyes y esta concesión difícilmente será gratuita, y lo considera un suicidio político.”

Falso. El poner el futuro del país en manos de otros gobiernos se realizó cuando se negoció y se aprobó el tratado con esta cláusula: la de tener que pedir autorización a todos los firmantes para realizar cierto tipo de acciones. Si ello no se pensó en una mirada prospectiva al momento de negociar, sabiendo que Ortega volvería al poder (el hombre es el único animal que se golpea dos veces con la misma piedra) y que su animadversión hacia Costa Rica es atávica, por el apoyo que nuestro país le prestó a los contras, no es el PAC el responsable.Falso es también que el PAC sea el obstructor de la agenda del Congreso. El verdadero obstructor es el grupo perverso de los que mintiendo a mansalva, dicen que en referéndum se aprobaron las leyes de implementación, los que engañan a la Corte enviando versiones de leyes distintas a las aprobadas, le agregan cosas a las leyes del paquete de implementación que nada tiene que ver con las exigencias del tratado, y obligan a la oposición a ponerle freno a las tropelías del grupo que impulsan dichas leyes. ¡No existe animal más perverso que el animal político!En el marasmo de mediocridad a que estamos acostumbrados, la tergiversación de los hechos y las circunstancias por los políticos, para tapar sus chapuzas y las hábiles maniobras para esconder acciones perversas o delictivas, es la nota común.

Luego dice: “El PAC tiene que renovar su vocación democrática y esto en concreto implica dejar que se vote ya la agenda de implementación.” ¿Y eso? ¿De dónde sale semejante aseveración? ¿Ello significa que ser democrático es plegarse a los caprichos del grupo perverso que impulsa el paquete de leyes, sin objeción, discusión ni comentario, renunciando a su derecho y su obligación de defender a los ciudadanos que los eligieron? ¡Qué barbaridad! Lo que sucede es que acostumbrados a lo recomendado en el memorandum Casas-Sánchez e implementado a pies juntillas por el gobierno y sus cómplices, creen que la arena del Congreso es la misma que la del atosigamiento mediático a que sometieron al pueblo. Democracia es discusión, es contrastar, es ceder y defender, es diálogo. ¡No es bajar la cabeza ante quienes deseen imponer sus intereses por encima del bienestar ciudadano!

Más adelante, en la entrevista, se lee lo siguiente: “¿Se está mintiendo sobre la agenda de implementación y las consecuencias de su no aprobación? Han dicho que no hay fecha para su aprobación y esto es muestra del uso sistemático de la mentira, porque el TLC dice que a partir de que entre en vigencia en los primeros dos países hay un periodo de dos años para depositarlo, 90 días después de depositado entra en vigencia a menos que todas las partes otorguen su venia para que esto no se haga. Los demás países podrán hacerse de la vista gorda y dejarnos proceder sin más, pero legalmente lo tienen, y cuando uno va a una negociación a pedir algo, la otra parte le pide algo a cambio y poner a Costa Rica en una posición en que un acuerdo ya negociado no puede ser aplicado sino que debe ir a pedir permiso a las otras partes para que le den más tiempo es exponerla a demandas ulteriores.”

Es asombroso el uso de la tergiversación que realiza este señor. La palabra clave en la respuesta a la pregunta del periodista de este señor es “depositarlo”. Es decir, que Costa Rica debe depositarlo en la Organización de Estados Americanos, como está pactado en el mismo tratado, cosa que no ha hecho desde que se aprobó en el referéndum, dejando pasar el tiempo impunemente. Y otra cosa muy diferente es la ratificación que debe hacer el ejecutivo norteamericano, de que el país ha cumplido con las modificaciones pactadas en su régimen jurídico. El que miente es él, en el mejor estilo Casas-Sánchez. Le está haciendo el juego político al presidente de la república, que incluso sale a los canales de televisión a mentir descaradamente. A acusar al partido opositor de algo que es su responsabilidad por dos motivos: por irse más allá de lo que tratado exige generando la reacción del PAC, con todo derecho, y por no “presentar” el tratado aprobado ante la OEA.

Algo sumamente grave, dicho como de paso, es la siguiente frase: “Lamentablemente hay grupos que están buscando ese desencanto con la institucionalidad democrática para justificar su constante llamado a romper con la institucionalidad democrática.” En palabras inteligibles: se está buscando (no dice quién, pero a buen entendedor pocas palabras) destruir la democracia costarricense a través de la oposición firme ante las pretensiones del PLUSC en este y otros temas, junto a sus acólitos de ínfimo grado. ¡Qué poca memoria tiene este señor! Como que ambos partidos PLN y PUSC no hubiesen utilizado las mismas formas de ejercer la oposición en el pasado. O sea: cuando uno se opone a las pretensiones del grupo gobernante lo que está haciendo es atentar contra el sistema democrático. ¡Todo lo contrario! Eso es democracia. Sobre todo cuando el grupo gobernante desea aprovecharse de las circunstancias para complacer a los grupos económicamente poderosos, a quienes debe innumerables favores.

Y así continúa este señor mencionando una serie de barbaridades dignas de una tragicomedia de las que se estilan en nuestros teatruchos de vodevil. Y entre ellas, tergiversando las cifras de aprobación del TLC, que todos sabemos que es menor al treinta y tres por ciento del padrón electoral, o sea que no es una aprobación legítima, aunque sea legal.

Pero lo más terrible de todo lo que he reseñado anteriormente es que se publica en La Extra, periódico que llega a aquellos ciudadanos que acostumbran leer con morbosa fruición la prensa amarilla, y que precisamente son los menos informados. ¡Pues no leen otra cosa! Y el daño que se puede lograr infringir es enorme con esta estrategia mediática. Porque son los más.

Y para finalizar: señala el entrevistado que los pobres votaron SI por el TLC, y las clases medias y altas votaron NO, como si ello fuese algo malo. El que los más informados, educados y críticos no se tragaran la rueda de molino que nos querían hacer ingerir de manera engañosa resulta para este señor algo malo y deplorable. ¡Por favor, seamos más serios! ¡Una argumentación demagógica como ésta es realmente vergonzante! Ya en Costa Rica no estamos para aceptar que nos traten con las modalidades de antaño, en que los políticos corruptos que han gobernado durante decenios siempre creyeron que manejaban peones analfabetos de una inmensa finca.

Como puede verse, la estrategia mediática utilizada por el grupo que representa el entrevistado es la misma, idéntica, a la que utilizó el gobierno actual y sus corifeos y financiantes: miente, miente, que a la larga la gente termina creyendo lo que dices.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS