Corte Constitucional colombiana designa a Fiscalía General para administrar bienes de FARC

Publicidad

La Corte Constitucional de Colombia resolvió el jueves que la Fiscalía General sea la que administre los bienes no inventariados de la exguerrilla de las FARC debido a que existía un conflicto de competencias entre ese organismo y la Jurisdicción Especial de Paz (JEP).

«La Corte Constitucional determinó que la Fiscalía es la competente para adoptar medidas cautelares sobre los bienes relacionados con las FARC que estén en proceso de extinción de dominio en esa entidad», indicó la Corte a través de su cuenta de la red social Twitter.

Agregó que la Fiscalía debe tomar las medidas del caso para administrar los bienes de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) para que puedan ser usados en la reparación de las víctimas del conflicto armado interno.

El magistrado Luis Guillermo Guerrero dijo en una conferencia de prensa que «aquellos bienes que sean objeto de extinción de dominio deben ser usados para reparar a las víctimas».

La decisión de la Corte se dio luego de que los magistrados debatieron el decreto ley 903 de 2017, el cual establece que es la jurisdicción ordinaria (y no la transicional, como el caso de la JEP o tribunal de paz de este país) que debe tener a su cargo los bienes que no estén incluidos en el inventario entregado por las FARC tras la dejación de armas.

Los excombatientes firmaron la paz con el Gobierno de Juan Manuel Santos (2010-2018) en noviembre de 2016 y a mediados de 2017 cerca de 7.000 de ellos dejaron las armas, se desmovilizaron e iniciaron procesos de reincorporación a la vida civil orientados por el Estado.

«Tanto el acto legislativo como el decreto ley atribuyen competencia a la jurisdicción ordinaria para conocer de la acción penal por hechos punibles cometidos respecto de bienes no incluidos en el inventario», dice uno de los apartes de la sentencia analizada por la Corte.

El conflicto de competencias entre ambos organismos se dio luego de que la JEP (tribunal creado en los diálogos de La Habana) le ordenó a la Fiscalía General que le entregara un informe sobre los bienes de las FARC que no fueron declarados por esa exguerrilla al 15 de agosto de 2017, fecha límite que tuvo para entregarlos.

El fiscal general, Néstor Humberto Martínez, calificó el pedido de la JEP como «improcedente», y señaló que cualquier bien de las FARC encontrado después de esa fecha tendría que ser objeto de extinción de dominio por parte de la justicia ordinaria por tener un origen ilícito.

Según la Fiscalía, después del 15 de agosto de 2017 se han encontrado 548 predios urbanos, 5.228 bienes rurales, 207 bienes baldíos, 284 predios comerciales, 792.808 animales de ganadería y 1.166 vehículos que no fueron declarados por las FARC.

Es claro que el movimiento de la Fiscalía colombiana, controlada por la administración uribista del Estado oligárquico del país, tiene como objetivo terminar de destruir la Jurisdicción Especial para la Paz, la cual ha sido atacada sistemáticamente desde que asumió Iván Duque la presidencia, y dar un golpe económico a la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, nombre de la ex insurgencia armada, que debilite aún más su participación en el sistema institucional de partidos políticos.

mundo.sputniknews.com/america-latina/201903291086376201-bienes-no-inventariados-exguerrilla/

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More