Correa dialoga con empresarios y no con los maestros

El pueblo lo condena ahora no solamente por su actitud tozuda, beligerante, arrogante, cargada de odio, sino fundamentalmente su gestión gubernamental.
En efecto, el ejército de burócratas modernistas y reaccionarios que están poblando los más de 28 ministerios o carteras de estado configuran un proyecto de corte capitalista-desarrollista, que no lesiona en absoluto la actual estructura piramidal de explotación y dependencia.
&nbsp Las promocionadas reformas fiscales, administrativas, laborales, jurídicas, educativas, militares, no pasan de ser medidas modernizantes que en nada han afectado al sistema de explotación que ofreció combatir y eliminar en sus discursos electorales. La diferencia es por el efecto mediático que han tenido, esa especie de cortina de humo, esa campaña de verborragia, luz, sonido e imagen.
&nbsp El pueblo lo rechaza porque además lo engañó con ese discurso falsamente izquierdista.
&nbsp Ahora, &nbsp &nbsp cuando se ha lanzado desbocadamente a expedir las leyes desde la Asamblea Legislativa a la cual le obligó a ponerse plazos imposibles de cumplir, se encuentra con que la lectura atenta de los proyectos de ley nos permite descubrir mil y un estratagemas, decenas de ardides para asegurar los capitales de las grandes empresas, disminuir los derechos de los trabajadores, y crear una estructura blindada que asegure un modelo corporativista y ególatra.
&nbsp Una mirada atenta de los perfiles de los funcionarios de alto nivel que construyen el nuevo modelo de Estado liberal-reformista, permite deducir que la cacareada meritocracia que usurpa las funciones del Estado, al lado de la jerarquía de la iglesia que a esta altura de la tensión política no dice ni tus ni mus, precisamente porque recibe enormes beneficios de este quintacolumnista salesiano, no pasa de ser sino la plataforma del neoliberalismo de nuevo cuño.
&nbsp
Para este efecto se vale de una estructura política personalista, de corte caudillista como antes fuera la de Guevara Moreno, Asaad Bucaram, Velasco Ibarra, Abdalá Bucaram, que alcanza a engañar a una parte del pueblo. El uso maquiavélico de la comunicación le ha ayudado enormemente y para eso ha destinado&nbsp enormes sumas que engordan los bolsillos de los propietarios de los medios de comunicación.
En los discursos fogosos en los que nos ha pretendido hacer creer que defiende al Estado, hemos descubierto que trata de asegurarse una larga estadía en Carondelet. Así se entiende la propuesta de conformación de muchos organismos donde los delegados presidenciales dirigirán no solamente el Banco Central sino las universidades y hasta las supervisiones del Ministerio de Educación. De esta manera parece decir EL ESTADO SOY YO, sin meditar que mañana, por efecto del péndulo político vendrá un presidente que podrá con facilidad reprimir y explotar más al pueblo porque así estaría dicho en la Constitución o en las leyes.
&nbsp
Como ya nos enseña la historia, la introducción de este modelo de gobierno se apuntala en la obediencia y sumisión de los &nbsp hombres armados&nbsp de la policía y el ejército que reprimen con ferocidad al pueblo y aplican su acción &nbsp en los campos y ciudades. El mejor ejemplo fue la muerte del profesor Bosco Wizuma, a manos de efectivos policiales que arremetieron &nbsp contra las manifestaciones del pueblo de Macas y sus profesores.
&nbsp En este caso las manos de Correa, del Ministro Jalhk, el viceministro Carvajal, se han manchado de la sangre de uno de los maestros, quien precisamente era dirigente indígena y activo militante de la Unión Nacional de Educadores. &nbsp Para evadir sus responsabilidades ahora dicen que las exigencias de la UNE, de lsos trabajadores, de los mineros, de los indígenas, son acciones de la derecha e incluso mezclan con las acciones políticas del ex Presidente Lucio Gutiérrez, o sea la misma estrategia comunicativa de siempre: miente, miente y miente, que algo queda.
Entre tanto, según el asambleísta César Rodríguez, &nbsp afirmaba en la radio Sonorama, que algunos asambleístas se reunían con los representantes de las Cámaras de la Producción en la ciudad de Guayaquil. Resulta contradictorio que se reúnan con los capitalistas y no haya tiempo para los maestros, y con los indígenas se ponga tantas trabas.
En otras palabras, palo y fuego contra el pueblo y sus dirigentes, y mimos, reuniones y atenciones a los capitalistas. Esta parece ser la filosofía del mal llamado socialismo del siglo XXI.
NOTICIAS ANTICAPITALISTAS