Contreras el ex jefe de la DINA confesó 580 crímenes y acusó a Pinochet. La cúpula criminal se derrumba!!

General (R) Entregó Carta a la Corte Suprema Manuel Contreras reveló detalles del destino de 500 detenidos desaparecidos.

(Europa Press) El ex director de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) Manuel Contreras reveló hoy detalles sobre el destino de más de 500 detenidos desaparecidos, que entregó a la Corte Suprema, al Consejo de Defensa del Estado y al Ministerio de Justicia, y culpó al general (R) Augusto Pinochet de violaciones a los Derechos Humanos.

Después de 30 años negando sistemáticamente ante la Justicia y la opinión pública chilena y extranjera las violaciones a los Derechos Humanos cometidas durante el gobierno de Augusto Pinochet (1973-1990), el general retirado Manuel Contreras, ex jefe de la DINA, órgano represivo del régimen de facto, entregó hoy a la justicia una carta que contiene una lista de más de 500 chilenos y chilenas que permanecen en calidad de detenidos desaparecidos.

La impactante misiva da cuenta detalladamente de los organismos armados o las organizaciones represivas que detuvieron a las personas, sus lugares de detención, los castigos a los que fueron sometidos y el destino final de sus cuerpos.

El general Contreras, que ya cumplió siete años de cárcel por el asesinato en Washington del ex ministro de Relaciones Exteriores de Salvador Allende, Orlando Letelier (1976), se encuentra hoy encarcelado y condenado a 12 años de cárcel por la muerte de otro opositor al régimen de facto.

Contreras, quien desayunaba a diario con Pinochet y ejecutaba directamente las órdenes del gobernante, estuvo a cargo de la DINA en lo que los historiadores han calificado como el período más negro del régimen militar, en el que murieron cerca de 7.000 personas, de las cuales poco más de 3.500 permanecen aún en calidad de detenidos desaparecidos.

El general Contreras, procesado en cientos de casos de violaciones a los DDHH, está vinculado a la 'Operación Cóndor', la 'Caravana de la Muerte', el asesinato del general Carlos Prats y su esposa (Buenos Aires, 1974) y en la detención y desaparición de la cúpula del Partido Comunista Chileno (1975), sólo por nombrar las operaciones de exterminio más conocidas por su brutalidad y violencia.

Fuentes judiciales confirmaron que la carta de Contreras tiene 11 páginas y que en ella pide que la justicia designe a un juez especial para que investigue las desapariciones. «He resuelto desarrollar este trabajo, que tiene calidad de informe sobre determinadas materias de interés nacional para ponerlo a disposición y conocimiento de todos los poderes del Estado y especialmente para la información pública de mis conciudadanos», señala Contreras en su carta.

«…Como director de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) no he podido sustraerme, ni moral ni profesionalmente, a la barbarie judicial y publicitaria a la que han sido sometidos todo un conjunto de personas absolutamente inocentes, integrantes de las diferentes instituciones de la defensa nacional y civiles provenientes de todos los niveles profesionales de la sociedad chilena que pertenecieron a la Dirección por mí comandada», señala la declaración.

Al respecto, el abogado del ex jefe represor, Juan Carlos Manns, dijo que su cliente quiere que los suboficiales del Ejército que estuvieron a su cargo en la DINA queden «libres de toda responsabilidad».

Este «gesto» del ex jefe de la DINA, quien incluso está procesado en ausencia en Italia por el intento de asesinato del demócrata cristiano Bernardo Leighton, se produce a una semana de que el juez Juan Guzmán Tapia, quien procesó a Pinochet y también a Contreras por varias causas de DDHH, evaluara positivamente al condenado porque con sus palabras «asumió su responsabilidad de mando» en los crímenes, al contrario de lo que hizo Pinochet.


El general que se volvió un Contreras para Pinochet

El general Contreras, ex jefe de la DINA, reveló ayer datos de 580 desaparecidos y acusó a su ex jefe.   

La traición, en un delito, puede tener patas cortas. Porque quien la comete nunca podrá estar seguro de no ser traicionado a su vez. Ese parece ser el destino del ex dictador chileno Augusto Pinochet a manos del general Manuel Contreras, ex jefe de su policía política, la tenebrosa DINA, quien ayer, en un gesto sin precedentes, culpó a su antiguo superior por los crímenes atribuidos a sus agentes y reveló el paradero de 580 desaparecidos, muchos de los cuales fueron lanzados al mar en Chile y la Argentina.

En una inédita confesión que remitió a una notaría de Santiago, el fundador de la DINA (Dirección de Inteligencia Nacional) afirmó que la responsabilidad por los actos de sus agentes secretos debe adjudicarse “al comandante en jefe del ejército y presidente de la República de la época, general Augusto Pinochet”. También incluyó en estos actos “a los comandantes en jefe de las respectivas instituciones armadas y de orden” y a quienes “formaban parte de los diferentes ministerios en los cargos más altos” durante el régimen militar (1973-1990). “Esta noticia es realmente impactante y confirma lo que hemos dicho durante tantos años”, dijo Mireya García, vicepresidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos.

Contreras permanece encarcelado en el penal Cordillera, en la zona este de Santiago, donde cumple una condena a 12 años de prisión. “He resuelto desarrollar este trabajo, que tiene calidad de informe sobre determinadas materias de interés nacional, para ponerlo a disposición y conocimiento de todos los poderes del Estado y especialmente para la información pública de mis conciudadanos”, dijo el informe de Contreras. En unas 30 páginas, el documento contiene los nombres de 580 desaparecidos sepultados clandestinamente, desde donde algunos cuerpos fueron sacados por los militares y lanzados al mar principalmente en la zona de Los Molles, al sur de la ciudad de Coquimbo y a 400 km al norte de Santiago. El informe consigna los casos de numerosos chilenos detenidos en la Argentina durante las dictaduras militares en ese país y lanzados al mar “en tambores que eran rellenados con cemento”. Pinochet desligó toda responsabilidad en sus subordinados, por lo que Contreras declaró en septiembre pasado: “Nos dejó absolutamente solos. Perdió la oportunidad de haber sido un líder, de hacer lo que dijo, que no le tocarían a ningún hombre. No lo cumplió”, agregó en esas declaraciones a la revista El Sábado del diario El Mercurio.

Fuente: Pàg/12 Argentina


Un asesino confeso y orgulloso de su tarea

El general retirado Manuel Contreras Sepúlveda fue uno de los nombres claves de la represión durante la dictadura de Augusto Pinochet, que se extendió desde 1973 a 1990.

Pero su principal papel lo jugó como jefe máximo de la temible policía secreta de la dictadura, apenas oculta bajo las siglas de la DINA, la Dirección de Inteligencia Nacional, que ordenaba las detenciones clandestinas de los opositores.

La DINA fue además el motor del Plan Cóndor, que coordinó la represión entre las dictaduras del Cono Sur.

No hace mucho, Contreras declaró desde la cárcel, y casi con orgullo, que «la DINA tenía relaciones con la CIA, las tuvo siempre. Tuve contactos con 40 agencias de inteligencia del mundo. Tuve relaciones con la KGB soviética, la CIA, la Kcia de Corea del Sur, con la Savak de Irán, con Alemania, con todos los países suramericanos, con gran parte de los países centroamericanos, con los franceses, con los ingleses y con el Mossad israelí». Y proclamó que Chile fue el único país de la región «que tuvo éxito» en combatir al terrorismo.

Este anciano amargado, condenado a doce años de cárcel, tiene un enemigo principal: el ex dictador Augusto Pinochet. Hacia el final del gobierno militar, la junta gobernante emitió una autoamnistía con una única excepción, el propio Contreras.

En un testimonio en 1997 a la Corte Suprema, él sostuvo: «La DINA es un organismo militar (…) que dependía, primero, directamente del Presidente de la Honorable Junta de Gobierno (Pinochet), y posteriormente, del Presidente de la República (Pinochet)».

Fuente: Clarín


La cúpula fascista que gobernó Chile entre 1973-90 se derrumba!!

x MMB

Unos se acusan a otros de deslealtad. Contreras dice que Pinochet ha dejado en la estacada a sus hombres y que se refugía bajo las faldas de su esposa.

Altos cargos militares acusan en privado a Pinochet y familia de ladrones. Estos acusan de traidores a los otros.

El aislamiento de Pinochet, que empezó en julio de 2004, cuando el Senado norteamericano reveló que Pinochet tenía millonarias cuentas secretas en Estados Unidos, fue el principio del fin de su mentira. Cuantos no se han hecho millonarios en España con la lucha antiterrorista!!. 

Ha empezado el sálvese quien pueda, como en el III Reich, cuando todos iban a suicidarse junto con Hitler y lamentablemente al final se suicido sólo.
 
La mentira tiene las patas cortas y los miserables más temprano que tarde serán eso unos simples miserables olvidados por todos los hombres y mujeres libres.

Bueno creo que ahora el Augusto ladrón y asesino ya puede ir a la cárcel junto a sus queridos compañeros de armas, vamos lo que el llamaba sus hombres.

Al final será procesado por lo que ha sido toda su vida un cobarde, un asesino y un ladrón!!

Unos asesinos cobarde y miserables eso es lo que siempre han sido!!

Militares de madera!!

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS