Contra la ordenanza de la vergüenza

El Ayuntamiento de Zamora ha preparado el borrador de una ordenanza que quiere aprobar llamada por la convivencia ciudadana y contra los actos vandálicos, ordenanza llamada a atacar la convivencia.

Una vez mas las mentas conservadoras, reaccionarias e hipócritas de los dirigentes políticos y empresarios que manda en esta ciudad, muestran su verdadera moral. En esta ordenanza se reprueba y castigan las siguientes actuaciones:

Tender la ropa.
Dormirse en un banco.
Escupir.
Ir en patinete.
Ir en bicicleta.
Vomitar.
Sentarse en los jardines.
Beber en la Calle.
Llevar la música alta.
Orinar.
Hacer pintadas.
Pegar carteles.
Poner pegatinas.
Repartir octavillas o tirarlas.
Limpiar el coche.
Tirar colillas.

Estas ordenanzas dejan a la policía municipal un margen de actuación absolutamente autoritario y arbitrario. Todas y cada una de estas supuestas, malas actuaciones, les llevan a hablar en el desarrollo de la misma, de comportamientos antisociales.

Estamos ante un Ayuntamiento y una elite política y empresarial que tienen abandonados, los servicios públicos: autobuses, limpieza, jardines, basuras, etc., mientras hacen negocio con los mismos; que se gastan ingentes cantidades de dinero en favorecer el desarrollo de sus negocios y el de sus amigos, mientras abandonan los barrios obreros dejando que se degraden de una manera considerable (Los Bloques, Pinilla, la Alberca, San José Obrero, etc.)

Estos dirigentes son los que con sus políticas, mandan a cientos de jóvenes a la emigración, tienen las cotas de pobreza y de paro más altas del Estado, la precariedad laboral es indecente, favorecen con sus políticas el enriquecimiento de la clase empresarial, favorecen una política que impide el acceso de miles de jóvenes a una vivienda, impiden que la mujer acceda al trabajo (las cotas de paro femenino es de la mayor de la comunidad autónoma) etc. Llevan gobernando y mandando, desde siempre, convirtiendo esta ciudad y esta provincia, en un sitio en el que los hijos de los trabajadores tienen muy difícil su futuro.

Las actuaciones que persiguen, son actuaciones que no ponen en peligro la convivencia, lo que pone en riesgo la convivencia y es un ataque a la clase trabajadora y a los jóvenes estudiantes y trabajadores, son las políticas neoliberales, reaccionarias, que atacan los derechos laborales, económicos, civiles y políticos.

Atacan las posibilidades de diversión (patinar, ir en bici, disfrutar con los amigos pues la gente no tiene dinero para gastárselo en los bares), posibilidades de relacionarse con la ciudad y sus elementos (jardines, bancos), las posibilidades de expresión (murales, pegatinas, carteles, etc.), atacan las reglas de convivencia de los barrios obreros donde la gente tiende la ropa en sus ventanas, atacan al sentido común y los derechos mas básicos que es usar la calle con libertad, Atacan a los jubilados que usan los bancos y la calle como marcan sus necesidades, mientras siguen sin existir lavabos públicos etc.
Como siempre los “liberales”, solo entienden la supuesta libertad para robarle el dinero al pueblo y los trabajadores (la plusvalía es un robo), la libertades ciudadanas ni las entienden ni las quieren, pues quieren sacar a la gente de las calles para poder controlarnos a todos.

Ante esto, se sacan normas reaccionarias y antidemocráticas, por lo que desde Espacio Alternativo vamos a luchar por la no aprobación y por supuesto, si es aprobada, la derogación de las ordenanzas municipales de “civismo”, como las aprobadas en Barcelona y Sevilla, en la medida en que suponen una criminalización de la pobreza y la disidencia y son la versión postmoderna de las leyes franquistas “de vagos y maleantes”, de infausta memoria.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS