Contra el Terrorismo Sionista

CONTRA EL TERRORISMO SIONISTA.

 

Desde que en 1948 se proclamó el estado de Israel en tierras robadas por la fuerza al pueblo palestino, éste ha sido sometido por el sionismo a un genocidio permanente, obligado a vivir fuera de su tierra como refugiados, en muchos casos en campamentos sin luz, agua, apenas comida, ni derechos. Siguiendo con su práctica colonial, en 1967 el ejército sionista ocupó la Franja de Gaza, Cisjordania y Jerusalén Este, engrosando el éxodo de refugiados, acercándose en la actualidad a seis millones de palestinos/as.

Han sido tiempos de dominación colonial, de verdadero genocidio: persecuciones, matanzas planificadas, torturas, encarcelamientos, etc., pero también de heroica resistencia anticolonial empleando todas las formas de lucha sin apenas medios, con dos levantamientos populares o intifadas que nos dejaron aquellas imágenes significativas de niños enfrentándose con piedras a los tanques de la gran potencia nuclearsionista.

A pesar de todo, tampoco este ha sido un buen año para el pueblo palestino. El pasado 25 de enero se celebraron las elecciones más democráticas de toda la región, según los patrones occidentales, pero los resultados no fueron del agrado de los ocupantes ni del imperialismo occidental liderado por USAmérica y decidieron castigar por ello al pueblo aplicando el bloqueo económico y suspendiendo la transferencia de fondos de la ayuda internacional. En la actualidad, el gobierno sionista tiene retenidos 600 millones de dólares que pertenecen a los palestinos/as. Junto al castigo económico, el estado colonial israelí intensificó las incursiones militares aéreas y terrestres provocando decenas de asesinatos de civiles cada meshasta llegar a la invasión terrorista de la Franja de Gaza el pasado 28 de junio que aisló a su población del resto del mundo cerrando militarmente sus fronteras, bombardeando las infraestructuras civiles, sus ciudades y pueblos, convirtiendo la Franja en una enorme cárcel con más de un millón cuatrocientos mil prisioneros. Al castigo económico y militar contra el pueblo palestino, el estado sionista incorporó el castigo político concretado en el encarcelamiento de 34 de sus diputados y varios ministros, la imposibilidad de que los 74 diputados de Gaza puedan acudir a Ramallah donde se encuentra el parlamento, el acoso y amenazas al primer ministro y su gobierno que los deja en una situación de clandestinidad. Esta suma de opresión económica, militar y políticaha dejado al pueblo palestino en condiciones de pobreza generalizada, rozando el caos humanitario, la economía paralizada, decenas de miles de funcionarios sin cobrar su salario durante meses, cerca de 500 palestinos asesinados en poco más de cinco meses (una buena parte niños), miles de heridos y las instituciones políticas paralizadas. Aprovechando la situación crítica que ha impuesto al pueblo palestino, el estado sionista está intentando llevarlo al enfrentamiento civil, al igual que en Líbano y lo mismo que sus aliados usamericanos en Iraq, Afganistán y en otros países de América Latina y Este de Europa. El estado sionista lleva a cabo una guerra total contra el pueblo palestino, sigue construyendo el muro del apartheidanexionándose cada vez más territorio palestino, incluyendo Jerusalén Este, y utilizando la represión y los asentamientos con colonos judíos como instrumento expansionista. Desde 1948 el estado sionista ha robado el 90% de la Palestina histórica y está dividiendo la parte restante en ghettos aislados entre sí y vigilados por el ejército de ocupación israelí, emulando las viejas prácticas nazis.

Para llevar a cabo el proyecto neoliberal del “Nuevo Oriente Medio” el imperialismo usamericano amenaza e invade países soberanos como Afganistán e Iraq y colabora con al sionismo en la invasión del Líbano y ocupación de Palestina. Mientras tanto, la OTAN firma acuerdos de colaboración con el estado judío y los gobiernos europeos, incluyendo el español, mantienen relaciones diplomáticas, comerciales (incluyendo la compra y venta de armas), deportivas, culturales, etc.,dando una imagen del estado sionista que nada tiene que ver con la realidad.

El estado judío es un estado colonial, terrorista y racista que lleva a cabo una práctica genocida contra el pueblo palestino desde su constitución en 1948, que incumple sistemáticamente las resoluciones de Naciones Unidas, la legislación internacional sobre derechos humanos, la Convención de Ginebra y el dictamen del Tribunal de Justicia Internacional contra la construcción del muro del apartheid.

La iniciativa de paz propuesta por el gobierno Zapatero a mediados de noviembre no servirá para nada si no tiene en cuenta la realidad descrita y comienza presionando al estado sionista con un cambio radical de su política, exigiendo la suspensión del acuerdo preferencial de comercio entre la Unión Europea e Israel y rompiendo toda relación económica, comercial, diplomática, cultural, etc. del estado español con el estado sionista. Con el sionismo como con el fascismo no hay soluciones parciales, o se lucha contra él o te conviertes en colaboracionista.

Más de170 asociaciones representativas del pueblo palestino, tanto de los Territorios Ocupados como del exterior, han hecho un llamamiento al boicot del estado sionista y sus intereses económicos, sociales, culturales, etc. Tomando como referencia el boicot internacional que en los años 80 se llevó a cabo contra el régimen de apartheid de Sur Africa, asociaciones de todo el mundo van sumándose a la campaña de boicot contra el estado sionista de Israel. Desde el Comité de Solidaridad con los Pueblos de Valladolid, exhortamos a los ciudadanos/as de nuestra ciudad, a su tejido asociativo, a participar activamente en esta campaña de boicot no comprando productos procedentes de Israel o fabricados por empresas que mantienen relaciones con los sionistas, boicotear toda representación sionista en nuestra ciudad ya sea en actos deportivos, culturales, políticos, científicos, etc. . Levantamos un grito de alerta para que nuestra ciudad no coopere con el genocidio sionista contra el pueblo palestino. Esta campaña de boicot se extenderá en el tiempo hasta que el estado terrorista de Israel cumpla con lalegislación internacional, respete los derechos humanos, se retire de los Territorios Ocupados durante la invasión de 1967,destruya el muro del apartheid, libere a todos los presioneros/as y el pueblo palestino pueda constituir un estado soberano e independiente en su territorio.

El imperialismo-sionismo ha fracasado en Afganistán, Iraq, Líbano y deberá ser derrotado también en Palestina.

El próximo viernes, día 15 de diciembre, concentración antisionista, en solidaridad con Palestina, a las 20:30 h. en la Plaza Fuente Dorada. ACUDE.

NO COOPEREMOS CON UN ESTADO RACISTA Y TERRORISTA.

VIVA LA UCHA DEL PUEBLO PALESTINO.

SOCIALISMO O BARBARIE.

Diciembre 2006.

 

Comité de Solidaridad con los Pueblos (CSP). Valladolid

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS