Continúan los asesinatos policiales a gente de raza negra en los Estados Unidos

Publicidad

Según el Washington Post 505 personas han sido muertas por la policía en Estados Unidosen lo que va de año, la mayoría de ellas jóvenes de color.

El martes por la mañana, Alton Sterling fue asesinado a sangre fría en Baton Rouge, Lousiana (como se demuestra en el vídeo que podéis ver aquí). Sterling era un afroamericano de 37 años de edad y padre de 5 hijos que se encontraba vendiendo CDs en la puerta de un local comercial. Como se dice en el vídeo, el propietario del local no tenía incovenientes en lo que Sterling hacía. Centenares de personas mantuvieron una vigilia la pasada noche para honorarlo, después de que la noticia desatara dos días de protesta y varios activistas fueran arrestados tras haber bloqueado la Interestatal 676.

Los agentes que cometieron el asesinato, Blane Salomoni y Howie Lake II, han sido suspendidos de empleo pero no de sueldo. El año 2014 Lake había sido suspendido también de empleo pero no de sueldo por haber estado envuelto en los disparos a otro afroamericano, Kevin Knight.

Sterling es como mínimo la 32 persona muerta por la policía en Lousiana desde 2015.

El Departamento de Justicia ha abierto una investigación. Sin embargo, en declaraciones a Democracy Now el representante del Estado de Lousiana Ted Janes dijo:”El Gobierno Federal ha respondido en un tiempo récord. Lo triste es que ha pasado tantas veces que el Gobierno Federal y los estados ahora saben lo que hacer cuando la policía asesina a personas negras en su comunidad”1.

Mientras tanto, centenares de manifestantes se congregaron en frente de la casa del Gobernador de Minnesota para protestar por los disparos de la policía que acabaron con la vida de Philando Castile después de haber sido requerido por la policía a detener el coche en el que viajaba a causa de una luz piloto rota.

Lo que ocurrió inmediatamente tras el tiroteo fue grabado por su novia, Lavish Reynolds, quien gritaba junto a su novio agonizante diciendo que le habían disparado cuatro veces mientras intentaba sacar su cartera para identificarse y “Por favor, no me digáis que está muerto”. En el coche viajaba también su hija de 4 años2 (vídeo aquí).

En los últimos años la brutalidad policial se está convirtiendo en una constante contra la población de color, así como la impunidad con la que los agentes escapan a crímenes consecutivos, a menudo grabados en vídeo, contra negros desarmados e incluso niños. La indignación y las protestas alcanzaron su punto culminante en agosto de 2014 cuando Darren Wilson, un policía que había disparado contra el adolescente desarmado, Michael Brown, fue declarado inocente. Las protesta se saldaron con decenas de detenidos.

Actualmente el movimiento Black Lives Matter (Las vidas de los negros cuentan), intenta contrarrestar esta situación en los Estados Unidos.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More