Continúan las protestas contra la reforma laboral y contra los recortes sociales en Asturies

 

Pasadas las siete y media de la tarde partió de la plaza de El Humedal la manifestación convocada por los sindicatos CSI, SUATEA y CGT. El recorrido transcurrió sin incidentes y finalizó en el paseo de Begoña en donde se leyó un manifiesto conjunto [1] y, también, un comunicado de los despedidos del Centro Especial de Empleo, APTA, trabajadores discapacitados en su mayor parte.

Participaron en la manifestación poco más de un millar de personas. A lo largo del recorrido los comercios y, sobre todo, los numerosos bancos existentes estaban fuertemente custodiados por la policía antidisturbios muy bien dotada de toda clase de artilugios de protección y de ataque, como es habitual y, como es más habitual todavía, haciendo ostentación de desproporcionada fuerza.

 

En la medida en que la reforma laboral, los recortes y las privatizaciones van en aumento, en esa misma medida, cabe esperar que también se vaya incrementando la dotación de la policía antidisturbios. Lo que por la fuerza se quita, con mucha mayor fuerza lo han de imponer y, después, con más fuerza lo han de mantener. Es decir: tanta represión como sea necesaria y, cuando lo consideren conveniente, un poco más de la necesaria a modo de escarmiento.

[1] Comunicado de CSI, CGT Y SUATEA leído al final de la manifestación del jueves 22 de marzo en el Paseo de Begoña

Un saludo a todas y todos. Quienes convocamos esta movilización, no queremos ser vuestra voz, porque a vuestra voz, a la voz de las trabajadoras y trabajadores, a la voz de las precarias y precarios, a la voz de las paradas y parados, a la voz de la clase obrera, no la puede sustituir nadie.
       Pero sí queremos decir algunas cosas que nos preocupan a todos y a todas. La realidad habla por sí misma. Ya alcanzamos la cifra de 100.000 parados y paradas en Asturies y de 6 millones en el conjunto del Estado español. Un millón y medio de familias, 35.000 de ellas asturianas, tienen a todos sus miembros en paro.; más de la mitad de los y las pensionistas conbran menos de 600 euros, el 50% de la juventud está en el paro; medio millón de familias perdieron ya sus viviendas y una de cada cuatro personas (el 25% de la población) está al borde de la pobreza.
       Pero, el Gobierno del Estado español ya anunció nuevos recortes por valor de unos 50.000 millones de euros. A la vez, las sucesivas reformas laborales, los recortes sociales y las privatizaciones harán crecer el paro y convertirán el derecho a la Salud, la Educación y los Servicios Sociales en un privilegio al que nada más tendrán acceso aquellos que puedan pagarlo.
       En CSI, CGT y SUATEA no vamos a aceptar ninguna negociación sobre esta Reforma Laboral y exigimos su inmediata retirada, así como del Acuerdo por el Empleo y la Negociación Colectiva, pactado anteriormente por CCOO, UGT y la Patronal. No vamos, ni siquiera, a entrar a valorar ninguna clase de negociación y advierte a las cúpulas sindicales de CCOO y UGT, del grave enfrentamiento, con el conjunto de la clase obrera, al que se van a ver abocados, en caso de querer llevar adelante dicha negociación.
       Mientras tanto, la incapacidad de la clase política, cuando no la corrupción pura y dura, nos deja en la más completa indefensión y nos convierte en simples mercancías en manos de especuladores, banqueros y empresarios sin escrúpulos.
       Estas nuevas elecciones en Asturies constituyen un espectáculo vergonzoso y suponen un nuevo fracaso de todos los partidos parlamentarios, que no supieron o no quisieron aportar soluciones en el pasado ni las van a aportar en el futuro. Sus únicos intereses son partidistas o personales.
       Dentro de una semana, el día 29 de marzo, vamos a tener una huelga general. Tenemos que hacer que esta huelga no sea exclusivamente un paro laboral de 24 horas. Los millones de parados y paradas, los millones de trabajadoras y trabajadores en la precariedad, los millones de trabajadores y trabajadoras de la economía sumergida, los millones de personas estafadas por este sistema capitalista, tienen que ser los y las protagonistas de este día de lucha.
       Seis millones de parados y paradas se dice enseguida. Cuesta muy poco decir seis millones. Pero es que son seis millones de obreros y obreras. Son millones de personas desahuciadas y embargadas, son millones de personas que buscan el pan entre la basura y la desesperación.
       Y, ahora, encima, tienen la caradura de pedirnos que hagamos un esfuerzo y que paguemos los platos rotos de una vajilla que nunca fue nuestra, de una vajilla en la que jamás comimos.
       Desde la CSI, desde la CGT y desde SUATEA, sí que queremos pediros que hagáis un esfuerzo. Pero no para recuperar su podrida economía capitalista, sino para recuperar nuestra dignidad obrera, un esfuerzo para hacer que esta Reforma Laboral les reviente en la cara, un esfuerzo para empezar una lucha directa y sin contemplaciones, un esfuerzo para echar fuera lo que nos sobra: el capitalismo, sus gobiernos, sus banqueros y su patronal.
       Seis millones de parados y paradas son doce millones de brazos cruzados, que este 29 de marzo tienen que remangarse, junto al resto de trabajadores y trabajadoras, para empezar a ganar en la calle lo que nos roban en los despachos. ¡Y sin contemplaciones!.

¡PUXA LA CLASE OBRERA!. ¡PUXA ASTURIES!.

www.asturbulla.org

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS