Congreso abre paso a la reelección controlada de Evo

CONGRESO ABRE PASO A LA REELECCIÓN CONTROLADA DE EVO

Nuevo acuerdo parlamentario reduce los escaños indígenas, instruye la organización de un nuevo padrón electoral y limita el voto de los bolivianos en el exterior a un máximo del 6 por ciento del total de electores. Los evistas festejan por anticipado la reelección, los opositores el control del Senado

Redacción de Econoticiasbolivia

La Paz, abril 14, 2009.- El Congreso de Bolivia aprobó la madrugada de este martes la ley electoral que da luz verde a los comicios generales del 6 de diciembre, lo que puso fin a la huelga de hambre que el presidente Evo Morales inició hace cinco días para exigir esta norma que abre paso a su inminente reelección.

La nueva ley electoral, pactada entre los oficialistas de la izquierda indigenista y los opositores de la derecha oligárquica, instruye la organización de un nuevo Padrón Electoral biométrico en el país, la votación “piloto” de bolivianos en el exterior y la realización de elecciones generales para presidente, vicepresidente, senadores y diputados para el 6 de diciembre, junto a referendos autonómicos departamentales y regionales en el altiplano y los valles.

La nueva ley reduce, también, a siete el número de escaños indígenas en la Cámara de Diputados de 130 miembros. Un proyecto anterior aprobada por esa misma Cámara, controlada por los parlamentarios del gubernamental Movimiento al Socialismo (MAS) establecía en 14 los escaños indígenas, aunque las exigencias de la oficialista Confederación de Indígenas del Oriente Boliviano (CIDOB) era de al menos 18 diputados y del Consejo Nacional de Ayllus y Marcas del Qullasuyu (Conamaq) de 24.

El oficialismo y la oposición determinaron que para el reempadronamiento de ciudadanos se utilizará únicamente la cédula de identidad, libreta de servicio militar y el Registro Único Nacional (RUN); dos horas antes del acuerdo (14.00), los opositores plantearon que el registro biométrico se realice únicamente con carnet.

VOTO EN EL EXTERIOR

Por primera vez en la historia boliviana, los ciudadanos bolivianos mayores de 18 años residentes en el exterior podrán ejercer su derecho al voto para elegir al Presidente, Vicepresidente y asambleístas legislativos del 6 de diciembre; sin embargo, el Órgano Electoral empadronará hasta un máximo del 6 por ciento de equivalencia con relación al padrón electoral nacional.

El registro biométrico de los emigrantes será efectuado por funcionarios del organismo electoral en los países que aún está por definir en el marco de un despliegue institucional a nivel nacional e internacional.

Los bolivianos residentes en el exterior sufragarán en las instalaciones de la representación diplomática boliviana en cada país. Se estima que hay más de dos millones de emigrantes.

VICTORIA DE UNOS Y OTROS

La aprobación de la nueva ley electoral fue saludada como una victoria tanto por las fuerzas leales a Morales como por las opositoras de derecha. Las primeras creen que con esta nueva ley se garantiza la reelección del presidente indígena en los comicios de diciembre, dado el alto popular que ostenta y la ausencia de un fuerte candidato opositor. Los segundos, conscientes también que es muy poco probable que se pueda derrotar, hoy por hoy, a Morales en las urnas, también cantaron victoria con la aprobación de la nueva ley, ya que al reducir al mínimo los escaños indígenas y la votación en el exterior, merman el control que el MAS tendría en el futuro Parlamento.

Conocido el acuerdo en el Parlamento, el presidente Morales suspendió la huelga de hambre que realizaba en Palacio de Gobierno, junto a los dirigentes de las organizaciones sociales y de la Central Obrera Boliviana (COB) que se alinearon totalmente bajo su mando. La cúpula dirigencial de la Central Obrera, a pesar de que ya feneció su mandato, realiza una intensa actividad proselitista a favor de Morales y, en los hechos, ha relegado todas las demandas y reivindicaciones sociales y económicas de los trabajadores que exigen más salario y mejor trabajo y jubilación, dejando de lado la independencia de clase del proletariado. Algo similar ocurre con la Central Obrera de El Alto, donde los dirigentes sindicales se han autoprorrogado en sus cargos.

&nbsp

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS