CONFEBASK: Los reyes de los ladrones

&nbsp Y tienen razones para celebrarlo por todo lo alto, ya que en estos años no les ha ido nada mal: Han aumentado sus ganancias como hasta ahora no lo habían hecho. Ayudados por las administraciones han dicho una y otra vez no al diálogo social, a la vez que nos imponen reformas laborales que solo buscan el beneficio de unos pocos a costa del trabajo de muchas y muchos. Además, los gobiernos, sean de derechas o "izquierdas", centrales o autonómicos, han reducido drásticamente sus impuestos y han conseguido que un empresario sólo declare una media de 12.000 euros cuando las trabajadoras y trabajadores declaramos 20.000. Las administraciones públicas han sido y son fieles compañeras y cómplices de la patronal. Así, han convertido en mercancías nuestras necesidades sociales y privatizado cada vez más servicios públicos. Han puesto a su disposición suelo público y privado para que especulen con nuestro derecho a una vivienda digna y llenen nuestro territorio de cemento. La patronal ha estado privatizando sus escandalosas ganacias y ahora, a la primera de cambio, pretenden socializar sus pérdidas y exigen que los gobiernos les mantengan el valor de sus acciones con nuestro dinero.

Ibarretxe y los representantes de las tres diputaciones de vascongadas ya se reunieron hace menos de dos semanas con la plana mayor del empresariado "para hacer frente a la crisis". No se les ha visto en ningún momento ni con los sindicatos ni con los agentes sociales. No interesa. Lo único que les interesa es que las trabajadoras y trabajadores, como siempre, seamos quienes paguemos sus platos rotos. No importa que con la excusa de la "crisis" quieran recortar aún más nuestros derechos laborales y nuestros salarios, ni siquiera que nos pretendan echar a la calle. De hecho, las administraciones se lo pondrán muy fácil. Aquí lo único que importa es seguir forrándose todos cogidos de la manita.

Ibarretxe ya lo dijo: la crisis abre nuevas posibilidades… Ahora esos empresarios que celebran sus gordos bolsillos entre canapé y canapé saben que les volverán a reducir sus impuestos, que les darán aún más dinero público para gastar, entre otras cosas, en expedientes de regulación de empleo, es decir, para despedir trabajadores y trabajadoras y poder seguir manteniendo sus elevados beneficios.

Además, a esta celebración de aniversario han querido darle un "toque especial" y para ello han invitado, además de a Ibarretxe, al "rey de España" que, como cualquiera, vive de su sueldo, eso sí, sin saber muy bien en qué trabaja, pero cobrando 8,9 millones de euros. Confebask además de mucho dinero y el PNV además de mucho negocio, hacen patria, española, por supuesto.

Ya está bien de ser siempre las y los paganos de todo y de sustentar a tanto ladrón y tanto chupóptero. Ya está bien de reivindicar soberanía única y exclusivamente en lo que respecta a sus intereses empresariales (impuestos de sociedades o concierto económico). Euskal Herria necesita un cambio, un cambio económico, social y político y somos la clase trabajadora quienes podemos y debemos llevarlo a cabo.

LANGILEOK ALDAKETA!
LANGILEOK AUTODETERMINAZIOA!

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS