Concentración sindical ante la sede de DAMM en Barcelona para reclamar la readmisión de Àlex Piñol en Cacaolat

Publicidad

La campaña de CGT en defensa de Àlex Piñol vivió el pasado 19 de abril un nuevo episodio con una concentración a la entrada de las instalaciones de la empresa Damm –una de las propietarias de Cacaolat– en Barcelona en la cual se mostró apoyo al trabajador despedido y se reclamó de nuevo su readmisión.

La CGT sigue luchando por la readmisión de Àlex Piñol, un trabajador de Cacaolat que fue delegado de este sindicato y a quien la empresa despidió cuando se le acabó la protección legal que fija la ley para las personas que han formado del comité de empresa.

Desde que se produjo el despido la CGT ha desarrollado una intensa batalla de movilización por la readmisión de Àlex, con protestas ante las instalaciones de la empresa, el Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramanet –ciudad donde está ubicada la empresa–, ante la delegació de Treball y el edificio de la Damm, en Barcelona, una de las propietarias de Cacaolat.

Piñol perdió su lugar en el comité de empresa de Cacaolat a raíz de la reducción de la plantilla de la empresa que supuso también la reducción del número de miembros de la representación laboral. CGT asegura que su despido «es una represalia», puesto que el sindicato fue quién se opuso al último convenio colectivo, firmado por CCOO, UGT y USOC.

 

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More