«Con una renta básica habría más estímulo a trabajar asalariadamente»

Publicidad

En esta entrevista, Daniel Raventós, portavoz de la Red Renta Básica, da a conocer la propuesta de esta plataforma de implantar una retribución mínima, sin&nbsp más requisito que el de acreditar la condición de ciudadano de un país.


Lo primero de todo, ¿en qué consiste la renta básica?

En una asignación monetaria incondicional a toda persona sin otra condición que la de ciudadanía o residencia acreditada.

¿Cómo surge la asociación Red Renta Básica y con qué objetivos?

La RRB se creó formalmente en febrero de 2001, si bien la asamblea fundacional tuvo lugar en junio de aquel año. Algunas de las personas que fundamos la RRB veníamos defendiendo la renta básica desde hacía ya algunos años. Empezamos pensando en crear la asociación bastante tiempo antes de 2001, pero por distintos motivos no lo concretamos hasta este año.

El 28 de abril se formó una subcomisión en el parlamento español para estudiar dicha implantación. ¿Sois optimistas con el hecho?

Que se haya creado esta subcomisión parlamentaria tiene una indiscutible importancia. Cabe decir que era un tema pendiente de la anterior legislatura. Ya en octubre de 2007 se discutió en el parlamento español una proposición de ley para implantar una renta básica presentada por ERC e IU-ICV. Por distintas razones no se llegó a concretar esta subcomisión. En esta legislatura ha sido posible. De momento, no ha empezado a trabajar. Creo que puede ser un paso importante para que una buena parte de la ciudadanía pueda conocer esta propuesta.

Algunos partidos ya se han posicionado en contra aduciendo que “favorece a la vagancia”. ¿Cómo desmontaríais ese argumento?

Esta objeción es vieja. Tan vieja como pueda serlo la misma propuesta de la renta básica. Hay muchos argumentos teóricos y empíricos que se han ido desplegando en las últimas décadas para responder a esta objeción. Me limitaré a dos. En primer lugar, cabe considerar que una parte importante del trabajo no es asalariado. Efectivamente, hay otros dos tipos de trabajo: el doméstico y el voluntario. En segundo lugar, lo que una gran parte de personas busca en el trabajo remunerado, además de ciertos ingresos, es un reconocimiento social, sentirse útil, incluso cierta autorrealización.

Existen algunos interesantes estudios que muestran que con una renta básica habría más estímulo a trabajar asalariadamente que con los subsidios condicionados que hoy conocemos.

El hecho de que la asignación sea igual para todos los ciudadanos, incluidos los que ingresan más dinero, ¿puede causar controversias?

Cualquier propuesta social siempre causa controversia. Si lo que se me está preguntando es que desde un punto de vista igualitario tiene sentido que los ricos también ingresen la renta básica entonces debo precisar un par de puntos. Tan importante es la cantidad de renta básica que se proponga como la forma de financiarla. Para mí solamente tienen interés político y social aquellas propuestas de financiación de la renta básica que suponen una redistribución de la renta de los ricos a los pobres o a los que simplemente no son ricos. Es decir, la renta básica la tendría garantizada todo el mundo, pero los ricos deberían pagar más que ahora para financiarla. Dicho lapidariamente: la renta básica la recibe todo el mundo, pero no todo el mundo gana.

Vicenç Navarro, por ejemplo, pone pegas respecto a que en una sociedad como la española, donde el estado de bienestar no está desarrollado y el gasto público es escaso, debe prevalecer arreglar esta situación frente a una asignación individual. ¿Qué opináis al respecto?

Que una afirmación no excluye a la otra. Se puede estar de acuerdo con la afirmación de que “estado de bienestar no está desarrollado y el gasto público es escaso” y defender a la vez una renta básica. La derecha (recuérdese el mencionado debate en el parlamento español de octubre de 2007) capta muy bien las potencialidades de la renta básica y por eso está en contra, a alguna izquierda le cuesta más verlo tan rápidamente. Es una pena, pero así es.

En algunos documentos argumentáis que el estado actual de crisis no es impedimento para desarrollar la renta básica. ¿Podríais explicarlo?

Lo que algunos afirmamos es que en una situación de crisis grave como la actual, algunas de las características de la renta básica podrían ser aún más pertinentes. En una situación de crisis aumenta el paro de forma acelerada. Con ello, aumenta la pobreza. En una situación de crisis, las agresiones a las condiciones sociales de los trabajadores son muy frecuentes. Actualmente, la derecha, el Banco de España, el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, por citar solamente algunos agentes sociales, se han pronunciado claramente por el abaratamiento del despido, la supresión del salario mínimo, etc. Cuando la situación de buena parte de la población con menos recursos empeora, las características de una renta básica se ven realzadas. Y esto es lo que ocurriría en la actual situación de crisis económica.

Aunque será difícil cuantificarlo ahora mismo, ¿a cuánto debería ascender esta renta para ser un mecanismo satisfactorio para los ciudadanos?

Con una reforma del IRPF, por ejemplo, ya podría financiarse una renta básica para toda la ciudadanía. Junto con otros compañeros he participado en algún estudio en que proponemos distintas cantidades de renta básica. Normalmente, para proponer una cantidad, se acostumbran a utilizar criterios del tipo: umbral de la pobreza, pensión media… En nuestro estudio, realizado ya hace unos 4 ó 5 años, proponíamos una cantidad cercana a los 500 euros mensuales para los adultos y de 250 para los menores. Evidentemente, las cantidades o, mejor aún, los criterios que marquen las cantidades, forman parte de los aspectos importantes de la renta básica, y es materia también de discusión.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More