Con La Corrala Utopía y el derecho a techo

La Corrala Utopía ha sido desalojada por la policía española. Se ha puesto en la calle a cerca de 30 familias, más de 100 personas, algunas de ellas ancianas, con respiración artificial y graves problemas de salud y también menores de edad, unos 30 niños y niñas. ¿Y para qué? ¿Para que el banco, dueño del bloque, pueda seguir manteniendo el edificio vacío como ocurrió los tres años anteriores a la ocupación? No sólo se trata de un disparate, contrario a los derechos humanos, es la mayor expresión de la inutilidad de las diferentes administraciones involucradas en el caso.

Inútiles unas instituciones europeas incapaces de garantizar derechos y que siguen regalando el dinero público, de todos y todas, a la banca privada. Inútil el Gobierno central que quiere ponerse medallas en la defensa de la vida y manda a los anti-disturbios a echar niños pequeños a la calle. Inútil el Gobierno andaluz que ha sido incapaz de buscar una solución a estas familias que desde mayo de 2012 ocupan el inmueble. Inútil el Gobierno municipal que mantiene 500 viviendas municipales vacías y que cortó el agua y la luz a las familias.

Inútil una Constitución Española que por su artículo 135 nos obliga a pagar la deuda de los bancos frente al gasto social y que incumple el artículo 47 que supuestamente garantiza “el derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación”. Inútil un Estatuto de Autonomía que es un brindis al sol y que no responde a las aspiraciones de nuestro pueblo.

La crueldad del desalojo sólo es comparable a la hipocresía de las leyes y la incapacidad de unos políticos, gestores de lo público, que deben en primer lugar, mirar por las personas y sus derechos antes que por la cuenta de resultados de las instituciones financieras.

Lo que ha pasado hoy es la puesta en escena del fracaso de unos gobiernos, de un régimen corrupto y de un sistema. Lo ocurrido es muy grave porque es la victoria de la brutalidad frente a la inteligencia, de la sin razón frente a la humanidad.

Por eso nos movilizamos y fuimos a Madrid el SAT y las marchas de la dignidad. Para demandar PAN, TRABAJO Y TECHO. Porque las personas que han perdido la casa han perdido previamente el trabajo. Por que sin un techo para vivir es imposible trabajar. Porque sin un techo no se puede garantizar la educación de tus hijos. Porque sin un techo estas a merced de las enfermedades. Porque sin un techo no se puede garantizar una vida digna.

Los responsables de haber expulsado de sus casas a medio millón de familias son las políticas salvajes de La Troika y todos los gobiernos que las aplican. Son culpables de este maltrato a la mayoría social, son responsable de fabricar muerte y desesperación.

El SAT ha estado siempre con las luchas a favor de los derechos sociales, por eso hemos apoyado y seguiremos apoyando a las valientes mujeres de La Corrala Utopía. Exigimos la libertad sin cargos de las dos personas detenidas, puesto que lo fueron sin motivo alguno. Y exigimos también de los poderes públicos soluciones urgentes, duraderas, definitivas para la problemática de estas familias.

No es tiempo de lamentos, es tiempo de luchar.

Enlace con la noticia

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS