Comunidades campesinas de Colombia se ponen de pie

Publicidad

Los habitantes los Parques del Área de Manejo Especial de la Macarena – Cordillera de los Picachos, Tinigua, Sierra de la Macarena y Sumapaz- y Serranía del Chiribiquete denunciaron el reiterado incumplimiento del Gobierno Nacional a los acuerdos. Evidenciaron la falta de voluntad de Parques Nacionales Naturales, quien en 2017 abandonó la Mesa Nacional de Concertación que sé instaló en 2014.

Debido a  los ataques recibidos por parte de la Fuerza Pública en los últimos días, las comunidades  construyeron de un pliego de peticiones y exigencias dirigido al Gobierno Nacional. En pliego exigen que se detenga la arremetida militar contra el campesinado y se garantice y respete los Derechos Humanos de las comunidades. Además de otras reivindicaciones que listamos a continuación:

– Detener la remetida militar contra campesinos inermes respetando los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario

– Despenalizar las acciones jurídicas contra campesinos iniciadas con las Zonas Estratégicas de Intervención Integral –ZEII-

– Libertad inmediata a campesinos capturados y judicializados

– Garantías para la movilización
Respeto a los bienes sociales

– La devolución de los bienes sustraídos a campesinos en zonas de amortiguamiento las zonas de los Parques Nacionales

– Derogación del decreto que establece extensión de dominios a los campesinos habitantes de zona de Parques Nacionales

– Cumplir con los acuerdos pactados en reuniones anteriores y en La Habana, donde se crearon otras formas organizativas dentro del territorio

– Cumplir con el Programa Nacional Integral de Sustitución – PNIS –
Instalar una mesa de concertación regional para la implementación de programas ambientales

¿Cómo debemos plantearnos y resolver esta cuestión los comunistas de Colombia? Empecemos por aplicar nuestro método científico-marxista, el materialismo dialéctico, columna vertebral del marxismo-leninismo y el materialismo histórico.

El carácter de clase del movimiento que describimos más arriba es campesino, está dirigido por la clase campesina de Colombia. ¿Qué tipo de clase es el campesinado? ¿Aliada o enemiga de la clase obrera de Colombia? ¿Revolucionaria o contrarrevolucionaria? ¿Oprimida u opresora?

Evidentemente el campesinado de Colombia se trata de una de las tantas clases trabajadoras del país, oprimida bajo la dictadura del capital de Duque. Se trata de la pequeña burguesía del campo, que lucha contra la propiedad capitalista de la tierra.

Esto, por más obvio que parezca, es necesario ponerlo de relieve, puesto que, dentro del movimiento comunista internacional, existe una tendencia ultraizquierdista, la cual niega por completo la necesidad absoluta de la unidad de la clase obrera con el resto de clases oprimidas por el capital.

Esta tendencia consiste en menospreciar la importancia fundamental de que la oligarquía burguesa, a la hora de combatir la revolución de la clase obrera, se quede absolutamente aislada del resto de clases. Niegan la importancia fundamental de que el proletariado aísle a la burguesía de las clases semiproletarias, del proletariado no industrial, de la pequeña burguesía de la ciudad y del campo, etc. En una palabra, de que la clase obrera le arranque todas las reservas posibles a la oligarquía capitalista.

Se trata de nada más y nada menos que de una de las características principales del trotskysmo antimarxista, las cuales expuso Stalin en su obra «¿Trotskismo o leninismo?»: la negación de la necesidad de una alianza entre la clase obrera y la pequeña burguesía, que en el caso de la Rusia revolucionaria de 1917 era, justamente, el campesinado.

El trotskismo, así como el infantilismo de izquierda, carecen de una definición correcta de la dictadura del proletariado. ¿Por qué? Precisamente porque niegan una de las condiciones más importantes para la insurrección socialista, la unidad entre la clase obrera y el resto de las clases trabajadoras oprimidas. Veamos la definición leninista de la dictadura del proletariado:

«La dictadura del proletariado es una forma especial de alianza de clase entre el proletariado vanguardia de los trabajadores, y las numerosas capas trabajadoras no proletarias (pequeña burguesía, pequeños patronos, campesinos intelectuales, etc), o la mayoría de ellas, alianza dirigida contra el capital, cuyo objetivo es el derrocamiento completo del capital, el aplastamiento completo de la resistencia de la burguesía y de sus tentativas de restauración, alianza cuyo objetivo es la instauración y la consolidación definitiva del socialismo». V.I. Lenin, Obras Completas, Tomo XXIV, pág 311, ed. en ruso.

Me parece que está claro. Los comunistas de Colombia jamás deben olvidar estas palabras de Lenin, que Stalin pone de relieve para combatir a la teoría trotskista.

Ya hemos analizado el aspecto positivo del movimiento campesino que está desarrollándose en Colombia: que se trata de un aliado incondicional del movimiento obrero, contra la dictadura de Duque y los oligarcas que lo acompañan en el gobierno. Pero el método dialéctico-materialista nos exige que necesariamente debemos observar, también, su aspecto negativo.

¿Cuál es el objetivo actual del movimiento campesino de Colombia? ¿Cuáles son sus expectativas? Que el gobierno de Duque escuche sus peticiones y las lleve a la práctica. Es decir, su objetivo no es revolucionario, sino reformista. Esto se debe a que el movimiento todavía no posee un alto grado de conciencia de clase, y aún cree que puede mejorar su situación miserable pidiendo migajas a los explotadores responsables de su miseria.

Así, pues, los comunistas debemos considerar ambos aspectos del movimiento campesino de Colombia, y entonces determinar nuestra postura.

En consideración de que el campesinado es una fuerza aliada de la clase obrera, sin la cual no podríamos derrocar completamente al capital, debemos apoyar con todas nuestras fuerzas al movimiento campesino, en su lucha contra el gobierno de Duque.

En consideración de que el movimiento campesino atraviesa una etapa inferior de su desarrollo, en la que se limita a luchar por meras reformas que ni siquiera les serán otorgadas, los comunistas debemos llevar a cabo una gran tarea de concientización socialista de los campesinos, con el fin de integrarlos a la lucha que dirige el movimiento obrero, única clase que es el enemigo directo de la oligarquía gobernante y que, por lo tanto, es capaz de dirigir la lucha de todas las clases trabajadoras por su emancipación a buen puerto.

Esa es nuestra posición con respecto al movimiento campesino: en el marco de nuestro apoyo incondicional, nos dedicamos a aumentar su grado de conciencia de clase, e integrarlo como un miembro más dentro del gran frente nacional de todas las clases trabajadoras de Colombia, con la clase obrera a la cabeza, cuyo objetivo final es el derrocamiento completo de la oligarquía opresora y del capitalismo a través de la revolución popular libertadora, así como la edificación progresiva de la sociedad socialista.

Publicación del día 09/03/2020

 

Publicación del Órgano ideológico comunista, La Chispa: https://m.facebook.com/LaChispaml/?ref=bookmarks

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More