Venezuela. Comunicado por una Cultura de la Paz, Respeto a la Vida Y no repetición de los Hechos

Publicidad

Ante los gravísimos sucesos acaecidos recientemente en la localidad de Barlovento (Estado Miranda) y Cariaco (Estado Sucre), a causa de una acción militar represiva; siendo que en la República Bolivariana de Venezuela está vigente un Estado de Derecho y de Justicia con base en una Constitución reconocida mundialmente por su defensa a los derechos humanos, incluyendo un concepto de seguridad de la nación que explicita la corresponsabilidad civil y militar en la defensa de la paz en función de un desarrollo sustentable, con una doctrina de la seguridad de la nación defensora de todos los derechos humanos, la Fundación Latinoamericana por los Derechos Humanos y el Desarrollo Social (FUNDALATIN),y el Instituto de Desarrollo Humano y Economía Social (IDHES), exhortan a fortalecer un impulso cultural, tanto en las instituciones como en los cuerpos de seguridad, basados en el respeto a la vida, a la integridad personal, psicológica y moral de la población y hace un llamado de conciencia a los gobiernos del mundo para articular esfuerzos hacia logros concretos.

Urge incrementar los espacios de formación de funcionarios y funcionarias que integran los cuerpos de seguridad del Estado poniendo en marcha el PLAN NACIONAL DE DDHH con acciones y estrategias pedagógicas desde una Espiritualidad Liberadora. Desde el Estado Venezolano se han venido ejerciendo los mecanismos constitucionales para hacer justicia a los familiares de las víctimas y privar de libertad a los responsables de esta condenable violación a los derechos fundamentales de la población. A nivel mundial resulta una amenaza global la cultura de la violencia, en sus diversos matices delincuenciales e incluso resulta más alarmante el paramilitarismo, hoy actuante en Venezuela. Las prácticas llevadas a cabo por hechos individuales en el caso Barlovento y Cariaco, están totalmente en contra del Espíritu que ha forjado a la FUERZA ARMADA NACIONAL BOLIVARIANA.

Expresamos nuestras condolencias y solidaridad a las víctimas de estos sucesos, así como nuestro rechazo a cualquier hecho que contradiga la protección de los derechos humanos. América Latina y el Caribe vivió una época oscura durante los años 1960 con el predominio de la doctrina de la seguridad nacional enseñada en la Escuela de las Américas, en la cual, la seguridad de la nación, en el marco del mundo bipolar Este Socialista – Oeste Capitalista, pretendía justificar la violación de los derechos humanos en función de esa seguridad. Encubriendo a los responsables de tortura, desapariciones forzosas y detenciones arbitrarias. Venezuela en la actualidad, cuenta con mecanismos legales nacionales e internacionales en protección a los derechos humanos, que permiten que estos hechos aislados se investiguen, se imparta justicia y se ofrezca la reparación posible a las víctimas.

Los sucesos ocurridos en Barlovento y Cariaco, convocan a las autoridades y a la población, a reflexionar y revisar los planes de seguridad ciudadana. Celebramos que en el escenario del dialogo entre el gobierno y la oposición, convocado por el Presidente de la Republica Nicolás Maduro y con el apoyo de UNASUR y el Papa Francisco, se tenga en cuenta la lucha por contrarrestar la violencia imperante. Que este tiempo de navidad en donde nace el Emmanuel que quiere decir: DIOS CON NOSOTROS, nos comprometamos en la construcción de una cultura de la paz fruto de la justicia, que nuestra tarea sea reafirmar cada día el respeto a la vida y a la dignidad humana. Y como sociedad, no bajemos los brazos hasta llegar a consolidar el respeto a los DDHH en todas sus expresiones.

Caracas 1 de Diciembre del 2016. Fraternalmente, Paz y Bien.

Hna. Eugenia Russian

Presidenta de FUNDALATIN

Ing. Guido Zuleta Ibargüen

Asesor Docente IDHES y FUNDALATIN

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More