Comunicado de CJC / GKK en relación a las últimas detenciones en Euskal Herría.

En la madrugada del viernes 23 de enero, 300 policías nacionales entraban en Euskal Herria bajo las órdenes del juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón. El objetivo estaba muy claro: criminalizar una vez más a la izquierda abertzale, una opción política que constituye una verdadera amenaza para el sistema oligárquico centralista.

El Estado burgués vuelve a enseñar sus armas y a demostrar que cuando se siente amenazado, utiliza la violencia fascista, sin tener ni siquiera la necesidad de encubrirlo. Este nuevo paso no puede entenderse sino dentro del contexto del fracaso del modelo de estructuración territorial que la oligarquía central ha intentado vertebrar desde la Transición. Euskal Herría fue y sigue siendo la gran brecha abierta, una contradicción interna de un sistema que no deja derecho a decidir y que, por tanto, es profundamente anti-democrático.

Fueron 8 las personas detenidas e incomunicadas esta vez. El único delito que han cometido es el de mantener firmes unas ideas que son peligrosas para la burguesía vasca y española, así como una organización injustamente ilegalizada. No es tanto por la coyuntura electoral, sino por lo que su proyecto político supone. Tened claro camaradas que mañana seremos también los comunistas vascos los que suframos tal persecución. En la medida en que construyamos junto a todas las fuerzas populares una alternativa de autodeterminación nacional y de emancipación de clase, nos atacarán al resto de organizaciones con igual o mayor crueldad.

Han entrado violentamente en sus casas mientras dormían, echando la puerta abajo con la soberbia habitual de los perros del Estado. Les han detenido brutalmente sin tiempo ni para vestirse y los han trasladado hasta Madrid donde saben con total seguridad que serán torturados durante los cinco días de incomunicación. Toda la operación esta pensada para que el detenido no salga del shock ni por un solo momento, para que no deje de sentirse aterrorizado ni un solo segundo.

Desde el Partido Comunista de los Pueblos de España / Euskal Komunistak y los Colectivos de Jóvenes Comunistas / Gazte Komunisten Kolektiboak, condenamos firmemente la actuación del Estado Español y mostramos toda nuestra solidaridad con los presos políticos.

Zuek faxistak zarete terroristak! ¡Vosotros, fascistas, sois los terroristas!

Preso politikoekin elkartasuna. Solidaridad con los presos políticos.

&nbsp

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS