Comunicado ante la sentencia de absolución de los Mossos en el caso Ester Quintana

Publicidad

El día 1 de junio de 2016 nos fue notificada la Sentencia de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Barcelona que ha juzgado mi mutilación por los hechos del 14 de noviembre de 2012. En el curso de la investigación, hemos desplegado un ingente esfuerzo para indagar y aclarar al máximo la realidad de los hechos y la autoría de los mismos, exprimiendo al máximo las posibilidades que nos han sido dadas. Se indagó en todos los sentidos posibles, incluyendo todas las opciones. Como se puso de relieve durante el juicio, muchas de las peticiones de prueba obtuvieron un resultado negativo: audios que no existían, cámaras que tampoco grabaron, localizaciones de GPS de las furgonetas que no se registraban …

En este caso, como en todos los casos con contenido policial, quien tiene la fuente de prueba al alcance es el mismo cuerpo policial al que pertenecen los agentes investigados. El tipo y número de datos que se proporcionan, los tempos en que llegan al Juzgado, los medios técnicos (periciales) que se emplean, dependen siempre de la colaboración del Departamento de Interior. Las posibilidades de contraste de la acusación particular, son siempre limitadas y, en todo caso, desiguales. En este caso, la gestión política que se hizo tuvo una incidencia negativa en el procedimiento judicial e incrementó el daño que me causó.

Valoro las disculpas que se me han dado sin embargo, las disculpas no reparan, no reconfortan, ni cambian la situación. Así que, sobre todo, espero que nunca más se enfrente denuncia negando la credibilidad de la víctima por encima de la autoafirmación institucional.

Durante el juicio, entendemos que no toda la información disponible fue aportada. Tenemos la convicción de que la realidad de los hechos y su autoría eran conocidas, pero no se vertió en el proceso judicial. Y esto nos provoca frustración, indignación y preocupación. Lamentamos que el Departamento de Interior delegara en el proceso judicial y en el esfuerzo de las acusaciones el esclarecimiento de los hechos, teniendo herramientas para indagar a nivel interno. Han sido cuatro años de camino sin obtener respuestas ni acceder a la verdad. El mensaje que se da a la ciudadanía es el de la desconfianza hacia las instituciones y la disuasión de cara a seguir reclamando justicia por la vulneración de derechos provocada por los cuerpos policiales.

Una vez analizada la sentencia, entendemos que su estructura, junto con los estrictos requisitos de prosperabilidad del recurso de casación ante el Tribunal Supremo, hacen inviable recurrir, tal como manifestó el 3 de junio de este año la Fiscalía.

Como siempre, agradecemos a la ciudadanía su colaboración y los medios de comunicación la atención que nos han dedicado.

Barcelona a 8 de junio de 2016

Ester Quintana Porras,

Laia Serra, Carla Vall

https://ojocontuojo.wordpress.com/
También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More