Comparaciones odiosas

Publicidad

1º de Mayo en Madrid y en Paris

Comparemos:
Madrid: Los estandartes parecen ser el testimonio grafico de la verticalidad de los sindicatos. Y CC OO consiguió la cuadratura del circulo. Farándula, cortejo carnavalesco. Todo medido y estudiado. No hay lugar para la espontaneidad. Una operación de marketing. Una promoción de siglas. Las pancartas y estandartes ahogan a los portadores.

París: No vemos siglas de sindicatos, sino las del Partido Socialista, que no existen en la de Madrid. Banderolas con siglas brillan por su ausencia. No son el centro de atención de la imagen, sino el pueblo. Proliferan los carteles escritos a mano, lo que denota que sigue viva la espontaneidad.

Compare quien quiera el porcentaje de parados en los dos países y la diferencia del poder adquisitivo de los salarios.

Solo tengo una explicación a estos contrastes: La Revolución Francesa liquidó para siempre el llamado Antiguo Régimen y sus habitantes pasaron de ser súbditos a ser (y a sentirse) ciudadanos. En España no se dio ese salto. Más bien retrocedimos al tribalismo, que es el único que explica que no sepamos salir a la calle si no es anulándonos (¿o escondiéndonos?) debajo de un estandarte.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More