Compañero Maduro, el golpe en Venezuela, es un motor a Dólares, corte los Dólares y el motor se para

Compañero Presidente , a  pesar de que coincido con Ud., en muchos de los aspectos  encarados,  sobre todo en la definición   de la responsabilidad  del imperio norteamericano y el papel de los medios de comunicación,  nacionales e internacionales, que de él dependen, en el ataque a la Revolución,  no coincido, en cambio,  con su persistente  invitación al dialogo, a la Paz  y a la reflexión,   a los enemigos mortales de la Revolución, la derecha oligárquica y cipaya venezolana. 

Pero no me parece equivocado que Ud. la proponga, siempre y cuando simultáneamente, practique el consabido consejo de la sabiduría popular “A Dios rogando, pero con el mazo dando”.

Reconozco que el consejo  “A Dios rogando….”  trasluce un decidido cinismo, pero le digo compañero Presidente, que el mismo carácter,  tienen las manifestaciones del sector empresarial de la oligarquía, que se presenta  cínica y demagógicamente,  como  capaz de entrar en algún dialogo, eso solo  significa,  que en el supuesto que tal dialogo se inicie, está condenado a ser un dialogo de sordos.

Los empresarios Venezolanos, son solo títeres del Gran Hermano del Norte y su objetivo, no es colaborar con el éxito,  de la Revolución Bolivariana en su camino al Socialismo, su objetivo es volver a poner sus garras sobre la caja del Estado y los dólares de la renta petrolífera,  que hace 14 años el Comandante Chávez, quiso poner  a la disposición del pueblo Venezolano.

Lamentablemente, la continuidad de la actual política financiera y económica del Gobierno Bolivariano,  solo ayudara  a  enfrentar al Gobierno,  con el pueblo Venezolano, víctima del timo de los dólares, usados  para el enriquecimiento  privado,  la construcción de un mercado inflacionario y de escases simultaneo,  que enloquece a los consumidores, y culpable principal de que se esté perdiendo la Guerra Económica.

La renta petrolera, compañero Maduro, debe ser utilizada  por el Gobierno Bolivariano , como los utilizaría el padre de familia,  para mantener y alimentar a los suyos. Y un padre que se precie,  no entrega sus ingresos a un extraño,  para que le maneje la vida económica de su familia. Así de simple.

Y así como  es urgente, cortarle los dólares a la Oligarquía, es más que urgente,  es imprescindible  cortar toda  asistencia  o subsidio, a las escuelas y universidades privadas o de orden religioso católicas incluidas.

La clase media Venezolana,  no tiene dificultades en pagar los estudios a sus hijos, como lo ha demostrado hasta este momento y las iglesias tienen de sobra sus recursos propios.

Vera Ud.,  que privadas del mecenazgo,  dispendioso e  injusto,  en la distribución de la riqueza de la ayuda estatal, las universidades privadas,  que son el nido de serpientes,  de este golpe de la derecha,  se verán en dificultades de continuar siendo, el apoyo logístico de este golpe.

La clericalizacion del bolivarianismo

Otro aspecto importante, que contribuye a facilitar la acción de los golpistas, es la  clericalizacion del bolivarianismo.

Actitud que yo defino,  en tomar actitudes políticas basadas en la mitología Cristiana,   que en  Chaves era una forma de expresar  su fe en el humanismo,  del que estaba revestido profundamente el Comandante, y es una actitud noble,  que  persiste en Ud. compañero Maduro, pero que no  ayuda, a solucionar los problemas objetivos de la política y la economía,  y menos aún a la realización  del socialismo real.

Poner la otra mejilla,  solo da lugar a recibir un nuevo cachetazo  y seguir cediendo al enemigo.

Por último, es imprescindible que los que acompañan su gestión en el Gobierno,  tengan los mismos sentimientos patrióticos desinteresados y conscientes,  de lo que significa avanzar al Socialismo.

Para eso es necesario,  identificar públicamente, a los funcionarios que manejan y autorizan la entrega de dólares.

Esto no significa sospechar de todos ellos o acusarlos. Sin pruebas nadie debe ser acusado previamente.  

Pero hay una gran  ventaja, en exponer a la luz pública,  a aquellos que manejan en el hecho práctico, los dineros del pueblo,  que tales dólares representan.

Así   sus compañeros de trabajo, familiares,  amigos,  vecinos, etc., que saben  cómo son y cómo viven esos funcionarios, nos podrían iluminar, sobre las características  de tales personas.  

Porque permítame avanzar, recordándole a este respecto, que los 20 mil millones de dólares,  siguen “desaparecidos”.

Porque entiéndase,  compañero Presidente,  el golpe contra la Revolución Bolivariana,  es un motor, que en Venezuela, funciona a dólares.

Y de ahí que, si le corta los dólares,  se para el motor.

Y además,  Ud. vio alguna vez un motor… que reflexione y dialogue?

Afectuosamente

Hersh Zakheim

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS