Como se divierte este oso solitario

20 Años de sindicalismo dan para mucho, nunca comí del sindicato y en Terrassa desde la clandestinidad fui militante de base de cc.oo. asumí responsabilidades de dirección en el textil junto a compañeros como Juan Marques,&nbsp Sillva&nbsp y tantos veteranos del sindicalismo que fuimos pasando por Terrassa.

Fuy expulsado dos veces Por Juan Guil. Secretario General de la comarca, Primera vez Por discrepancias con Salvador. Intervino la comisión de conflictos de CONC. Salí un año y medio, de la dirección de&nbsp la ejecutiva textil, pero no de Delegado que había sido elegido por los trabajadores. Después ocuparía la secretaria de asesoramiento en la Unión de sindicatos Terrassa. Hasta la segunda, que fue una expulsión de aquellas diplomáticas que a la chiticallando te apartan porque ordeno y mando también por Guill. Simplemente al confeccionar la lista electoral te ponen en último lugar y quedas fuera de combate.

&nbsp En ua conferencia en Sabadell, con 400 delegados o mas, compare a Antonio Gutiérrez con el padre apeles, a Mendes con un centollo, y fue donde dije del difunto Cuevas, que aria con nosotros lo que el elefante con hormiga, sumado a una discusión con J Guill, que le dije, que políticamente le pasaba lo que a Quevedo que no sabia si estaba en el cielo o la tierra, en el 1997 abandone el sindicalismo de CC.OO. después de 18 años en minoría.

Anedotas, muchas, decir que con José Luís López Bulla, nunca estuvimos de acuerdo políticamente. Una de las mas fuertes, en una asamblea de delegados en el casal de la AV&nbsp Ángel Sellen Terrassa. Discutíamos sobre una huelga general, los delegados preguntaban a José Luís López Bulla, y mañana que hacer, yo había echo una intervención, y había dicho, mañana curaremos a los heridos enterraremos si hay algún muerto y seguir luchando, pero&nbsp los delegados seguían preguntando a Bulla y maña que haremos, se les había antojado que yo era demasiado radical. Repuesta de López Bulla, en son burlón,&nbsp maña hacéis lo que ha dicho el compañero Benito.

Hoy con 80 años ya no puedo ni con las coplas del ciego, pero sigo estando en el mismo loado de la trinchera, el momento actual necesitaría sindicalistas de los que no comen del sindicato, de lo contrario aquí va a pasar por el tubo hasta la abuela.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS