Colombia. Sobre la propaganda sucia contra el Paro Nacional

Publicidad

El Paro programado para el próximo 21 de noviembre ha convocado a varios sectores de todo el país que se manifestarán en contra del gobierno del actual presidente Iván Duque. Desde su anuncio, han habido múltiples detractores de la movilización, así como han proliferado las mentiras que circulan para desestimar el Paro Nacional que cada vez agarra más fuerza.

El desgobierno es evidente en Colombia. A las preocupantes cifras de desempleo, que en diciembre alcanzó el 10,2%, así como el poco crecimiento económico y la devaluación de la moneda nacional, se han sumado escándalos como el reciente bombardeo en San Vicente del Cagúan, que le costó el puesto al ex ministro de defensa Guillermo Botero.

El paro ha recibido apoyo de universitarios, sectores sindicales, movimientos políticos, organizaciones sociales, indígenas, campesinas, barras de fútbol, entre. La movilización, que se espera sea masiva, ha sido atacada por el presidente, el partido de gobierno y allegados políticos pertenecientes al uribismo en general. Así, han habido varias declaraciones públicas para desestimar el paro, asociándolo con complots internacionales, y en ese sentido, han circulado numerosas noticias falsas por quiénes afirman que no participarán de la movilización.

Esta situación resulta paradójica, pues fue el mismo uribismo, amparado en la comprensión de la movilización como derecho constitucionalmente protegido, quienes invitaron en el pasado a movilizarse en contra del expresidente Juan Manuel Santos y su supuesta intención de «entregar el país a las Farc». El paro que se avecina no tiene estatus de ilegalidad, ni mucho menos tiene el objetivo de desestabilizar un país que de por sí ya está conmocionado por el desgobierno de un presidente ausente e impopular. De esto te hablamos viejo.

Uno de los argumentos más repetitivos aducen a un complot organizado por el ‘Foro de Sao Pablo’, que hacen referencia a una reunión anual que realizan los partidos políticos cercanos a la izquierda (en sus diferentes matices). Sin embargo, argumentar su supuesta responsabilidad intelectual no hace más que reencauchar el lugar común del “castrochavismo” que ha resultado tan rentable política y electoralmente.

Responsabilizar a este encuentro internacional, oculta la real intervención que realizan organismos internacionales como la OCDE o el FMI; estos coinciden en las políticas de flexibilización laboral, privatización de servicios básicos y la reducción de impuestos para las multinacionales, con el fin de impulsar el crecimiento económico a costa de los derechos vitales de los ciudadanos. Estas políticas, de hecho, han sido plasmadas en reformas laborales y pensionales que ya ha anunciado el gobierno de Duque.

En este panorama, las fake news toman de nuevo un papel protagónico en la disputa política por el Paro Nacional en ciernes. Así, resalta un video retwitteado por Álvaro Uribe, en el que un presunto manifestante declara las supuestas acciones que se llevarán a cabo en el 21 de noviembre y menciona, entre otras cosas, la confrontación directa y violenta contra la fuerza pública. El video, a todas luces falso, empezó a ser compartido por seguidores del uribismo, sin especificar el origen ni la autoría.

En este sentido, es necesario cuestionar los discursos mediáticos de quienes están en el poder y que, desde ya, temen a la reacción colectiva de las ciudadanías informadas que se manifestarán este 21 de noviembre en contra del desgobierno, los incumplimientos a los sectores, los ataques constantes a las comunidades, y a las reformas venideras.

CI JA/ND/13/11/19/13:00

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More