Colombia. Se mantienen las protestas en San Luis de Palenque, en medio de agresiones de la Policía Militar

Por Trochando Sin Fronteras

La comunidad de San Luis de Palenque, en el departamento de Casanare, adelanta desde enero una manifestación pacífica permanente, por las actividades de la empresa Frontera Energy en la zona, siendo agredidos por el ESMAD (policía militar). Frontera Energy es la operadora del bloque Cubiro con licencia 2147 de diciembre del 2005 con jurisdicción en […]

La comunidad de San Luis de Palenque, en el departamento de Casanare, adelanta desde enero una manifestación pacífica permanente, por las actividades de la empresa Frontera Energy en la zona, siendo agredidos por el ESMAD (policía militar).

Frontera Energy es la operadora del bloque Cubiro con licencia 2147 de diciembre del 2005 con jurisdicción en las veredas veredas Merey y Plataneras de este municipio. Son varias las jornadas de movilización que la comunidad ha adelantado para que esta empresa cumpla las peticiones de la comunidad y persiste el incumplimiento.

A estos incumplimientos se le suma el pliego de exigencias radicado el 2 de agosto del 2017 ante las entidades pertinentes:

1. Adecuación y reparación de la vía Merey –Pantanales y ramales con sus obras de arte.

2. Continuidad de pavimentación vía Merey.

3. Incremento tabla salarial mano de obra (Frontera Energy).

4. Asignar guardas de seguridad, ambientales y controladores viales donde la vía es estrecha, en centros poblados y educativos, puentes inhabilidades para un solo carril en las locaciones Cancu Z2,Z3 y donde la empresa desarrolle sus labores.

5. Pasivos daños y perjuicios a proveedores locales.

6. Incremento a la tarifa  de precio vehicular, Servicios especiales, transporte fluidos internos, modalidad carro tanques sencillos, tracto camiones y transporte de hidrocarburos.

7. Reforestación por cambio de biodiversidad vegetal en todas sus generalidades.

8. Bienes y servicios (Frontera Energy).

9. Plan de acción a impacto sociocultural.

10. Inversión social en sus generalidades.

11. Conformación de mesas de Derechos Humanos, laboral, bienes y servicios, inversión social y ambiental.

12. Cumplimento a los acuerdos de la mesa de concertación entre la comunidad, el bloque Cubiro y la empresa Petromagdalena de mayo del 2012.

El 31 de enero la comunidad llegó a un acuerdo con la compañía, donde esta se comprometió a no transportar más hidrocarburos hasta no resolver las cinco mesas de trabajo que se adelantan para solucionar esta problemática, según manifiesta Ferney Salcedo, vocero de la comunidad.

Entre los puntos que se trabajan en estas mesas se encuentra una deuda respecto de “bienes y servicios” desde el año 2014, además de temas laborales, ambientales, Derechos Humanos e inversión social, según plantea Salcedo. Todas las mesas de trabajo están en actividad con la única excepción de la mesa ambiental, pues entidades como la ANLA y Corporinoquia no se han presentado.

En días pasados, a pesar de los acuerdos, la compañía sorprendió a la comunidad ingresando 15 tracto mulas escoltadas por Policía y Ejército para continuar con las actividades, provocando la reacción de la comunidad afectada por el incumplimiento de la empresa Frontera Energy, con la complicidad del Estado y sus Fuerzas Militares.

Como es común el Escuadrón Móvil Anti Disturbios de la policía, agredió a los pobladores quienes respondieron, viéndose afectados los vehículos de la empresa al ser usados como protección por los miembros del ESMAD. Tras las agresiones de la Fuerza Pública a los pobladores, los vehículos ingresaron a la fuerza para continuar con las actividades de la empresa.

La compañía se ha encargado de dividir a la comunidad, llevando a que sectores de la población desconozcan las vocerías definidas por las personas de la zona, poniendo como interlocutores a personas con las que han hecho acuerdos particulares para que la gente cese su protesta.

A pesar de las divisiones, la comunidad se mantiene en sus exigencias. En primer lugar, buscan que se cumpla lo pactado en un acta del año 2012, donde la compañía se comprometió a destinar 2.500 millones para la pavimentación de la vía terciaria de la vereda El Merey hacia el proyecto de El Cubiro. La comunidad espera que se den fechas para la iniciación de esta obra.

Por otra parte, los pobladores solicitan que se les pague la totalidad de la deuda por bienes y servicios, como hospedaje y alimentación, que para la comunidad no es negociable, ante lo cual la empresa plantea pagar solo la mitad. Esta propuesta ha sido rechazada por la comunidad, causando problemas para avanzar en las mesas de trabajo.

Una más de las exigencias es que no se abran procesos judiciales contra los voceros y líderes de la manifestación después de la conciliación, a lo que la empresa dice que por las pérdidas generadas debido a las manifestaciones entablarán demandas.

Ante esta situación la comunidad afirma que de esta manera se demuestra una vez más, que en Colombia priman los derechos de las multinacionales, sin importar las afectaciones a las comunidades que además se ven obligadas a protestar por las vías de hecho, actividad posteriormente criminalizada a pesar de estar contemplada como un derecho en la Constitución política.

La comunidad de San Luis de Palenque hace un llamado a las autoridades, en cabeza de la Asociación Nacional de Hidrocarburos, a que se haga presente para ayudar a solucionar los conflictos que siguen afectando a los habitantes de la zona.

trochandosinfronteras.info/se-mantienen-las-protestas-en-san-luis-de-palenque-en-medio-de-agresiones-del-esmad/

-->
COLABORA CON KAOS