Colombia se ha movilizado contra los «falsos positivos»

Una&nbsp multitud marchó este viernes entre las sedes de la Fiscalía y el Ministerio de Defensa en Bogotá portando fotos de sus familiares dados por desaparecidos o víctimas de ejecuciones extrajudiciales por parte de las fuerzas armadas.

La marcha fue organizada por varias asociaciones defensoras de Derechos Humanos del país, coordinadas por el Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado y la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz.

La comisión de Ética por la Verdad en Colombia ha recorrido las calles de Bogotá, desde el Ministerio de Defensa hasta la sede de la Fiscalía General, como medida de rechazo a las ejecuciones extrajudiciales y el conocido caso de los falsos positivos

La marcha fue encabezada por Mirta Baravalle, integrante de la línea fundadora de las Madres de Plaza de Mayo de Argentina, representando a numerosas personalidades internacionales que han conformado un grupo para reclamar la constitución de una comisión de la verdad en Colombia, que logre aclarar los crímenes cometidos por organismos del estado colombiano.

Baravalle declaró a los periodistas allí congregados “»Estoy aquí porque creo que algo puedo aportar, según mi propia experiencia y darle fuerza a los afectados».

Los y las manifestantes portaban pancartas y colocaron carteles con mensajes tales como “Todavía esperamos a nuestros seres queridos»»Exigimos justicia», «Sin olvido” frente a las sedes estatales frente a las que pasaban.

En la sede de la Fiscalía los manifestantes entregaron una petición para reclamar la unificación de las investigaciones de todos los casos de ejecuciones extrajudiciales.

La Fiscalía investiga a cerca de un millar de miembros de la fuerza pública por su participación en el asesinato de 1.375 civiles que fueron presentados inicialmente como presuntos miembros de grupos ilegales muertos en combate.

A estos casos se les conoce como «falsos positivos» pues en la jerga militar colombiana se denomina «positivo» a un objetivo conseguido.

Las primeras investigaciones llevaron al gobierno a ordenar la destitución el 29 de octubre de 27 militares, entre ellos 3 generales, responsables de las unidades militares en donde se cometieron los crímenes.

Otros 13 uniformados fueron desvinculados de las filas el 16 de noviembre, y 11 más a finales de enero.

El MOVICE
Telesur. El Movice reclama que se acabe con la impunidad y se resarza la honra de las familias, que ''fueron tratadas de una manera denigrante y sus hijos, esposos o padres, presentados ante los medios de comunicación como terroristas''. Además, reclama que se avance en la investigación de estos crímenes. ''Queremos pedir a la Fiscalía General que forme un grupo de fiscales dedicado a impulsar estas investigaciones'', dijo Cepeda.

Uno de los principales líderes de esta comisión es el Nobel de la Paz argentino Adolfo Pérez Esquivel, junto a otros 25 miembros, integrada por personalidades internacionales.

Para el evento llegaron a Colombia seis de los miembros de esta misión, integrada por personas que tienen en común haber sido afectados por la violencia de sus respectivos países, quienes acompañarán a los familiares de víctimas de presuntas ejecuciones extrajudiciales que caminarán en el marco de la jornada 'Los falsos positivos son crímenes de Estado'.

La actividad está organizada por varias asociaciones defensoras de Derechos Humanos del país, coordinadas por el Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado y la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz.

Además, otros organismos se suman a la protesta como reclamo a los jóvenes que fueron secuestrados y asesinados por miembros de la fuerza pública y presentados como guerrilleros aniquilados en combate. Un caso que en el pasado mes de noviembre escandalizó al país sudamericano, con más de mil 400 casos, según las organizaciones defensoras de los derechos humanos, de los que la fiscalía investiga 700.

La solución aplicada por parte del Gobierno colombiano, fue la destitución de 40 oficiales del Ejército, en una destitución militar sin precedentes en Latinoamérica, que desembocó en la renuncia del jefe del Ejército, Mario Montoya.

Para el momento, el ministro de la Defensa, Juan Manuel Santos, dijo que «habrá tolerancia cero con las violaciones de los derechos humanos».

No obstante, los hechos siguen ocurriendo tal como denuncian organizaciones como el Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice), que ha convocado a una jornada de movilizaciones para demandar «verdad, justicia, reparación a las víctimas y medidas para que no se repitan», indicó Iván Cepeda, portavoz del Movice.

La movilización que se llevará a cabo en la capital colombiana, irá desde el Ministerio de Defensa a la sede de la Fiscalía General. También contará con la participación de 200 familiares de víctimas.

Por otra parte, se tienen previstas otras manifestaciones similares en otras ciudades del país, como Medellín, Manizales, Bucaramanga y Cúcuta, así como a nivel internacional: Buenos Aires, París, Barcelona, Madrid y Gijón.

Las víctimas eran «jóvenes de extracción humilde, de las ciudades o del campo, que eran primero detenidos, luego llevados a cientos de kilómetros y después asesinados por el Ejército, vestidos con ropa como la de los guerrilleros y presentados como terroristas abatidos», explica Cepeda, que detalla que la mayoría eran varones y un 3 por ciento, mujeres.&nbsp

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS