Colombia: Resuena la resistencia indigena, campesina y popular. Esmad asesina indigena

Publicidad

Adquiere gran resonancia en el resto de la sociedad colombiana la acción de resistencia anti neoliberal de los indígenas, campesinos y sectores populares, que desde el día 30 de junio realizan marchas, bloqueos de carreteras, plantones y concentraciones, para demandar del gobierno el cumplimiento de los acuerdos consolidados en el paro nacional del año 2013.

La paquidérmica burocracia clientelar de los Ministerio de Agricultura, Ambiente, Gobierno y de Planeación Nacional, ha utilizado todas las argucias y maniobras para engañar a las masas rurales y evadir la concreción de los pactos alcanzados después de las grandes acciones sociales del 2013.

Las comunidades en protesta insisten en que tanto el Gobierno Nacional como departamental y local les han incumplido los acuerdos logrados en manifestaciones de años anteriores, y que solo tomándose las vías de hecho logran llamar la atención de las autoridades.

El trabajo colectivo por el bienestar conjunto y la demanda de una reforma agraria integral que reconozca los territorios campesinos agroalimentarios, que anulen las concesiones mineras en los territorios, que dejen de matar y encarcelar a los indígenas y campesinos, y que se permita la participación, en los términos democráticos, en la construcción de una Paz de verdad, son ingredientes de la resistencia agraria y étnica en marcha.

Protestamos, en el caso del Valle del Cauca, porque hay incumplimientos de acuerdos de 2013 que se hicieron con el Gobierno Nacional, también solicitamos a la Gobernadora del Valle del Cauca, que haga presencia porque tampoco han cumplido unos acuerdos, y creemos que ni siquiera tiene en cuenta a la población indígena en el plan de desarrollo departamental del Valle. No quedó insertado un capítulo especial, dos puntos quedaron con los recursos no definidos, explicó el consejero de la Organización Regional Indígena del Valle del Cauca, Orivac, Darío Pupuinwe.

Ahora, cínicamente los representantes del gobierno anuncian nuevas mesas de diálogo y concertación que los indígenas y campesinos, son una enorme mentira, pues esos funcionarios en realidad solo atienden las instrucciones de los politiqueros regionales que representan poderosos intereses de latifundistas, hacendados y grupos paramilitares GAO, autores y beneficiarios del despojo de las tierras ancestrales, como en el Norte del Cauca y el sur del Valle del Cauca.

La resonancia y el contagio por el resto de la sociedad, de los justos reclamos de un núcleo social agraviado por las estructuras oligárquicas del poder es una de las características de los movimientos sociales y populares.

Las concentraciones.

Van 24 horas de la Minga de la resistencia indígena y la misma se visibiliza en 17 concentraciones territoriales en 11 departamentos. Han participado, hasta el momento, más de 150 mil personas, congregadas en 34 puntos de concentración de 17 departamentos: Antioquia, Cauca, Chocó, Arauca, Boyacá, Casanare, Meta, Vichada, Norte de Santander, Santander, Cesar, Valle, Huila, Tolima, Nariño, Risaralda y Caldas.

En el Resguardo La Delfina, Esmad masacra indígena.

En el Resguardo La Delfina, cerca al Puerto de Buenaventura, en el Valle del Cauca, una concentración de indígenas fue violentamente agredida por el Escuadrón anti disturbios de la Policía/ESMAD, ocasionando la muerte de uno de los miembros de la Minga. En la manifestación, que inició desde las 11:00 p.m. del domingo, y se extendió hasta horas de la mañana del lunes, resultó muerto un indígena identificado como Willington Quibarecama Naquirucama, perteneciente a la comunidad Embera, del municipio de Trujillo, Valle. Las comunidades indígenas indicaron que cuando salimos a la vía él salió, y en la retirada cayó en falso y tuvo el deceso, la culpa del Esmad, porque al sentirse así atacado, pisó en falso y cayó.

A través de un comunicado oficial, las comunidades indígenas señalaron que además del joven fallecido, también hay otras cuatro personas heridas, que pertenecen a los resguardos de Nasa y Embera, y tres comuneros más que aún no aparecen.

No llega la anunciada paz a estas comunidades a pesar del compromiso de dar garantías a la protesta y movilización social.

Por el momento se registran acciones de masas en las siguientes regiones.

Buenaventura.

En el Resguardo La Delfina, cerca de Buenaventura, se ha planteado instalar una Mesa de Concertación con la presencia de la gobernadora Dilian Francisco Toro. De acuerdo con uno de los consejeros de la Organización Regional Indígena del Valle del Cauca, Orivac, Darío Pupuinwe, las comunidades realizaron la protesta porque «es la única manera de que nos prestan atención, tomándonos las vías de hecho».

Después de la reunión con las autoridades, los indígenas acordaron no realizar bloqueos en la vía hasta que no se lleve a cabo la reunión de la cual se tendrán conclusiones más claras. Sin embargo, sí permanecerán reunidos en el resguardo de La Delfina.

Algunos de los temas que se abordarán en la mesa de concertación serán: la socialización de las razones por las cuales se está adelantando la minga nacional; los acuerdos para la mediación, atención, y protección a la movilización; seguimiento al cumplimiento de los acuerdos departamentales y distritales; la socialización del Plan de Desarrollo de la gobernación y Buenaventura; entre otros.

Sur del Tolima.

En el Sur del departamento del Tolima Más de 1.200 indígenas Pijaos se movilizan en Saldaña.

Este accionar es parte de la Minga Nacional Agraria Étnica y Popular, convocada para reivindicar derechos de los pueblos Indígenas y otros sectores sociales en el marco de la Cumbre Agraria.

De ahí que más de mil 200 Indígenas Pijaos de los municipios de Coyaima, Natagaima, Ortega, Purificación, San Antonio, Saldaña, entre otros, que hacen parte del Consejo Regional Indígena del Tolima – CRIT, marcha en Saldaña hacia el punto de concentración final.

Como las demás organizaciones que hacen parte de la Organización Nacional Indígena de Colombia – ONIC, los motivos que los unen para movilizarse son: Acuerdos Incumplidos; adecuación institucional; tierra, territorio colectivos y ordenamiento territorial y ambiental; minero energético; paz y derechos humanos; economía propia e infraestructura para la paz.

Departamento de Antioquia.

En el departamento de Antioquia con la participación de cerca de 4.000 personas se cumplió este lunes el primer día de paro agrario.

Las principales concentraciones se presentaron en Tarazá, en el Bajo Cauca; y en El Santuario, Oriente antioqueño.

En Tarazá hay unas 300 personas, en su mayoría integrantes de una asociación minera que hoy (martes) tiene programada una marcha pacífica en el pueblo.

En El Santuario, entre tanto, durante el lunes hubo varios encuentros de reflexión en torno al sector rural y los derechos humanos. Unas 300 personas participaron de las actividades que se desarrollaron en el coliseo municipal.

En Turbo y Necoclí, en el Urabá antioqueño, se prevé que este martes continúe la concentración de indígenas y campesinos que ya reúne a más de 8.000 personas.

Sur del Cesar.

En el sur del Cesar más de 1.500 campesinos protestan y resisten.  La manifestación se lleva a cabo de manera pacífica cerca al corregimiento Besotes, en el municipio de La Gloria.

Cerca del corregimiento Besotes, en el municipio de La Gloria, al sur del Cesar, más de 1.500 campesinos se sumaron al paro agrario nacional. La protesta la adelantan de manera pacífica a un lado de La Ruta del Sol que comunica a la Costa con el interior del país, sin que se presenten bloqueos ni traumatismos en la vía.

Los campesinos señalan que las políticas del Gobierno ponen en riesgo los bienes naturales, la soberanía nacional y la pervivencia física y cultural de las comunidades rurales y del conjunto del pueblo colombiano.

Además entre los temas de la protesta figuran aspectos como la sustitución de cultivos ilícitos, la conservación de recursos naturales y la exigencia de políticas efectivas para la redención del campo.

Igualmente piden que se permita su participación en la construcción de una reforma agraria que democratice la propiedad de la tierra y se reoriente el modelo económico del campo a favor de las comunidades.

Departamento de Huila.

El primer día del paro nacional agrario convocado por la Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular, transcurrió en tensa calma en el Huila.

En el departamento se reportan dos concentraciones de manifestantes, que paulatinamente han ido llegando a los lugares con víveres y carpas, lo que sugiere que la protesta no será temporal. Una en El Pescador, a pocos kilómetros de Hobo. Y la otra en la vía entre Pitalito y Mocoa, kilómetro 106, en el cruce al corregimiento de Bruselas.

En el primer sitio, en el sur del departamento, ayer por la tarde se calculaba la presencia de más de 10.000 personas, especialmente indígenas, provenientes de las poblaciones de Íquira, La Plata, Isnos y de Inzá, Cauca. En el segundo, más de 7000 protestantes, especialmente campesinos.

Cerremos diciendo que, la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) solicitó en un comunicado la presencia de los organismos institucionales encargados de velar por los respetos de los derechos humanos. Exigieron investigar administrativa, disciplinaria y penalmente las responsabilidades de los autores de estos hechos hasta su individualización y judicialización ejemplar como corresponde.

Coda. Repugnante el señalamiento contra la Minga indígena hecha por el ultraderechista gobernador de Norte de Santander, William Villamizar, quien está tildando de terroristas y guerrilleros a los integrantes de la protesta popular. Que renuncie o lo destituyan. Es un bárbaro de la vieja politiquería corrupta regional. Decir que la Minga es un paro armado es una incitación a la violencia y la masacre de los Gao.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More