Colombia. ¿Qué está pasando en los territorios rurales durante la pandemia?

Publicidad

El adelanto de los procesos de erradicación forzada de los cultivos de uso ilícito, la militarización de los territorios, el posible regreso del glifosato y las fumigaciones aéreas, así como los hostigamientos y ataques directos por parte del Ejército hacia las comunidades campesinas, han sido algunas de las problemáticas rurales que se han agudizado durante estos meses de pandemia.

Colombia Informa conversó con Noraldo Díaz, Secretario de tierras del Coordinador Nacional Agrario -CNA-, organización campesina que agrupa distintas comunidades alrededor del país, acerca de la pertinencia de discutir estos temas en la agenda pública actual.

Para continuar con esta discusión, el jueves 4 de junio a las 5:00 p.m, se realizará el conversatorio «Política antidrogas y aspersión con glifosato en Colombia». Contará con la participación de Robert Daza, representante del CNA; Pedro Arenas, integrante de la Corporación Viso Mutop; y Gustavo Bolívar, senador de la república.

El panel será transmitido en vivo a través de la página de Facebook de Gustavo Bolívar y del CNA.

Colombia Informa: ¿Cómo se ha manifestado la militarización durante el confinamiento?

Noraldo Díaz: Las problemáticas se han agudizado en estos momentos de pandemia y confinamiento. ¿Por qué el Gobierno no les dijo a los militares que se quedaran en la casa? sino que por el contrario, militarizó totalmente los territorios en donde se encuentran los cultivos de uso ilícito. De manera irresponsable han llegado a las regiones, representando un posible foco de contagio del coronavirus.

Lo más grave que está ocurriendo es que están asesinado a los campesinos, a los líderes y lideresas en los territorios. Justo en este momento en el que el Gobierno debería ofrecer unas políticas públicas acordes a las necesidades del campo, unas salidas para llevar alivio a los campesinos y campesinas; en cambio lo único que les llevan es plomo, muerte, amenazas, estigmatización. Así, las problemáticas se han agudizado en un 100%.

CI: ¿Cuáles serían las consecuencias de retomar las fumigaciones aéreas con glifosato?

ND: Si se llega a dar esa aspersión aérea, lo que va a pasar en los territorios es que se van a fumigar todos los productos de pancoger. Esto ya ha sucedido antes. Si esparcen glifosato, van a acabar con los bienes comunes de la naturaleza, desencadenando una problemática de hambruna para las comunidades que han tenido que recurrir a la siembra de cultivos de uso ilícito.

CI: ¿En qué consisten las propuestas del CNA para hacer frente a las políticas de erradicación forzada impulsadas por el Gobierno?

ND: Desde el CNA, el campesinado ha reflexionado entorno a las transformaciones reales necesarias y construidas desde el territorio. Así, hemos planteado una territorialidad campesina, a través de los Territorios Campesinos Agroalimentarios. Con esta figura se busca el reconocimiento del campesinado como un sujeto político de derechos, así como el desarrollo de una soberanía alimentaria a partir de circuitos agroalimentarios para el país. No solo pensamos en quienes hacen parte del CNA, sino en un proyecto que beneficie a los campesinos y campesinas de todo el país.

En este momento el CNA ofrece su experiencia y la sabiduría de quienes lo integran para ponerla al servicio de las comunidades que actualmente están sufriendo el flagelo del narcotráfico.

CI: ¿Por qué es pertinente hablar sobre estos temas en un contexto de emergencia política, social y sanitaria nacional?

ND: Consideramos que es necesario hablar de la problemática antidrogas y glifosato en este momento porque, precisamente, el Gobierno Nacional está preparando unas audiencias virtuales para reanudar la aspersión aérea de glifosato. Nosotros sabemos que la mayoría de campesinos y campesinas no iban a tener la oportunidad de enterarse realmente de lo que sucediera en esos espacios virtuales, debido a que no cuentan con los medios necesarios. En los territorios rurales la gente no tiene internet ni los suficientes medios de comunicación, y el Gobierno iba a excusar sus decisiones en unas audiencias a las que las comunidades ni siquiera podrían asistir.

Eso violaría el derecho fundamental que tenemos de informarnos y decidir libremente si queríamos o no esta aspersión aérea que, desde luego, el 100% de nuestras comunidades rechazan rotundamente.

Por otro lado, todos sabemos que el problema del narcotráfico es el colchón amortiguador del capitalismo; o sea, es parte del sistema violento que se evidencia en las políticas del Gobierno que buscan atacar y acabar al eslabón más débil: los campesinos cultivadores. Sin embargo, esto no lo hacen con los grupos paramilitares ni con los grupos políticos que se nutren de toda la economía que ofrecen estas mafias.

Entonces es necesario hablarle de cara al país en estos momentos; es necesario que nuestras comunidades se enteren y que la comunidad internacional se entere de lo que realmente está pasando en los territorios rurales de Colombia.

CI: ¿Qué estrategias están llevando a cabo para posicionar estos temas en la opinión pública?

ND: Como Coordinador Nacional Agrario estamos buscando una interlocución con otras personas conocedoras del tema. Estamos intentando articular con senadores y organizaciones que tienen conocimiento y un amplio recorrido sobre este tema. Asimismo, hacemos un llamado al pueblo colombiano, a toda la clase popular, a que en este momento rodeemos a las comunidades que están padeciendo la violencia en los territorios. No se nos puede olvidar que esta es una problemática que le concierne a todo el pueblo colombiano, no solamente a los campesinos y campesinas que tienen cultivos de uso ilícito y que tuvieron que acudir a estas plantaciones debido al completo abandono estatal y a la falta de políticas que garanticen su dignidad.

CI ND/ND/03/06/2020/19:00

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More