Colombia: Presos de Bogotá en huelga de hambre ante falta de atención médica y reducción de su alimentación

Los internos de los patios 10, 11, 13 y 15 del ERON Cárcel Nacional La Picota ponemos en su conocimiento la situación que vivimos los internos de este centro de reclusión, la cual consideramos irregular y violatoria de los más elementales derechos del ser humano.

Denunciamos ante la opinión pública nacional e internacional los siguientes hechos:

1) El jueves 10 de octubre pasado, nos enteramos de la decisión de la administración del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) de adjudicar el contrato de provisión de raciones alimentarias con destino a los internos a la empresa Servialimentaria, por comentarios y no porque la Administración nos haya informado.

2) Hoy 12 de octubre fuimos notificados de hecho de la decisión de la mencionada empresa de reducir las cantidades en la ración que deben entregar a cada interno y por lo cual reciben un pago del Estado colombiano. De la misma manera, y sin que medie valoración u opinión médica alguna, decidió suprimir la entrega de dietas alimentarias especiales a personas que padecen enfermedades tales como: diabetes, hipoglicemia, ácido úrico, hiperlipidemia, triglicéridos, ulceras gástricas, colon irritable, presión alta y baja y gastritis, poniendo en riesgo sus vidas.

3) Otro aspecto sobre el cual queremos llamar la atención es el referente a la salud. Este servicio cuando se presta es deficiente y tardío. La mayoría de las veces no se presta. Hay personas esperando exámenes y procedimientos desde hace más de un año.

Consideramos, señor defensor, que estos hechos constituyen no solo una flagrante violación a los más elementales derechos del ser humano sino a la vez desconocen disposiciones de la honorable Corte Constitucional en tanto que este alto tribunal ha considerado la violación del mínimo vital como un trato indigno, cruel e inhumano.

En virtud a lo anterior, señalamos que lo que viene ocurriendo al interior de este centro carcelario es violatorio del artículo 51 de la ley 65 de 1993 y de la sentencia T-714 de 1996 de la honorable Corte Constitucional.

Por las razones antes expuestas los internos de los patios antes mencionados hemos decidido no recibir la irrisoria ración alimentaria hasta que la situación se normalice y además contemos con una atención médica adecuada y oportuna.

También solicitamos por su intermedio, señor defensor, se nos entreguen copias de los siguientes documentos:

1) Contrato de provisiones de raciones alimentarias con destino a los internos de la cárcel La Picota suscrito entre la administración del Inpec y el consorcio Servialimentaria.

2) Contrato de prestación del servicio de salud a los internos de la cárcel La Picota, suscrito entre la administración del Inpec y Caprecom.

3) Reglamento interno de la cárcel La Picota expedido por la administración del centro carcelario.

Solicitamos

A la Defensoría Nacional del Pueblo: realizar visita a la cárcel La Picota con el fin de constatar la veracidad de nuestras denuncias. Visita que debe realizarse sin aviso previo a la administración de la cárcel, visitando patio por patio ya que las autoridades penitenciarias muestran solo lo que les conviene.

A la Procuraduría General de la Nación: adelantar las investigaciones disciplinarias a fin de sancionar a los responsables de estas conductas ilegales.

A la Contraloría General de la República: realizar las investigaciones fiscales que permitan corregir esas conductas y sancionar a los responsables de estas.

Al Congreso de la República: Realizar el control político al Inpec como entidad del Estado.

A la sociedad colombiana y a la comunidad internacional: solidaridad para con la población carcelaria colombiana que padecemos a diario la violación sistemática de todos nuestros derechos.

Prisioneros sociales y políticos de los patios 10, 11, 13 y 15

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS