Colombia. Persiguen, agreden, desplazan y despojan

La amenaza de “incendiar al país” si enjuiciaban a Álvaro Uribe la siguen cumpliendo con aumentar las masacres, el asesinato selectivo de líderes sociales, el desplazamiento de comunidades y la persecución de opositores, con lo que buscan silenciar y atemorizar para seguir despojando bienes comunes.

Ante la agresión sostenida del régimen contra la sociedad, doce miembros del Parlamento Europeo manifestaron su preocupación por los ataques contra la Corte Suprema de Justicia, la falta de imparcialidad de la Fiscalía y la falta de garantías de protección para los líderes sociales y los defensores de Derechos Humanos (DDHH). Los eurodiputados afirmaron:

No hay Estado de Derecho sin independencia judicial. En la construcción de un país en paz, la apertura democrática y la actividad con garantías de las personas defensoras de los Derechos Humanos y de las y los líderes sociales y políticos, es más que nunca necesaria” [1].

El eurodiputado Miguel Urbán manifestó que, “no se puede tolerar la represión policial, tampoco se debe silenciar las más de 55 masacres este año, ni los cientos de líderes y lideresas sociales y ex guerrilleros asesinados desde la firma del Acuerdo. La UE debe exigir firmemente al Gobierno colombiano que ponga fin a la violencia, la brutalidad policial y la impunidad” [2].

Los agresores reciben órdenes

La ONG Temblores en su Informe “Bolillo, Dios y Patria”, afirma que las Fuerzas Armadas (FFAA) entre 2017 y 2019 cometieron 639 homicidios, 40.481 casos de violencia física y 241 de violencia sexual. Además, documentó ampliamente los abusos y la brutalidad policial contra las manifestaciones del 9 y 10 de septiembre en Bogotá [3].

J. E. Calero, Vicedefensor del Pueblo afirmó que entre 2019 y lo que va del 2020, la Defensoría del Pueblo recibió 3.725 quejas de vulneraciones a los DDHH perpetradas por miembros de las FFAA, el 68 por ciento cometidas por la Policía Nacional, 29 por ciento por el Ejército, 3 por ciento por la Armada y 1 por ciento por la Fuerza Aérea [4].

El Informe “Defensoras: Voces de Vida y Resistencia”, afirma que la violencia política contra las mujeres se incrementó en 165 por ciento; entre 2017 y 2019 se registraron 1.336 agresiones contra lideresas: 57 atentados, 84 asesinatos y 1.132 amenazas; las lideresas de los sectores indígenas con 118 casos, y defensoras de víctimas con 75 casos son las más afectadas [5].

La Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), registró que este año 18.393 personas han sido víctimas de desplazamiento forzado y 61.544 están en confinamiento, lo que representa un incremento del 228 por ciento [6].

Perseguidos y asesinados

La Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) manifestó que la orden de arresto al periodista Gonzalo Guillén, es desproporcionada frente a los hechos imputados; lo persiguen por su trabajo de investigación que denuncia el prontuario criminal de Álvaro Uribe Vélez, Francisco “Kiko” Gómez, José “Ñeñe” Hernández, entre otros.

Erilda Paéz de 73 años y Yeison Ascencio Medina, madre y sobrino del ex combatiente Pedro Fonseca, adscrito al ETCR del Guaviare, fueron detenidos de manera ilegal por miembros de la Policía y la Fiscalía el 2 de septiembre, en la vereda La Esperanza de Puerto Rico, Meta.

Wilber Grueso de 43 años, ex combatiente que realizó su proceso de reincorporación en Policarpa, Nariño, fue asesinado el 13 de septiembre en el barrio Metropolitano de la Comuna 5 de Cali, Valle del Cauca.

Luis Arley Chaguendo de 24 años, indígena del Resguardo de Tacueyó en Toribío, Cauca, fue asesinado y también desaparecieron a dos comuneros en Cerro Tijeras el 17 de septiembre.

En Antioquia se registraron dos masacres: el 14 de septiembre asesinaron a tres mineros artesanales en la vereda Los Azules de Cáceres; y el 17 de septiembre en la Finca Matecaña de la vereda Abejales en Tarazá, asesinaron a Edgar Augusto Fuentes Navarro, Jaime de Jesús Gutiérrez Velásquez y su hijo Yefrin Esteban Gutiérrez.

En 17 de septiembre perpetraron una masacre en elcorregimiento Aguas Claras de Ocaña, Norte Santander, donde asesinaron a Saúl García Cárdenas, Haider José Santiago Ortega y Elmer Ortega.

El domingo 20 de septiembre fueron masacrados 6 jóvenes en una gallera del corregimiento Munchique en Buenos Aires, Cauca. Fueron agredidos con disparos de fusil y granadas.

[1-2] UE ante la violencia en Colombia: “basta de paños calientes”. DW, 15-09-2020.

[3] 10 delitos de la Policía en medio de las movilizaciones. Contagio Radio, 11-09-2020.

[4] Mas de 3 mil quejas contra Fuerza Pública han llegado a Defensoría. Caracol Radio, 17-09-2020.

[5] Informe Defensoras: Voces de Vida y Resistencia. Somos Defensores, 10-09-2020.

[6] En un 228 % aumentó el número de personas confinadas por el conflicto. El Espectador, 15-09-2020.

eln-voces.net/persiguen-agreden-desplazan-y-despojan/

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS