Colombia: Paz, los detalles de Oslo

 

En la instalación de la Mesa de conversaciones entre las Farc y el gobierno de J.M. Santos, ocurrida el día de ayer 18 de octubre, en la ciudad de Oslo, se detectaron varios detalles que parecen ser irrelevantes pero que indican elementos de fondo que es importante recordar al momento del análisis del proceso de diálogos que se ha iniciado y que tendrá continuación desde el 5 de noviembre en La Habana.

Primero. La ausencia de «Coca» Naranjo, el mafioso expolicia de Uribe Velez que hace parte de la delegación gubernamental, quien según De La Calle presentó inconvenientes de última hora para realizar su viaje hasta la capital Noruega. Sin embargo, las causas reales de su inasistencia están relacionadas con la intensa campaña desarrollada en Mexico por sectores indpendientes que lo han desenmascarado por su articulación a los carteles de la droga de Colombia y al del Chapo Guzman, de Sinaloa. Este individuo ha sido nombrado consultor de Peña Nieto para asuntos de seguridad y narcotráfico y amplios sectores de opinión temen que traslade sus criminales metodos al Estado azteca. Adicionalmente no tenía presentación su presencia en Europa dado que uno de sus hermanos fue condenado por narcotráfico en Alemania, donde tenía organizado un poderoso cartel de narcoticos con la mafia española. Alli fue condenado a 8 años de cárcel en Berlin. 

Segundo. La «indpendencia» de Caracol y Rcn Televisión. Canales que interrumpieron su cubrimiento tan pronto inició la rueda de prensa de los delegados de las Farc. Esa es la libertad de prensa que reina en Colombia. Esa es la autonomía de unos periodistas fletados por el régimen autoritario y oligarquico del señor Santos, el de los falsos positivos. Afortunadamente existen Canal capital y Telesur, voces de la democracia popular. 

Tercero. El contenido del discurso del Comandante Ivan Marquez, centrado en el tema agrario, el primer punto de la Agenda del Acuerdo general para la Paz, que indicará el contenido de las conversaciones en la Mesa, desde el 15 de noviembre. Marquez describió con mucha propiedad los nuevos fenómenos del campo colombiano, afectado por la locomotora minera y el modelo agroindustrial de la altillanura oriental, rapada por los más poderosos cacaos de la oligarquia financiera y narcoparamilitar. Desenmascaró la farsa de la política agraria santista neoliberal de restitución de tierras que ha derivado en un descomunal fracaso.

Cuarto. La defensa, por parte de las Farc, del contenido total del Acuerdo general para la terminación de la violencia y la construcción de la paz, firmado el 26 de agosto en La Habana, que el gobierno quiere restringir a la Agenda temática y al principio de la discrecionalidad. Ricardo Granda recordó que la indtroducción del Acuerdo es tan importante como la Agenda, asi como el bloque referido a la implementación de lo que eventualmente se acuerde y también el bloque de las reglas de juego que organizan el trabajo de la Mesa, como el bloque referido a la participación internacional. La Agenda es parte del Acuerdo general, en el que todos los aspectos tienen igual peso y se retroalimentan. Invocar los principios y la filosofía del Acuerdo es garantía de una paz verdadera. Eso lo quieren ignorar los delegados del gobierno y los grandes medios de comunicación del régimen dominante.

Quinto. El reconocimiento a la importancia de la presencia de los medios alternativos de comunicación como Prensa Rural, que Andrés Paris se encargo de resaltar.

Sexto. La espontneidad y nobleza de Jesus Santrich quien distensionó el escenario con su temperamento y carisma, para recordarle a los delegados de Santos que esto apenas empezaba porque ahora vien la parte más complicada.

Septimo. La serenidad y ecuanimidad de Ivan Marquez en la rueda de Prensa al dar respuesta a cada una de las preguntas. Respuestas con una enorme carga de profundidad política acerca del pensamiento y la política de las Farc del siglo XXI, que la oligarquía sueña con doblegar y exterminar con sus planes guerreristas.

Octavo. Un detalle que asombro: El modelo no se discute, sentenció De La Calle, el abogado multimillonario contratista de todos los gobiernos, la ficha Gavirista para la reelección de Santos. El mismo personaje que hizo el sabotaje de los dialogos de Caracas para impedir la llegada de las Farc a la Constituyente de 1991. Que tal esta democracia neofascista que ordena de manera autoritaria qué se debate y qu no en los escenarios de la participación. Lo que quiere decir que la negociación será inviable porque los términos de este traficante de influencias bloquean la libertad de la expresión.

Noveno. El gesto grave y negativo de Mora Rangel, el general que representa al alto mando reaccionario de las Fuerzas Armadas. El Jefe del Cartel de Chinacota, dueño de los mayores embarques de droga hacia Venezuela, Europa y Usa, via Chinacota, Herran, Ragonvalia y San Cristobal (Venezuela).

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS