Colombia: Pasa la guerra del color de Uribe, mientras que la paz la estamos viendo negra

Publicidad

El presidente de la República de Colombia, Álvaro Uribe se pronunció frente a la liberación de Pablo Emilio Moncayo, hijo del profesor Gustavo Moncayo, quien permanece en poder de las Farc desde hace más de o­nce años.

El Jefe de Estado aseguró que no permitirá que este proceso se convierta en un “festín politiquero”, por lo que sólo aceptará que la logística sea manejada por la Cruz Roja Internacional y la Iglesia Católica; Como si la Senadora Piedad Córdoba, el grupo de Colombianos y colombianas por la Paz y el profesor Moncayo le estuvieran pidiendo algo por fuera de la constitución colombiana que en su artículo 22 expresa "

La paz es un derecho y un deber de obligatorio cumplimiento", como si fuera poco al señor presidente se le olvida como la historia lo ha de condenar porque ha sucumbido al país en una debacle frente a la esperanza de paz, que hoy es tan necesaria, como cierto que en estos finales de su mandato llegando este 7 de mayo a 2820 días de: ejercicio de guerra-maniobras militares-tragedias acumuladas, en un país que huye como desplazado donde uno de cada 10 colombianos están en esta condición que ya suman más de 4.6 millones, un país que huye al exilio sumando más de 400 mil haciendo ese ejercicio en todo el mundo, solamente en Venezuela se superan los 200 mil, un país que huye como migrante que ya en el exterior suman más de 8 millones de hombres y mujeres que sientes sus hijos llorar en Colombia mientras ellos padecen en la distancia a millones de kilómetros sin la posibilidad de un retorno con dignidad e inclusión social, pese a la crisis persisten desde afuera ; tragedias acumuladas, como la aplicación del Plan Colombia, que ya no tiene dinero, la fase final llamada Plan Patriota está siendo financiado con el presupuesto nacional quitándole recursos a la salud o a la educación de lo más necesitados que en Colombia somos más de 29 millones.

Tragedias acumuladas, como el reconcomiendo de los “ falsos positivos”, 178 jóvenes asesinados por el ejército Colombiano y presentados como guerrilleros dados de baja en combate, la extradición de sus mejores cuadros- amigos paramilitares a los Estados Unidos, las chuzadas del DAS, la pelea con la Corte Suprema de Justicia, la puesta en prisión de sus mejores jefes de campaña en los Departamentos de Sucre, Córdoba, Bolívar, Atlántico, Magdalena y otro tanto más en todo el territorio nacional sumando más de 100 cuadros-amigos-paramilitares-funcionarios y todos de su entera confianza y entraña, la hacienda Carimagua, tragedia esta recordada por el ex ministro de agricultura; tragedias acumuladas como DMG, las intimidades con ‘Job’, las chuzadas al senador Gustavo Petro, las evidentes denuncias del paramilitar ‘Tasmania’ , los vínculos y detallitos que confirman la relación con el mafioso Giorgio Sale, el retiro de los generales en octubre del año pasado, los millonarios negocios de sus hijos (Gerónimo y Tomas) solo en el caso Mosquera en Cundinamarca, a todas estas tragedia acumuladas del gobierno del presidente Uribe sumémosle la que se avecinan con el triunfo de correa y su postura patriótica de exigir con dignidad el respeto a su soberanía, el avance de la Revolución Bolivariana con el presidente Chávez a la cabeza, la solidaridad internacional en el caso de una salida negociada al conflicto armado y el apoyo a las gestiones de la Senadora Piedad Córdoba…,

Tendrá el señor presidente Álvaro Uribe después de gobernar 2820 días-tragedias acumuladas, la moral para creerse cuando afirma que “[ii]Este Gobierno no va a seguir permitiendo que las Farc, le dé motivos de impunidad con ropaje humanitario a personas que deberían estar en la cárcel porque son elementos de las Farc-política”, si lo hace refiriéndose a la Senadora Piedad córdoba, le recordamos que la historia de este gobierno ha estado plagada de vínculos entre El fraude electoral-la ilegalidad, y la política de guerra-aplicación del paramilitarismo como una política de Estado para no dejar avanzar la Paz, como si la mejor propuesta del mandatario hubiese sido la acumulación de las desigualdades sociales, las persecuciones, las desapariciones, el desplazamiento, el asesinato selectivo e indiscriminado, a demás cuando la impunidad la ha implantado el primer mandatario imponiendo la defensa de su “muchacho” en el DAS, comprometido con los asesinatos de los sindicalistas en la Costa atlántica, y el ropaje descarado lo mantuvo con la ex canciller María Consuelo Araujo, hija de Álvaro Araujo Noguera a quien se le conoció como responsable del secuestro de Víctor Ochoa en el Cesar y su hermano el ex senador Álvaro Araujo Castro, acusado del mismo secuestro y por sus nexos con la aplicación de la política de Estado llamada paramilitarismo. Será justo entonces que pretenda dejar en la selva a un “soldado de la Patria”, patria esta, que ha corrompido con el ejerció de la doble moral, el encubrimiento y los desatinos del gobierno de las tragedias acumuladas; el Cabo del Ejército Pablo Emilio Moncayo, en poder de las Farc desde diciembre de 1997, es un soldado de la patria que también fue a defender el Estado de la derecha que reina en Colombia porque no tenía otra opción laboral; pero, es también hijo de un hombre-pueblo que ya hoy es una insignia de que la Paz en posible si nos volcamos todos a su búsqueda, Uribe ofrece la doble moral con la condena y oculta la esperanza de Paz y reencuentro con una nueva sociedad.

El autor del gobierno de las tragedias acumuladas; así mismo “[iii]dijo que no aceptará chantajes de las Farc, ni cortinas de humo para esconder las Farc-política; habrá más chantaje que el vivido en este periodo en Colombia frente a la presión ejercida para que la justicia oculte a los culpables de los delitos de lesa humanidad o para condenar a los que delinquen pero no están con el gobierno o a los que envía para que la justicia de otro país acallen las “voces disidentes del modelo uribista” que podrían poner al escarnio público “ la moral del presidente”; habrá más chantaje que lo conocido por la Fabula de Teodolindo y Yidis, que nos dejo la moraleja de una reelección con sabor a dictadura civil que se prolonga en la dimensión del tiempo, que ya corre en contra del modelo impuesto a sangre y fuego por el primer mandatario…., la sociedad no está dispuesta a tolerar más gobiernos de tragedias acumuladas…., .., la guerra es del color de Álvaro Uribe, la Paz la estamos viendo negra..

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More