Colombia. Mujer fue retenida y obligada a trabajar como esclava en edificio de Bogotá

La vigilante Edy Fonseca de 51 años fue obligada a permanecer 28 días en su lugar de trabajo en el edificio Luz Marina, ubicado en el exclusivo sector ‘Rosales’ del barrio El Retiro en el Norte de Bogotá. Durante los días que vivió detenida contra su voluntad fue obligada a trabajar 24 horas, los siete días de la semana, durmiendo en un sótano, sin la posibilidad de recibir comida de nadie en el edificio ni visitar a sus familiares bajo la amenaza de perder su trabajo.


La mujer que llevaba un año prestando sus servicios como vigilante para el edificio denunció que Óscar Osorio Rojas, presidente del consejo de la administración y María Fernanda Vargas, administradora del edificio la obligaron desde el 25 de marzo a trabajar sin relevos, quedando como única encargada de la seguridad del edificio las 24 horas del día, durante los siete días de la semana y solo le pagaban 15 mil pesos diarios.

Edy Fonseca pidió permiso para ir a visitar a sus familiares, como fue evidenciado en varias conversaciones que sostuvo con la administradora, el presidente del consejo y algunos residentes. La respuesta siempre fue que no podía salir. Incluso, le prohibieron ir al funeral de un sobrino.

https://twitter.com/TembloresOng/status/1258882742823067650?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1258882742823067650&ref_url=https%3A%2F%2Fwww.colombiainforma.info%2Fmujer-fue-retenida-y-obligada-a-trabajar-durante-un-mes-en-edificio-de-bogota%2F

Fonseca relató que sufre de diabetes y tiene principios de cáncer. Incluso hace cuatro meses le fue practicada una cirugía de colon. A pesar de su estado de salud, sus jefes la obligaron a vivir en condiciones insalubres, ya que el baño al que tenía acceso no contaba con agua.

Edy Fonseca contó que a raíz de todos los abusos cometidos por sus patrones del edificio empezó a sufrir episodios de depresión. Incluso, el pasado 23 de abril sufrió una parálisis facial como consecuencia del estrés al que fue sometida. Además, sus niveles de azúcar aumentaron de forma alarmante. Fue entonces cuando un copropietario del edificio la encontró grave en la portería y llamó a emergencias.

Cuando llegó la ambulancia, Edy Fonseca estaba al borde de un coma diabético y no podía respirar. En ese momento se acercó su jefe Óscar Osorio quien le dijo “Valiente el problema en que nos metió, se quedó sin trabajo”.

Fonseca llegó a la Clínica Palermo con parálisis facial, azúcar alta, infección intestinal, insuficiencia renal y depresión. Según la Institución, su sistema inmunológico estaba seriamente afectado.

Nixon Forero, abogado de Edy reveló que en el edificio donde ocurrieron los abusos contra la vigilante, el senador de Cambio Radical, Germán Varón Cotrino tiene un apartamento. El senador quien aparece en un video y participó de una asamblea del edificio estaba enterado de la situación a la que estaba siendo sometida la vigilante pero no hizo nada para ayudarla.

En el video se evidencia la participación del Senador, Germán Varon Cotrino quien dice: «Yo creo que todos estamos ya cansados después de tanto tiempo. Doctor Salvador, no se preocupe que estas cosas son habituales; no me son ajenas. Lo único que quería decir es: si ya hay un consejo, formalicemos esto, avancemos y en la próxima reunión, después de que la administradora haga su labor con los descargos revisaremos, porque en eso que usted dice tiene razón, hay que ser humano, pero también hay que entender que si se hubiera tomado otra decisión, también podría haber ahorita unas quejas por haber dejado el edificio sin seguridad, y de tal manera, esperemos a que esto avance y no se preocupe, ni más faltaba: en eso yo estoy acostumbrado a esas circunstancias. Le agradezco mucho y espero que vuelvan a convocar una reunión, pero ya para tratar temas que de verdad nos permitan avanzar».

Lo sorprendente de esta versión moderna de esclavitud colonial es que no parece ser un caso aislado, de los cientos que a diario se presentan en Colombia. A esto se suma, que durante la pandemia no han sido implementados protocolos de verificación de la situación de los derechos humanos y laborales de vigilantes, empleadas y empleados del servicio doméstico que se han visto obligados a trabajar durante la pandemia.

.

Mujer fue retenida y obligada a trabajar durante un mes en edificio de Bogotá

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS