Colombia. Masacre de Segovia trazada desde los Estados Unidos. Con nuevas caras, hoy Continúa

TODOS LOS SABADOS Y AHORA CON EL CAMBIO DE HORARIO A PARTIR DE LAS 6 PM HORA COLOMBIANA, 6 PM HORA CANADIENSE, ALTERNATIVA LATINOAMERICANA DEL CANADA http://alternativalatinoamericana.blogspot.com/ , TRANSMITE SU PROGRAMA RADIAL  EN ESPAÑOL POR CFRU.CAhttp://cfru.ca/ Y EN ESTE CONTEXTO EL COLECTIVO DE COMUNICACIÓN DE Colombia «RADICALES LIBRES» TRANSMITE «REPORTE Colombia», UN PROGRAMA DE 30 MINUTOS QUE PRETENDE DAR ALGUNAS PAUTAS SOBRE LA SITUACION SEMANAL DEL ACONTECER COLOMBIANO.

ESTA SEMANA POR «ALTERNATIVA LATINOAMERICANA DEL CANADA» http://alternativalatinoamericana.blogspot.com/ ESCUCHE USTED A TRAVÉS DE CFRU.CAhttp://cfru.ca/ Y EN «REPORTE Colombia».

Los finales de los años 80 en Colombia, pareciera haber marcado la historia Colombiana de Sangre, en una demencial carrera de muerte, en la que no escapa la responsabilidad política de nuestros Gobernantes, por acción u omisión. Un Grupo de insurgentes del Movimiento 19 de abril M-19, el 6 de septiembre de 1985 a las 11 de la mañana tomaba por asalto el Palacio de Justicia en pleno centro de la capital colombiana, a balazo limpio, haciendo visible una demanda armada y convocando al pueblo a enjuiciar al presidente. Pasado el medio día hicieron presencia tanques de guerra y la orden de avanzar con tanques y helicópteros no se hizo esperar. El presidente de la corte de Justicia, Alfonso Reyes Echandia pedía con angustia se parara el fuego.

El ejercito de Colombia tras dos días de combates finalmente controlo la situación dando de baja  a la mayoría de los combatientes del M-19 y retomando la situación de la corte con un saldo trágico de 11 magistrados y 65 de sus funcionarios muertos a lo que se agrega 11 desaparecidos. Al General Rafael Samudio Molina se le escucho impartiendo ordenes de acabar con todo para consolidar el objetivo, aprovechando que la Cruz Roja no se hacia presente, lo que les dejaba las manos libres.

«El primer responsable del holocausto fue el M-19. Pero hubo exceso de fuerza del Ejército y ausencia del Gobierno en las decisiones militares de la retoma», señalan  las conclusiones del ex magistrado Jorge Aníbal Gómez, y las instancias judiciales investigadoras del caso hablan incluso de un ‘golpe de Estado’ temporal contra el presidente Belisario Betancur. Según el Consejo de Estado, en los hechos del Palacio de Justicia “tuvieron intervención tanto el grupo armado insurgente M-19 como las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado afectando a un grupo de personas, miembros de la población civil que desempeñaban diferentes roles para la época, ya sea como funcionarías judiciales, administrativos, usuarios del servicio de la administración, de justicia y personal de servicio”, indica el periódico el Tiempo. De otro lado, grabaciones realizadas del hecho registraron la orden del Coronel Edilberto Sánchez Rubiano, oficial de inteligencia BR13, ordenando la desaparición de personas.

La noche del 13 de noviembre del mismo año, el rio Lagunilla en el Departamento del Tolima, una de las corrientes que nacen en el Volcán “nevado del Ruiz” provocó la mayor tragedia natural en toda la historia del país cuando se descongelaron miles de toneladas de nieve en la Cumbre del Volcán, luego de que este hiciese erupción: Literalmente la población de Armero desapareció y 23.000 de sus 25.000 habitantes murieron sepultados, según fuentes de la gran prensa.

Este 14 de Noviembre de 1995, todo el país despertó con una nueva tragedia, cuando aún no se reponía del sangriento desenlace de la ocupación del Palacio de Justicia, una semana antes, por un comando del Movimiento 19 de Abril (M-19) y que se hubiera podido evitar si en Colombia existiera voluntad política de parte de quienes han abusado del poder. Desde un año antes el Volcán había empezado a anunciar del desastre y la solución para evitar la catástrofe no era más que evacuar, sin embargo, para los señores políticos no era conveniente y nadie hizo nada, haciéndose evidente, una vez mas, la falta de voluntad política.

Solo tres años después, el  11 de Noviembre de 1988, Colombia se estremecía una vez mas, con la noticia de otra masacre en la que fueron asesinadas 43 personas y que produjo más de 100 heridos, mostrando con toda crudeza una realidad incuestionable del día a día en esta Nación Sudamericana.  Esta vez se trataba de la continuación del plan genocida de exterminio en contra de la Unión Patriótica en la población de Segovia en el Departamento de Antioquia y que según testimonio rendido por la señora Jahel Cano de Ortiz, ante la corte suprema de Justicia Colombiana, fue mas allá, involucrando a miembros de otros partidos y de la población en general.

Declaración de Jahel Cano de Ortiz que puede ser escuchada o descargada del siguiente link.

https://drive.google.com/file/d/0B-RNYyO8Gzp4UHp3MWlfZXUzN2s/edit?usp=sharing

Alonso de Jesús Baquero, Alias Vladimir, paramilitar comandante de la ejecución de la masacre y condenado por estos hechos fue el encargado de su planificación, orientado desde los Estados Unidos y de la mano con políticos y miembros de las fuerzas militares oficiales tal como puede ser escuchado en su declaración ante la Corte Suprema de Justicia, que contemplaba el asesinato de 60 personas.

Declaración del paramilitar alias “Vladimir”. La cual también puede ser escuchada o descargada en el siguiente Link.

https://drive.google.com/file/d/0B-RNYyO8Gzp4bUpGakZGTjlac0U/edit?usp=sharing

Los paramilitares y este macabro plan, contando con el apoyo de burgueses, terratenientes y oligarcas, multinacionales, políticos y fuerzas de policía y ejercito, determinaron y ejecutaron cientos de masacres en el País y asesinatos selectivos, y lo siguen haciendo, en el marco de la orientación Estadounidense emanada de la escuela de las Américas, como lo relata alias Vladimir y de los planes de despojo y apropiación y control de territorios a lo largo y ancho de la geografía Colombiana.

 “Muerte  a revolucionarios del Nordeste (MNR)” fue la sigla utilizada a ultima hora por los paramilitares en Segovia para confundir y para aterrorizar. Militantes de la UP de la región del Nordeste quisieron hablar con el “jefe” Cesar Pérez García para lo que integraron una comisión, tratando de evitar lo inevitable.

Convocado por el defensor de Cesar Pérez García, determinador de la masacre de Segovia en la que perdieron la vida 43 personas, Carlos Arturo Lozano Guillen, Actual director del semanario Voz, órgano central del Partido Comunista Colombiano y actual candidato al senado por este partido, fue llamado a declarar.

Declaración de Carlos Lozano Gillen. Escúchela o descárguela.

https://drive.google.com/file/d/0B-RNYyO8Gzp4bVdRWkhwLWViSXM/edit?usp=sharing

La corte suprema de Justicia, finalmente condeno por estos hechos realizados con alevosía, premeditación y perversidad a Cesar Pérez García, entre otros, “jefe” del Partido Liberal en esta población, como uno de los determinadores de la masacre a 30 años de prisión por el asesinato de 43 seres humanos. El alto tribunal halló responsable a Pérez de los delitos de homicidio, concierto para delinquir y lesiones personales mientras se desempeñaba como representante a la Cámara por Antioquia y basó el fallo en los testimonios de jefes paramilitares que señalaron al excongresista de ser el promotor de las muertes. Sin embargo, para muchos no es la condena merecida, pues en Colombia quien roba para comer es condenado a 4 y mas años de prisión, mientras los “padres de la patria”, militares y ladrones de cuello blanco, hacen y deshacen y cuando son condenados,  pareciera se hallaran de vacaciones, y por otro lado, pagará menos de un año por cada uno de los asesinados.

RECUERDE AMIGO, AMIGA, NO DEJE DE SINTONIZARSE ESTE SÁBADO 23 DE NOVIEMBRE POR CFRU.CA http://cfru.ca/ A LAS 6 PM HORA COLOMBIANA  Y ESCUCHE A «REPORTE Colombia

  1.  
NOTICIAS ANTICAPITALISTAS