Colombia. Mafia ronda por Armenia

Publicidad

 

Los estudios y análisis de la Fundación Paz y Reconciliación (Ver https://bit.ly/2ODrNHr ) al igual que los de la Misión de Observación Electoral (MOE, Ver https://moe.org.co/ ) están advirtiendo sobre las graves interferencias de las mafias del narcotráfico, del microtrafico y de las bandas de corrupción en las campañas electorales que se adelantan para escoger los alcaldes y gobernadores el próximo 27 de octubre.

El debate esta “calientísimo” por cuenta de la manipulación y las actividades de los grupos criminales ligados al negocio internacional de la coca y al despojo del Estado, los cuales pretenden ampliar sus nefastas influencias en los gobiernos locales y regionales mediante el soborno, la intimidación, la manipulación mediática, de las redes y la compra y venta del voto.

Armenia y el Quindío no se escapan a esa tendencia y las mafias  rondan por la ciudad y la región.

La hoya  del Quindío con sus 12 municipios hace parte del área de influencia del denominado Cartel del Norte del Valle, que es un rizoma con múltiples ramificaciones, horizontalizado y con aparentes ruedas sueltas, en el que no hay una jerarquía y un capo exclusivo como lo fueron en el pasado el Cartel de Medellín de Escobar y el de Cali de los Rodríguez Orejuela.

Se trata de una gigantesca estructura con sus propios ejércitos sicariales encargados de imponer la muerte y el terror.

Al lado de la misma están las redes del micro tráfico, un lucrativo  negocio con sus propias geografías y redes de pistoleros, que se mueven a sus anchas en los corredores conformados desde Buga, Tuluá, Cartago, hasta las ciudades de Armenia, Pereira y Manizales. Allí hay una Oficina, tal cual la de Envigado, con amplias conexiones en las empresas y micro empresas electorales. Y con sus propios Jefes como “Cordillero”, emitiendo ordenes desde la Cárcel de Palmira.

Paz y Reconciliación  ha micro focalizado un caso emblemático en el Norte del Valle del Cauca, en los municipios de Obando y Cartago, que retrata con crudeza esta peligrosa realidad política y electoral (Ver https://bit.ly/2nEqBsf ). En igual sentido, un reporte de El Espectador alerta sobre la acción de las mafias vallunas en la campaña de Pereira y Risaralda (Ver https://bit.ly/2VEwHp3 ).

Con justificada razón el candidato la Alcaldía de Armenia, señor  Luis Fernando Jaramillo, ha lanzado hoy domingo 23 de octubre, en el Portal El Quindiano, una alerta para advertir que: “Tenemos un empate técnico con José Manuel Ríos[1], un candidato que se ha desdibujado en los últimos días, a pesar de una extrañísima invasión de pendones y carteles en todo el sur de Armenia, demostrando una capacidad económica que le desconocíamos y que la publicidad hace aparentar, pero que los pendones y carteles no votan” (Ver https://bit.ly/2q6nVo5 ).

Ciertamente el señor Ríos, candidato a la Alcaldía de Armenia, apalancado por la ex gobernadora Sandra Paola Hurtado y su peligroso marido, vinculada Ella a varios procesos judiciales por el robo de las regalías en el Quindío, despliega una extrañísima propaganda, cargada de un populismo lumpen, que refleja una extraña abundancia de dineros cuyo origen debería ser examinado prontamente por la Moe y las autoridades judiciales y electorales para evitar daños políticos mayores a la institucionalidad local muy afectada por los escándalos de corrupción.

Ríos está comprometido en una extraña campaña que nos recuerda las del narco Carlos Ledher y su famoso Partido Latino de corte neonazi, con origen en el Quindío y la famosa Posada Alemana epicentro de la lujuria y el disparate delirante de las bandas de la coca.

Hay que activar las alertas tempranas y prevenir mayores daños a las instituciones públicas de Armenia.

[1] Sobre la ruta de vida del señor Ríos se puede consultar el siguiente enlace electrónico https://bit.ly/2pe9oGL en el  que el autor se derrama en elogios desmedidos para exaltar con referencias populistas primarias, una hoja de vida idílica plagada de zonas oscuras que lo articulan con las redes de poder de la corrupción  de la exgobernadora Hurtado (quien vive hoy refugiada en Pereira) y la manipulación crematística de Toto, el eslabon cafetero de Zarzal y Roldanillo.

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More