Colombia. Los rostros de la matanza de líderes en octubre

Publicidad

Los Estados Unidos en su Doctrina de Seguridad Nacional clasifican como “enemigo interno” a toda voz disidente y a toda protesta social. Por esto la persecución de los líderes de comunidades organizadas que se oponen a la megaminería, al agronegocio y en general confrontan el saqueo de las riquezas nacionales y Bienes Comunes.

El régimen colombiano copió esta doctrina desde 1948, cuando la impusieron a la mayoría de países del mundo. Son 70 años de Genocidio de opositores legales, izquierdistas y líderes sociales; unas veces  a cuenta gotas y otras, como ahora, en forma masiva; asesinatos que ya superan a los perpetrados hace 3 décadas contra los movimientos opositores Unión Patriótica, Frente Popular y A Luchar.

Las víctimas del Genocidio superan a las que produce el propio enfrentamiento armado entre la insurgencia revolucionaria y el Estado. Los brazos de esta matanza son los de siempre: agentes del Estado que actúan de manera encubierta, quienes usan el camuflaje de “Águilas Negras”, y bandas criminales a quienes el Estado encarga tareas de sicariato.

Quiénes eran los líderes asesinados

Jaime Rivera de 52 años, en la vereda Las Minas, corregimiento El Rodeo de Bolívar, en el Cauca, lo amarraron, lo torturaron y luego lo asesinaron junto a sus hijos Jaime Reinel de 20 años y Jeison Mauricio (23), participaron en acciones de resistencia contra la erradicación forzada, defensores del proceso de paz e impulsores del Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos Ilícitos (PNIS). Los hechos ocurrieron el 6 de octubre [1].

Jhorman Arlex Ipia López, de 28 años, municipio de Corinto (Norte del Cauca), miembro activo de la Asociación de Trabajadores Campesinos y la Zona de Reservas Campesinas de Corinto, era el nieto de la representante del Comité de Mujer de la Asociación Campesina. Los hechos ocurrieron el día 7 de octubre.

Óscar Aníbal España, de 30 años, de Cartagena del Chairá, Caquetá, vicepresidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda El Recreo. Se encontraba en su finca ordeñando, cuando desconocidos le dispararon, el 9 de octubre.

Dioselí Noriega, de 58 años, presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda La Laguna, Convención, Norte de Santander, lo asesinaron cuando regresaba a la finca en horas de la noche, el día 13 octubre.

Celmira Chilgueso Hilamo de 34 años, comunera indígena Nasa. Violada y asesinada, en la vereda Pílamo del Resguardo de López Adentro. La víctima deja tres huérfanos de 5, 8 y 13 años de edad. El 15 de octubre.

Carlos Trujillo Paz, dirigente comunitario de la vereda El Jigual, municipio de Rosas, Cauca. Hermano del Concejal William Trujillo. Los sicarios lo mataron en la vereda Lomabajo, en la vía hacia la vereda Peña Blanca el día 22 de octubre.

Jose Domingo Úlcue, de Munchique Los Tigres en la Vereda Esperanza, vivía y enseñaba, en la institución educativa Benjamín Dindicué, sede Sek Dxij dictaba las materias de ética y agropecuaria, inculcaba el idioma propio Nasa Yuwe. Fue asesinado en Santander de Quilichao, en horas de la noche del 22 de octubre [2].

María Caicedo, el 20 de octubre, en la madrugada en su casa en la vereda Desiderio, Argelia, hombres armados, intimidaron a la líder y a sus dos hijas a quienes dejaron amarradas, luego se llevaron a su madre, seis días después su cuerpo fue encontrado en el río Micay.  La líder pertenecía Comité de Mujeres de la Asociación de Mujeres Campesinas de Argelia (Amar); de la asociación campesina de trabajadores de Argelia (Ascamita), filial a La Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria (Fensuagro – CUT); a la Coordinadora Nacional de Cultivadores de Coca, Amapola y Marihuana (Coccam); pertenecía al Proceso de Unidad Popular del suroccidente colombiano (Pupsoc); y de la coordinación social y política Marcha Patriótica [3].

Buscan aterrorizar para sofocar voces disidentes

Incontables denuncias han realizado líderes y organizaciones de amenazas recibidas, como estrategia de persecución para evitar la continuidad de los procesos sociales. En diferentes partes del país, con distintas modalidades, pero el autor siempre es el mismo las “Águilas Negras”, fachada con que las Fuerzas Militares aterrorizan a los opositores del régimen. Veamos algunos casos.

La denuncia realizada por la Fundación para la Libertad de Prensa reporta la amenaza a 89 periodistas en lo que va de este año.

El 10 de octubre, amenazan a Nación Wayuu, Wayuu Araurayu y Fuerza de Mujeres Wayuu. La lucha de estas organizaciones es impedir que la multinacional del carbón el Cerrejón se siga expandiendo, porque esto representa más comunidades desplazadas y menos agua para ellas. Hasta hora la empresa ha desviado 15 ríos, y pretende desviar el Ranchería, para lo que pidió licencia ambiental para construir cuatro pozos [4].

El 12 de octubre, líderes indígenas de Caloto y Corinto fueron amenazados: “Los mal llamados líderes sociales vienen promoviendo la invasión a la propiedad privada con el discurso de liberación de la madre tierra, afectando a empresarios de la región”, dice el comunicado. Para los Nasa el proceso que ellos lideran es “recuperar los territorios que fueron arrebatados por los grandes terratenientes a través de engaños y desplazamientos”, establecer su proyecto de vida, la protección de semillas y bosques, la defensa del agua y la producción de alimentos para sus comunidades.

Por su parte, la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) denuncia la agresión paraestatal contra el líder indígena Saúl David Carrillo de la Organización ASIGUAZU y delegado por la Macro Norte a la Mesa Permanente de Concertación –MPC Organización ASIGUAZU; dos personas encapuchadas y armadas pretendieron ingresar a su domicilio el pasado 21 de octubre de 2018.

El 15 de octubre, amenazan a integrantes de la Colombia Humana, el movimiento político de oposición que obtuvo más de 8 millones de votos y el segundo en aceptación durante la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de junio pasado.

El 25 de octubre, amenazaron a líderes de ASCAMTAC en el Catatumbo, líderes campesinos que buscan la sustitución voluntaria e integral de los cultivos de uso ilícito, se oponen a la explotación inclemente de los recursos naturales; han denunciado el abandono estatal, el poco apoyo al campesinado y la militarización de la zona [5].

El 26 de octubre, fueron amenazados ambientalistas del Movimiento Ríos Vivos, quienes han denunciado el desastre ecológico, financiero y social que ocasiona la represa de Hidroituango. Esta amenaza se da en contexto de la estigmatización hecha por parte de varios alcaldes y de la Gobernación de Antioquia [6].

Trato de guerra a la protesta social

Otra modalidad de crimiminalización son los Falsos Positivos Judiciales, con que el régimen ejecuta detenciones arbitrarias, como el caso de Miriam Aguilar en Yopal, Presidenta del Comité municipal de la Asociación de mujeres Unidas por Casanare, que apoya movimientos pro vivienda digna, e igualmente ha entablado acciones legales en defensa de los derechos de las clases populares. Fue sacada de su casa el día Primero de octubre por Miembros del Gaula de la Policía, sin material probatorio.

El 25 de octubre, más de quinientos efectivos de la policía militarizada llamada ESMAD y los escuadrones privados de los ingenios azucareros, llegaron hasta los puntos de liberación de la Madre Tierra en Corinto, norte del Cauca. Con tractores, tanquetas y maquinaria destruyeron los cultivos, incendiaron los ranchos y lanzaron gases indiscriminadamente a los comuneros indígenas [7].

Preguntas Simples

Si muchas de las víctimas estaban comprometidas con la implementación de los acuerdos de paz con las FARC, ¿esto es una prueba más, sobre cómo el régimen sigue haciendo trizas los acuerdos de paz?

En la Agenda de conversaciones con el ELN aparece como un objetivo “sacar la violencia de la política”, entonces, si matan a quienes hacen oposición y protesta legal al régimen, y la matanza la incrementan día a día, ¿esto significa que las clases dominantes Nunca van a sacar la violencia de la política?

[1]            https://twitter.com/COCCAMColombia/status/1048677702050435073

[2]            https://twitter.com/ONIC_Colombia/status/1054564745158840326

[3]            https://twitter.com/COCCAMColombia/status/1048677702050435073

[4]            http://notiwayuu.blogspot.com/2018/10/fuerza-de-mujeres-wayuu-denuncia.html

[5]            https://www.prensarural.org/spip/spip.php?article23612

[6]            https://riosvivosantioquia.org/movimiento-rios-vivos-antioquia-recibe-amenaza-colectiva-e-individual-hacia-sus-lideres-fundadores/

[7]            https://nasaacin.org/entre-mas-nos-atropellen-mas-nos-arraigamos-a-la-madre-tierra/

eln-voces.com/los-rostros-la-matanza-lideres-octubre/

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More