Colombia. Los derechos del Rio Pance en Cali

Publicidad

Es alarmante la destrucción del Rio Pance en Cali, una de las principales fuentes hídricas de la capital vallecaucana, junto con los otros ríos que bañan la ciudad como el Cauca, Cali, Cañaveralejo, Lili, Meléndez y Aguacatal.

Ya en ejercicio de su cargo como Alcalde de la ciudad, Jorge Iván Ospina, uno de los líderes del Partido Verde, y como parte de su ruta programática, ha lanzado una voz de alerta para indicar la gravedad de la situación del Pance que nace en el Parque los Farallones de la Cordillera Occidental Colombiana. La voraz industria inmobiliaria con su esquema neoliberal de convertir todo el recurso natural en una mercancía, avanza descontrolada destruyendo esta vital fuente de vida de los caleños.

Ospina fue al rio y allí se encontró con un panorama de apocalipsis.

Al rio, dijo Ospina, lo destruyen a mansalva. En un recorrido por su territorio comprobó la construcción de carreteras paralelas al cauce hídrico y la explotación de material de arrastre.

Como un adefesio y una vergüenza calificó la forma como se están desarrollando proyectos urbanísticos sobre la ribera del rio en detrimento de uno de los reservorios hídricos de Cali, una ciudad con casi tres millones de habitantes.

Agregó que en el sector no se está desarrollando la planta de tratamiento de aguas residuales con la suficiente tecnología y capacidad para que sus aguas sean bien tratadas.

La posición de Ospina es coherente con sus compromisos a lo largo de la anterior campaña electoral en el sentido de plantear como reto reponer la integralidad de los ecosistemas, haciendo culto al agua, ajustando el cumplimiento de las normas urbanísticas para afrontar los pasivos ambientales y la huella ecológica, impulsando las energías limpias y el sistema integral de residuos sólidos con participación, educación y cultura ciudadana, para garantizar equidad y justicia en la realización de los derechos socioambientales y generando previsiones de adaptación del nuevo Distrito Especial al depredador fenómeno del Cambio Climático Global.

A lo que añade que se debe declarar zonas de utilidad pública los lotes aledaños a las riberas del río Pance, como una forma de proteger su tejido biodiverso y potenciar la sustentabilidad del principal bien compartido de encuentro y recreación de la caleñidad, afrontando los efectos negativos de la urbanización irresponsable sobre la cuenca con acciones reparadoras y preventivas que posibiliten su resguardo estratégico como espacio natural.

Pero, frente a la respuesta apresurada de Camacol, el gremio de las inmobiliarias caleñas, que justifica y defiende su acción depredadora sobre el rio Pance con las normas de un ordenamiento urbano sesgado, obsoleto y adverso al interés comunitario de las mayorías ciudadanas tales como como los Acuerdos Municipales 30 de 1993, 10 de 1994, 069 de 2000, y 0373 de 2014, lo que se requiere con urgencia es avanzar en la aplicación de la Jurisprudencia vigente que ha fijado un marco de derechos de los ríos a la protección, conservación, mantenimiento y restauración, desde su nacimiento hasta su desembocadura, tal como lo estableció un reciente fallo del Tribunal Administrativo del Quindío para dar  respuesta a una Acción popular de los institutos ciudadanos de control que exigían drásticas medidas ante el alto grado de contaminación del Rio Quindío, la principal fuente de agua de la ciudad de Armenia; y la Sentencia T-622/16 de la Corte Constitucional que reconoció a los ríos Atrato y Cauca como sujetos de derechos.

Importante la manifestación y movilización del Alcalde Ospina, no obstante, hay necesidad de avanzar en una acción jurídica inmediata ante el Tribunal Administrativo del Valle del Cauca en procura de un Estatuto legal que valide, blinde y proteja los derechos del Rio Pance y de las otras 6 corrientes de agua de la ciudad afectadas por la contaminación, la destrucción y el asalto neoliberal.

No se puede permitir que los intereses particulares y de lucro de las poderosas inmobiliarias prevalezcan por encima de los bienes comunes.

Defender los ríos de Cali es una causa de todos.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More