Colombia: Jambaló en medio de los actores armados

El ejército llegó el día miércoles primero de abril de 2009 y se ubicaron en los corredores de las casas. El primer hostigamiento fue el 2 del abril en horas de la tarde,&nbsp desde el Cementerio de la parte alta lanzaban tiros hacia la parte baja, al otro día siguió el hostigamiento lanzando tatucos del carrizal hacia la finca del cabildo donde está posesionado el ejército. Cayeron explosivos no convencionales cerca de las casas&nbsp (8 habitadas por mujeres hombres y niños).

La comunidad de La Paz en el Trapiche le solicita a los militares que se alejen porque hay casas muy cerca y porque no están de acuerdo con ningún grupo armado y uno de los&nbsp militares manifiesta que no salen porque no conocen los caminos y además la guerrilla está por los lados.

El día viernes 3 de abril una comisión de la comunidad en compañía de las autoridades dialogaron con el ejército para exigir que se retiren de las casas, ellos dicen que salen al día siguiente&nbsp pero aun continúan en los mismos lugares. Algunas familias también han hablado con ellos para que se retiren y les han respondido lo mismo, pero hasta el momento no lo han hecho.

El día jueves 9 de abril a las 9:00 a.m. inició el hostigamiento todo el día desde los diferentes sitios como Chimicueto, La María, Carrizal y parte baja del Trapiche y Nueva Colonia. En la parte baja del Trapiche la guerrilla se metió a las casas a disparar y lanzar tatucos, unos cayeron cerca a las casas causando la pérdida de dos vacas, mientras&nbsp otra quedó herida. El ejército se metió a una casa a disparar sin respetar que había personas, niños y mujeres en embarazo.

En horas de la tarde&nbsp la comunidad sacó una comisión para verificar la situación de las familias, se dirigieron primero a la casa de la señora Adela, donde se identificó que al lado arriba de la casa está situado el ejército y a los lados la guerrilla, después se dirigieron al sitio llamado La Paz, donde encontraron a las familias ubicadas en una sola casa porque las bombas aun seguían cayendo. Al ver esta situación, se tomó la decisión de salir hacia el sitio de concentración donde se refugiaron 75 personas. &nbsp

La comunidad se retiró para que pelearan libremente,&nbsp pero como ya no había población civil esa noche no pasó nada. Esta acción se realizó con el objetivo de salvar las vidas que siguen en riesgo.&nbsp El balance general de la verificación apunta a que resultaron afectados los cultivos, los de agua, los animales y la población civil que tuvo que pasar la noche fuera de sus casas en medio de la zozobra.
Aún hay artefactos que no han explotado y falta verificación en el terreno, pero no se sabe quién lo va a hacer. Los actores armados aun continúan en las veredas El Trapiche, La Colonia y Chimicueto.

El día viernes 10 de abril el gobernador del cabildo convocó a una asamblea por la situación de orden público donde las personas denunciaron los atropellos y luego de analizar esta situación, la asamblea decidió retomar la Resolución de Autonomía frente a los actores armados y hacerla más.

Finalmente, se solicita a las autoridades competentes revisar y verificar desde el sitio de concentración.

Testimonios de los comuneros en El Trapiche


Comunero 1: el día jueves 9 de abril llegó la fuerza pública diciendo que después de las 6 de la tarde nadie podía salir de las casas, sin embargo, me fui a la montaña a ver mis cultivos. Cuando en ese momento comenzó el tiroteo dirigiéndose al lugar&nbsp donde yo estaba, me quedé quieto un rato detrás de un barranco, en el mismo momento me acosté en una chamba sin&nbsp moverme pero al rato decidí salir despacio cuando otra vez me hacían tiros, eran ya las 5: 00 p.m. y yo no podía salir para la casa y así me tocó esperar hasta que oscureciera para yo poder salir, no se que pensaba el ejército.

Comunero 2: llegó el ejército y se acomodó en el corredor de mi casa. Me di cuenta cuando me disponía a salir para hacer el desayuno. Le dije a uno de ellos que me diera permiso para salir y que tenían que quitarse de aquí, además habían instalado los cambuches en el patio. El miércoles 8 de abril se encendieron a bala el ejército&nbsp y la guerrilla, entonces por la noche se fueron a donde otra familia de la parte media. El jueves santo cuando comenzó nuevamente la balacera cogieron la casa de trinchera para defenderse del ataque del enemigo.

Comunera 3: me encontraba muy asustada en medio de los dos actores armados en combate porque en la familia tengo a mi mamá enferma, tiene 96 años y está en silla de ruedas. En compañía de otras personas teníamos mucho miedo y no sabíamos como salir. Yo agradezco a la comisión que se solidarizó con nosotros ya que en medio de las balas nos ayudaron a sacar a mi mamá hacia un lugar estratégico que fue El Crucero.
También les comento que las esquirlas de los explosivos causaron la muerte a una novilla de propiedad de mi mamá.

Comunero 4:
el ejército se ubicó en la vivienda de mi madre como un lugar estratégico para ellos llevar a cabo el enfrentamiento, yo subí a darle de comer a unos animales, lo hice en mi moto. En ese momento el ejército me exigió los papeles de la moto, ellos pensaron que la moto era torcida pero yo hablé con ellos y les di a conocer mis papeles.
Ellos me reclamaban que por qué nosotros les poníamos problemas a ellos y que por qué a los otros no.

Comunero 5: hace 8 días que el ejército llegó y se metieron abusivamente a la casa, yo prendí la bombilla y estaban amontonados en el corredor, luego me dijeron que les diera permiso para cargar los celulares y no les di permiso y les dije que depronto venía la guerrilla y nos decían que nosotros éramos colaboradores. Ellos en el momento salieron callados, se fueron al establo y allá me fui, me puse a barrer y a lavar. Luego ellos salieron para el ordeñadero y luego a treinta metros cayó un tatuco pero solo tiró tierra a la casa.

Comunero 6: la guerrilla se posesionó al pie de mi casa y desde este lugar disparaban hacia el alto del crucero, luego se tomó una decisión en la familia que fue salir hacia El Crucero. Cerca de la casa a una distancia de 50 metros cayó un tatuco el cual fue enviado de la vereda de Chimicueto, causando daños en los sembrados y a la casa tiró sólo tierra, pero causó mucho susto a la familia por el estruendo que hizo. Estos hechos también han causado a otras familias.

Éstos son los testimonios de comuneras y comuneros que aún se encuentran en medio del conflicto armado en el Resguardo Indígena de Jambaló.

Aclaramos que todos los artefactos lanzados de los alrededores de la vereda no caían donde estaba el presunto enemigo, sino cerca de las viviendas, sembrados, animales y reservas naturales.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS