[Colombia] Jaime Restrepo continúa su campaña destructiva contra la ACVC, ASCAMCAT y Prensa Rural

El día 31 de Julio de 2013, la “Asociación de Víctimas de la Guerrilla Terrorista Colombiana”, junto con otras organizaciones vinculadas a la ultraderecha colombiana e internacional, convocaron una rueda de prensa en el Casino Internacional de la ciudad de Cúcuta (Norte de Santander). El motivo de la convocatoria era socializar a los medios de comunicación sus impresiones sobre la situación en las protestas en Tibú que se alargaban por 52 días, después de su visita de terreno a la zona afectada.

En la rueda de prensa, dirigida por el señor Jaime Restrepo y el señor Aníbal Guerra, las 5 personas que componían la caravana, entre las que se encontraba una parlamentaria boliviana opositora al gobierno de Evo Morales, se limitaron a leer un comunicado donde hacían una serie de apreciaciones que no pudieron ser soportadas por ningún tipo de documento gráfico, ni audiovisual “para proteger a los testimonios”. Afirmaron, que el paro estaba financiado e impulsado por la guerrilla y que tenían evidencias “contundentes”, que no quisieron mostrar, de presuntas amenazas a campesinos para obligarlos a participar en las protestas.

Fuera del recinto de la rueda de prensa y ante preguntas del corresponsal de Prensa Rural, que solicitaba pruebas sobre la presunta vinculación entre algunas organizaciones sociales que mencionó en su intervención, el señor Restrepo, percatándose de su procedencia, llamó a nuestro corresponsal terrorista y no contestó su pregunta.

El evento informativo, se limitó a una serie de señalamientos graves contra las diferentes organizaciones sociales que identifican como enemigas, tachándolas de ser parte directa de la estructura de la insurgencia de las FARC-EP. Ante la solicitud de evidencias por parte de nuestro corresponsal, que solicitaba pruebas más allá de los informes de inteligencia militar, ningún miembro de la mesa pudo detallar ni indicar donde se podría encontrar tales informaciones, más allá del programa que dirigen los señores Restrepo y Guerra llamado “Punta de lanza”, conocido por llevar la vocería en los medios de comunicación masivos del ala dura y más guerrerista de uribismo.

Ante preguntas del corresponsal que Prensa Rural envió al evento, el señor Restrepo se incomodó y le preguntó si pertenecía al grupo armado ETA y lo calificó de terrorista, y de pertenecer a las FARC-EP. El señor Restrepo increpó a nuestro corresponsal en varias ocasiones y le llegó a decir que investigaría los nexos que tiene con presuntos miembros de la organización armada ETA, de Euskal Herria, poniendo en entredicho su papel en Colombia como periodista y defensor de Derechos Humanos, a través de la Agencia Prensa Rural.

En sucesivas preguntas y ante la tendenciosa información que ofrecía el señor Restrepo, Prensa Rural aclaró la posición de la Asociación Campesina del Catatumbo, no como vocero de esa organización social, sino como garante de la información veraz, ante la posible confusión que pudiese provocar en las personas internacionales de la mesa y en los espectadores de los escasos medios que acudieron a recoger la información.

Sobre la comisión Internacional que el pasado día 25 visitaron los lugares de concentración y de los cuales formaba parte la parlamentaria canadiense Paulina Ayala, el señor Anibal Guerra afirmó que “su misión allá no era verificar ninguna situación sino animar al uso de la violencia contra la fuerza pública”. Por otra parte en cuanto a los manifestantes, afirmó, a pesar de que no pudieron acceder a los puntos de la protesta, que “lo que vio allá no son campesinos sino manifestantes con entrenamiento militar que usan armas convencionales contra la fuerza pública”.

Sin mostrar ningún tipo de prueba, el representante legal de la organización ultraderechista, afirmó que miembros de Prensa Rural “incitaron a la confrontación con la policía y manipularon explosivos” en lo que es un atropello intolerable contra la libertad de expresión y una violación al principio de distinción recogido en el Derecho Internacional Humanitario.

La mesa reconoció que no llegó a los lugares de la protesta, como “la Cuatro” porque tienen “esquemas armados” y porque recibieron una presunta amenaza de bomba que tampoco pudieron demostrar.

En las difamaciones que se produjeron resultó especialmente afectado el dirigente campesino de la Asociación Campesina del Valle del Río Cimitarra – ACVC, defensor de derechos humanos y fundador de la Agencia Prensa Rural, César Jerez, al que el señor Restrepo señaló abiertamente de ser un “guerrillero sin fusil” y de formar parte del Partido Comunista Clandestino de Colombia, presunto partido impulsado por las FARC-EP y del cual no se tiene ninguna constancia fuera de los informes de la inteligencia militar e información lograda en presuntos computadores, la custodia de los cuales fue rota en varias ocasiones, mientras estaban en manos de la fuerza pública, según la propia fiscalía. En conversación fuera de cámaras, y delante de algunos periodistas, Jaime Restrepo invitó al corresponsal de Prensa Rural a que animara al líder social a que se desmovilizara.

La Agencia Prensa Rural condena enérgicamente estos señalamientos y responsabiliza a los señores Jaime Restrepo y Anibal Guerra si la integridad de nuestro corresponsal se viese en entredicho por cualquier medio que se pueda producir.

Por último invitamos a las organizaciones sociales de América Latina, Europa, Estados Unidos y resto del mundo, a mostrar su solidaridad con nuestra agencia y nuestro corresponsal y también con las organizaciones campesinas difamadas por la ultraderecha colombiana e internacional.

Adjuntamos audio de la rueda de prensa:

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS