Colombia. “Habrá una deserción del 30% de estudiantes por la crisis”

Publicidad

Jennifer Pedraza, como representante estudiantil le explica a Juan Manuel Ospina lo que ha significado concluir un semestre con clases por Zoom y el difícil horizonte a futuro

A Jennifer Pedraza se le conoció su talante el 11 de octubre del 2018, cuando como estudiante de noveno semestre de economía de la Universidad Nacional fue interrumpida groseramente por el presidente del Senado Ernesto Macias cuando intentaba explicar las razones del paro estudiantil que concluyó exitosamente. Jennifer era entones la líder de los estudiantes ante el consejo superior de la Nacional. Se graduó de economista pero continúa siendo la voz fuerte que siempre ha sido en la Asociación Colombiana de Representantes Estudiantiles conocedora como nadie de la situaciones que viven millones de estudiantes universitarios en la nueva realidad de la pandemia. .

Juan Manuel Ospina: ¿Cómo está viendo el movimiento estudiantil el manejo de esta crisis?

Jennifer Pedraza: Al principio, cuando parecía una cuarentena de 15 días, se contempló pedir la  cancelación del semestre. Pero cuando nos dimos cuenta de la magnitud del problema, nuestra perspectiva ha ido cambiando. Nos interesa la calidad y la posibilidad de regresar a las clases presenciales, pero entendemos que hoy el problema es superar la pandemia,  así que sí o sí tendremos que seguir de manera virtual. Hay cosas que no se van a poder hacer virtualmente, la visita a anfiteatros de los estudiantes de medicina y las salidas de campo, actividades que habrá que reprogramar.

Como en este  momento no podemos marchar intentamos expresar nuestras posiciones desde las redes sociales: la necesidad de financiar las universidad, es urgente salvarla, pero también a los estudiantes y su posibilidad de continuar con sus carreras. El 80% de los estudiantes son estrato 1,2 y 3 y de regiones apartadas, así que necesitamos auxilios urgentes; teníamos un restaurante con almuerzos baratos para los más pobres y ahora nos toca ir a entregarles mercados a sus casas, donde no puede salir aquí en Bogotá. Sus familias están lejos y tampoco pudieron viajar. La universidad hay que salvarla, para todos.

JMO: ¿Ya ha habido alguna reacción por parte de las directivas de la universidad o del gobierno o están predicando ustedes en el vacío?

J.P: Hace poco los rectores publicaron un comunicado en donde coinciden en la necesidad de salvar la universidad. La mayoría de los estudiantes de Universidad Pública son de los estratos más bajos, por eso nosotros pedimos que el gobierno asuma las matrículas. Es que tenemos universidades públicas que están buscando la financiación a punta de matrículas y de allí que haya algunas que superan el millón y medio de pesos, otras alcanzan los 6 millones en los postgrados, valores que los estudiantes no tienen cómo pagarlos. La gente tiene otras prioridades.

J.M.O: Hay que ayudar a que las matrículas sean lo más bajas posibles

J.P.: Es que se proyecta una deserción de 30% por la crisis

JMO: Ya había un desencanto con la universidad pero la pandemia la exacerbó. Por eso hay que repensar el sentido de la educación superior y cómo se articula con el nuevo mundo

J.P: Una cosa que personalmente he visto en las regiones es que la juventud hoy asume más cargas laborales para poder resolver la “papita” en sus hogares, por eso la prioridad es conseguir un trabajo lo más rápido posible. Es que durante cinco años no podemos dejar de trabajar, por eso la deserción, necesitamos ayudar a nuestras casas económicamente y ahora esa situación se ha complicado aún más.  Entonces necesitamos que la gente se mantenga en la universidad, necesitamos $ 600 mil millones para salvar a la universidad, para que flote después del tsunami de esta crisis del coronavirus.

JMO: El Estado, así como está cuidando mantener el empleo, está en la obligación de mantener la matrícula de estudiantes. Hay que buscar esquemas en proceso de formación que sean más flexibles. Es que  Colombia es de los pocos países en los que se necesitan cinco años para un pregrado ¿no sería mejor quitarle uno? Se necesita reconocer esta realidad.

Hay familias que están golpeadas y que se recuperarán a largo plazo con todo esto. Hay que repensar el ser de la universidad y la formación de nuevos ciudadanos. Necesitamos aterrizar la academia a la realidad.

JP: Hoy mismo radicamos una carta a la ministra de Educación, solicitando que convoque nuevamente a la mesa de diálogo que se constituyó después del paro del 2018 para plantear los problemas que le significa a los estudiantes el pago de las matrículas de las universidades privada y las públicas y también poner sobre la mesa el tema del ICETEX, evaluar si los auxilios fueron suficientes. Solicitamos que se reúnan el Ministerio, profesores, estudiantes y trabajadores.

Esperamos tener una interlocución más directa. Hasta ahora el gobierno no responde nada en los Consejos Superiores, que al parecer no pueden hacer nada y por eso no se le han inyectado recursos. Es la misma respuesta que el gobierno debe dar, así no tuviéramos pandemia.

JMO: El tema de los créditos estudiantiles en el Icetex está más vigente que nunca, ese debate hay que darlo, más ahora con esta sequía de ingresos. Hay que refinanciar créditos. Hay que garantizar la seguridad intelectual del país.

JP: Si, es que el 92% de la gente que tiene deudas con el ICETEX pertenece a los estratos 1,2,3, de allí que el desembolso sea fundamental.

www.las2orillas.co/habra-una-desercion-del-30-de-estudiantes-por-la-crisis/

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More