Colombia: FARC asume haber capturado al general Alzate, reafirma su decisión de continuar los diálogos de paz y ponen el acento en instar a un cese bilateral de las acciones militares

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC-EP) ofrecieron este martes una segunda rueda de prensa para ofrecer información en torno a la retención del general Rubén Darío Alzate lo que produjo que Juan Manuel Santos suspendiera los Diálogos de Paz iniciados en octubre de 2012.

“Se trata de un acontecimiento extraordinario. Genera un hecho. Lo entendemos, pero apenas está empezando esto. Tenemos la disposición de contribuir a una pronta y sensata solución de este problema y que los diálogos deben continuar. Lo que hay que suspender es la guerra no el proceso de paz”, afirmó el vocero Pablo Catatumbo durante su alocución.
 
“Creemos que es necesario. Se debe abordar ya un cese bilateral al fuego (…) generaría un medio ambiente más tranquilo nos evitaríamos otros incidentes y permitiría adelantar estas negociaciones”.
Agregó que “mientras continúe la confrontación se van a guerra este tipo de hechos. Es hora de la sensatez. A Colombia le llegó la hora de la paz. Hay que generar esas condiciones”. Sostuvo que eso “no se puede lograr si no se escalona por lo menos el lenguaje”.
 
“Ante esta situación hay que buscarle una salida: es lo que nosotros estamos dispuestos; a encontrarle una pronta, tranquila y justa solución a este problema” afirmó al tiempo que agregó que están a la espera “de que el ministro de Defensa le aclare al país qué hacía ese general rompiendo todos los protocolos de seguridad en una zona en la que no hay posibilidades de hacer hidroeléctricas”.

Previamente, el representante de las FARC, Rubín Morro, hizo lectura de un comunicado firmado por el bloque Iván Ríos confirmó la retención del general. El texto explicó que respetan “la vida e integridad física y moral» (…) Estamos plenamente dispuestos a garantizarlo hasta donde nos sea permitido por la ira estatal».

De igual forma, precisó que: “No está de más advertir que estamos subordinados a las decisiones que adopten las instancias superiores de las FARC-EP”.

El bloque también dio cuenta de la responsabilidad “que ocupa el general Alzate en el Ejército Nacional, como cabeza de una Fuerza de Tarea Conjunta, estructura diseñada por los mandos militares del Pentágono para la guerra frontal contra el pueblo de Colombia y su insurgencia armada. Son grandes las cuentas pendientes del general Alzate con la justicia popular. Seguramente su caso amerita un detenido examen en el que habrá que balancear muchas cosas”.

Previamente, el vocero del grupo insurgente, Pastor Alape leyó un comunicado en el que se expresó que “debemos comprometernos a cumplir con los diálogos ya establecidos para que el proceso avance”.

En el texto, las FARC afirman que “se sintieron sorprendidas con la suspensión temporal de las conversaciones” sobre todo porque “cuando se establecieron, uno de los acuerdos era que el escenario de Colombia no interferiría en las mesas de negociación”.  

La suspensión temporal de los Diálogos de Paz fue anunciada por el presidente colombiano Juan Manuel Santos tras la retención del general Rubén Alzate Mora, la cual es atribuida por el propio mandatario colombiano al grupo insurgente. 

EN CONTEXTO
 
Este domingo desapareció en una zona selvática del Departamento del Chocó (oeste) el comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta Titán, el General Rubén Darío Alzate. 
___________________________________________________________________________________

FARC confirma retención del general Alzate

Comunicado completo del Bloque Iván Ríos de las FARC-EP
 
 El bloque Iván Ríos admitió la retención, sin embargo, están subordinados a las órdenes de las FARC.
 
Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) confirmaron este martes la retención del general Rubén Darío Alzate. El texto, firmado por el bloque “Iván Ríos” explicó que respetan “ la vida e integridad física y moral» (…) Estamos plenamente dispuestos a garantizarlo hasta donde nos sea permitido por la ira estatal».
 
El texto leído por Rubín Morro, miembro de la mesa de negociación, además, precisa que “No está de más advertir que estamos subordinados a las decisiones que adopten las instancias superiores de las FARC-EP”.
 
El bloque también da cuenta de la responsabilidad “que ocupa el general Alzate en el Ejército Nacional, como cabeza de una Fuerza de Tarea Conjunta, estructura diseñada por los mandos militares del Pentágono para la guerra frontal contra el pueblo de Colombia y su insurgencia armada. Son grandes las cuentas pendientes del general Alzate con la justicia popular. Seguramente su caso amerita un detenido examen en el que habrá que balancear muchas cosas”.

De igual forma, reitera que “Buscamos la paz porque hay un conflicto armado, reconocido legal y políticamente por el actual gobierno (…) Sin cese bilateral de fuego, las que el Presidente llama reglas del juego, no pueden operar solo para las fuerzas del Estado”.

Desde La Habana (Cuba), el vocero del grupo insurgente, Pastor Alape leyó previamente un comunicado en el que se expresa: “debemos comprometernos a cumplir con los diálogos ya establecidos para que el proceso avance”.
 
La suspensión temporal de los Diálogos de Paz fue anunciada por el presidente colombiano Juan Manuel Santostras la desaparición del general Rubén Alzate Mora.
 
Este es el comunicado completo:
 
El día 16 de noviembre, a eso de las 15:00 horas, unidades guerrilleras pertenecientes al Bloque Iván Ríos de las FARC-EP, en ejercicio de sus tareas de seguridad, interceptaron, en uno de los retenes móviles que mantienen a orillas del río Atrato, el bote en que se trasladaba el señor Brigadier General del Ejército Nacional, en servicio activo, Rubén Darío Alzate Mora, comandante de la denominada Fuerza de Tarea Conjunta Titán que opera en esta zona del país.
 
En compañía del general Alzate viajaban el cabo segundo del Ejército Jorge Contreras Rodríguez y la señora Gloria Urrego, abogada al servicio de la mencionada unidad militar. Una vez identificados plenamente, pese a vestir ropas civiles, los tres fueron capturados por nuestras unidades, en razón a que se trata de personal militar enemigo, que se mueve en ejercicio de sus funciones, en área de operaciones de guerra.
 
Más si se tiene en cuenta la responsabilidad que ocupa el general Alzate en el Ejército Nacional, como cabeza de una Fuerza de Tarea Conjunta, estructura diseñada por los mandos militares del Pentágono para la guerra frontal contra el pueblo de Colombia y su insurgencia armada. Son grandes las cuentas pendientes del general Alzate con la justicia popular. Seguramente su caso amerita un detenido examen en el que habrá que balancear muchas cosas.
 
Todos los días, en distintos lugares del país o el exterior, el Presidente Santos reitera la orden de arreciar con todo el poder del Estado contra las FARC-EP. Y eso pese a las conversaciones de paz que se adelantan en La Habana. Su ministro de defensa bufa una y otra vez sobre lo cerca que están de caer las cabezas de los mandos guerrilleros, asegurando que quienes salen a dialogar en la Mesa de Conversaciones lo hacen para huir de la muerte inminente.
 
Buscamos la paz porque hay un conflicto armado, reconocido legal y políticamente por el actual gobierno. La soberbia de la oligarquía la lleva a pensar que incluso en medio del proceso de paz, posee el derecho de matar y despedazar colombianos, de aterrorizarlos y aplastarlos, sin que estos tengan el menor derecho a responder a sus violencias. Sin cese bilateral de fuego, las que el Presidente llama reglas del juego, no pueden operar solo para las fuerzas del Estado.
 
Respetamos la vida e integridad física y moral de nuestros prisioneros y estamos plenamente dispuestos a garantizarlo hasta donde nos sea permitido por la ira estatal. Las cárceles del país están hacinadas de prisioneras y prisioneros políticos y de guerra. La solución a los grandes males que padece nuestra patria tiene que ser la del diálogo, siempre hemos estado dispuestos a ello. Sin imposiciones, respetando la condición política y personal de los adversarios.
 
No está de más advertir que estamos subordinados a las decisiones que adopten las instancias superiores de las FARC-EP.
 
ESTADO MAYOR DEL BLOQUE IVAN RÍOS DE LAS FARC-EP
 
Montañas de Colombia, 17 de noviembre de 2014
_________________________________________________________________________________________________

Primer comunicado:

El proceso de paz debe continuar

Martes, 18 Noviembre 2014 

https://ssl.gstatic.com/mail/sprites/newattachmentcards-7f961476482232d487c7980cdeb07e59.png) -219px -129px no-repeat;»>
 
 
La Habana, Cuba, sede de los diálogos de paz, noviembre 18 de 2014

La Delegación de Paz de las FARC-EP manifiesta su sorpresa por el anuncio del Presidente Santos de suspender las conversaciones de paz de La Habana.

El proceso de paz, cuyos avances han activado la esperanza de la reconciliación, no puede arriesgarse con determinaciones impulsivas. Para asombro del mundo, esta decisión la toma un gobierno que ha negado, tozudamente, la posibilidad de que el proceso de paz se desenvuelva en medio de una tregua o armisticio que ayude a desescalar el conflicto. La posición de dialogar bajo el fuego, cada día arrastra mayor insensatez.

Esperando que cesen las incoherencias del gobierno, que con constancia reitera que lo que ocurra en el territorio colombiano no tiene por qué afectar la Mesa, seguiremos en La Habana trabajando por la paz y dispuestos a continuar las conversaciones, atendiendo a lo convenido en el Acuerdo General de La Habana, donde se establece que las“conversaciones serán directas e ininterrumpidas”. Queremos que este impase sea resuelto lo más pronto posible para que el proceso siga avanzando sin sobresaltos hacia el acuerdo final.

DELEGACIÓN DE PAZ DE LAS FARC-EP

 
__________________________________________________________________________________________________________________________________________

OTRO COMUNICADO DE LAS FARC:

DOS SOLDADOS HECHOS PRISIONEROS DE GUERRA

Comunicado

El señor general Lasprilla, comandante del Ejército Nacional, ha salido a los medios a mentir nuevamente con relación a las FARC-EP y a los desarrollos del conflicto armado interno.

No es cierto que unidades del Décimo Frente Comandante Arcesio Niño y la compañía Alfonso Castellanos tuvieran preparado un ataque contra la población de Tame, Arauca, el pasado 9 de noviembre, el cual supuestamente fue frustrado por el accionar de las tropas oficiales.

Ese  día lo que tuvo lugar fue la operación HONOR Y GLORIA A NUESTROS  MÁRTIRES, en desarrollo de los actos conmemorativos al tercer aniversario del asesinato de nuestro Comandante Alfonso Cano. La operación desarrollada entre las 2:45 y las 3:30 de la tarde del pasado 9 de noviembre, consistió en el asalto y copamiento a una  patrulla de la brigada móvil 34, perteneciente a la Fuerza de Tarea Quirón, cumplido en la zona rural, vereda la Esperanza, de dicho municipio, con saldo de dos soldados muertos, cuatro heridos, dos capturados y el siguiente armamento recuperado: una ametralladora Neget calibre 2.23 con cañón de repuesto, un lanza granadas múltiple MGL con 6 granadas de 40 mm, 3 Fusiles M16 calibre 2,23 con miras, 9 proveedores,  5 cananas y un cañón para ametralladora M-60, 2.23 , 19 granadas M 26, 14 equipos con su dotación y abundante material de información, al que se suma variedad de material de intendencia.

Tampoco es cierto que las FARC-EP hayamos secuestrado a los dos soldados profesionales. Los uniformados Paulo Cesar Rivera y Jonatán Andrés Díaz fueron hechos prisioneros tras haber sido reducidos en combate abierto. Ni mucho menos es cierto que obrando de ese modo estemos violando los derechos humanos o el derecho internacional humanitario. Por el contrario, lo que estamos haciendo es obrar en cumplimiento de dichos preceptos legales internacionales, respetándoles su vida e integridad física y otorgándoles el trato humanitario que merecen.

Muy al contrario de lo que hizo el Ejército Nacional, por órdenes del Presidente Santos, cuando procedió a ejecutar a nuestro Comandante Alfonso Cano tras haberlo bombardeado y reducido. Mucho menos es cierto que las FARC-EP estemos faltando a nuestro compromiso de no realizar ningún tipo de retenciones. El general Lasprilla y todo el país conoce que desde el mes de febrero de 2012 las  FARC-EP, de manera pública, expresamos nuestra decisión de no realizar retenciones con fines financieros, fenómeno completamente distinto a la captura de prisioneros de guerra.

Tras sus permanentes operaciones aéreas de bombardeo y ametrallamiento, la tropa desembarca y captura guerrilleros heridos y sobrevivientes, para conducirlos a las prisiones del Estado en las que se los somete a tratos discriminatorios e inhumanos. A diferencia del Estado y el gobierno, las FARC-EP manifestamos nuestra voluntad de dialogar acerca de la liberación de los prisioneros.

Miente finalmente el general Lasprilla cuando pretende que sus tropas  puedan perseguir, reprimir, bombardear, ametrallar, asesinar, secuestrar, amenazar y realizar todo tipo de acciones criminales contra la inconformidad popular y la insurgencia armada, pero condena la legítima respuesta que se levanta heroicamente por el pueblo de  Colombia. No se puede entender cómo un régimen que habla de paz y reconciliación se niega tozudamente a pactar un alto al fuego o armisticio reiteradamente propuesto.

ESTADO MAYOR BLOQUE COMANDANTE JORGE BRICEÑO DE LAS FARC-EP

Montañas de Colombia, 14 de noviembre de 2014.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS