Colombia. ¡Extra! Arranca movilización indígena en el Tolima

Publicidad

Comenzó la movilización indígena hacia las carreteras tolimenses en protesta por los consecutivos incumplimientos del gobierno departamental y nacional de los acuerdos pactados en las distintas mingas que se han desarrollado en esta sección del país.

Cansados de tanta promesa incumplida, cientos de indígenas comenzaron a descender de la montaña y de la profundidad de la llanura hacia la carretera central Ibagué – Neiva con el fin de protestar pacíficamente, exigiendo cumplir los pliegos petitorios firmados en anteriores movilizaciones.De igual manera, apoyar la heroica resistencia de los hermanos indígenas del Cauca, Huila, Popayán, que hace rato están resistiendo la arremetida fascistoide del régimen uribista que regenta el niño mimado de Estados Unidos, Iván Duque Márquez.

Así, la protesta indígena se va generalizando rápidamente en todo el país y otros sectores, como el campesino, se preparan también para hacer presencia en el paro cívico nacional que se realizará el próximo 25 de abril. La protesta indígena en el Tolima también será indefinida y desde ya hay que activar las comisiones de solidaridad y derechos humanos para estar vigilantes de que se respete el derecho constitucional a la protesta.

Entrevistamos al dirigente indígena del sur del Tolima, Edwin Alexander Henao Conde, para que nos explicara los motivos de la protesta y la dinámica a desarrollar en las próximas horas en la carretera principal Ibagué – Neiva.

Este joven dirigente indígena es natural del municipio de Coyaima (Tolima), hace parte del cabildo Mesas del Inca, al oriente de este municipio. Es antropólogo egresado de la universidad nacional y actualmente adelanta un postgrado en Derechos Humanos. Además, es Fiscal de su Cabildo y secretario general de la Asociación de Cabildos Indígenas del Tolima (ACIT), coordinador de educación y cultura y actualmente es pre candidato a la alcaldía de la dulce Coyaima indiana remanso fresco de mi niñez, como dice la canción.

Ante la decisión de los indígenas de lanzarse a lucha por sus justas reivindicaciones, la página www.pacocol.org lo pudo contactar vía celular, respondiendo los interrogantes formulados. La entrevista es la siguiente:

–         ¿Comienza protesta indígena en el departamento de Tolima?

Aprovecho la oportunidad para anunciar a la comunidad nacional,  internacional y concretamente a la comunidad del departamento de Tolima, que las organizaciones indígenas, tanto el CRIT, la ACIT, la FICAT, la ARIT, y los compañeros del pueblo NASA, salimos de manera conjunta entre el pueblo Pijao y pueblo Nasa, a las carreteras del departamento para manifestarnos ante la situación que se está viviendo en nuestro país, respaldando, obviamente, la lucha que se ha iniciado en el Cauca y exigiendo aquí (Tolima), varios puntos en la construcción de un Plan de Desarrollo que se ajuste más a la realidad territorial; el respaldo a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP); consideramos que las objeciones del presidente no tienen lugar, luego de la revisión que hizo la Corte Constitucional; consideramos, además, que los derechos de las víctimas deben ser respetados.

También recordando los puntos que no han sido cumplidos hasta el día de hoy por parte del gobierno nacional y el gobierno departamental, decidimos salir nuevamente a las carreteras de manera pacífica para manifestarnos, expresarnos y que se cumplan los acuerdos que se han tenido en mingas anteriores y en especial, el respeto a nuestros territorios que están siendo nuevamente invadidos por empresas multinacionales.

–         ¿Cómo está el orden público en esta región del sur del Tolima, pues se habla con mucha insistencia de la presencia del paramilitarismo? 

Hay que resaltar dos cosas: Una, que tenemos una alerta temprana, por varias razones: hay desplazamiento, amenazas, el tránsito de sujetos sin identificación, usando armas de largo alcance. Se está evidenciando cada vez más la presencia de grupos armados en la zona.

Las denuncias que hemos hecho han sido reconocidas por las mismas autoridades de la región, pero aún no encontramos la respuesta inmediata, ya que en esta región del sur del Tolima se han incrementado los robos, el consumo de psicoactivos, cosas que van ligadas a una delincuencia que no es solamente común, sino que son estructuras, se ha venido denunciando, también por líderes ambientalistas, capuchinos, docentes, etc.

También marchamos para que haya atención especial a nuestros territorios y no solo con la militarización, no es propiamente la salida, sino acogiendo la problemática social y económica que se viene dando en terrenos vitales como la educación, la salud, el empleo y, que todos los componentes se logren por medios pacíficos para que se evite que grupos lleguen a esta zona y generen un dominio sobre los territorios como ha venido sucediendo.

–         ¿Cuántos indígenas considera usted que se movilizarán en esta oportunidad?

Nosotros tenemos la fuerza inicialmente de 500 indígenas en el caso del pueblo Pijao, el pueblo Nasa también se une y sale de manera decidida a las carreteras del sur del Tolima. De igual manera, vienen haciendo presencia estudiantes, profesores y más personas que poco a poco van llegando a participar de esta movilización.

–         Los indígenas se han movilizado, han suscrito acuerdos con el gobierno, pero no han sido cumplidos. En este caso, ¿Qué piensa?

Nosotros a nivel local, departamental, nacional, hemos llegado a múltiples acuerdos en diferentes épocas, hemos estado en la exigencia del cumplimiento, pero generalmente surgen excusas, trabas administrativas que permiten que la administración departamental o nacional, se excluyan de su responsabilidad de lo que han firmado y eso nos lleva a que, en el caso de los puntos acordados en la minga de 2017, cuando salimos el pueblo Pijao en el municipio de Saldaña, no se haya cumplido lo pactado, o en el caso cuando hemos salido como MIA en 2013, con la comunidad campesina, indígena, productora, fuerzas sociales y demás fuerzas vivas de nuestro departamento, en Castilla y que tuvimos grandes afectaciones, no solo heridos, sino que también fallecieron dos compañeros y personas que fueron privadas de su libertad.

Decimos que no se debe permitir que pase lo que pasó en el Cauca, en Dagua, que murieron varios compañeros. Consideramos que todo ese tipo de cortinas de humo que está generando el gobierno, deben ser develadas y que esta movilización recoja todos los puntos que han quedado en movilizaciones anteriores. Además, es fundamental decir que seguimos exigiendo la implementación del Triángulo del Tolima, la implementación del acuerdo de paz, la implementación de la JEP, la comisión de la verdad, recordando la diferenciación que hay en nuestros territorios indígenas.

Todos estos puntos que hemos venido solicitando de manera formal a través de documentos y movilizaciones y no han sido resuelto como se ha pactado, son los que nos llevan nuevamente a la lucha en la carretera del Tolima.

–         ¿Esta protesta que ha comenzado en el Tolima es indefinida o una simple jornada?

Nosotros decimos que la jornada es hasta que se dé, punto. Y dar punto implica que el gobierno departamental y nacional nos respeten la vida; dos, que los acuerdos no se firmen, sino que se lleven a cabo de manera inmediata, viendo voluntad política y así no caer nuevamente en esos ejercicios en los que la mentira y el facilismo  inmediatista de la burocracia va coartando ese ejercicio de expresión social, popular y étnica de la movilización social.

Estaremos en la movilización indefinidamente, esperando que el pueblo tolimense reconozca las necesidades que tenemos y que sepa que en el departamento estamos el pueblo Pijao y el pueblo Nasa, expresándonos por la vida, por la paz, por los derechos humanos, por la democracia y por el respeto a lo acordado en el acuerdo de paz.

–         ¿Van a presentar dos pliegos petitorios, uno departamental y el otro nacional, o simplemente van a apoyar el pliego nacional?

Nuestros puntos están del orden departamental y nacional. Esa serán las dos dimensiones en las que estamos exigiendo respuestas del Estado. El primer ámbito incluye varios municipios donde estamos las comunidades indígenas y, consecuentes a ello, la responsabilidad a nivel nacional. Tendremos los dos componentes que van a ser un gran insumo, una gran apuesta, para encontrarnos también todos los tolimenses en el gran paro cívico nacional el 25 de abril.

Todas las fuerzas vivas del Tolima vamos a participar. Nosotros comenzamos a calentar motores, empezamos a poner el llamado de atención de la población para que comencemos a construir ese pliego amplio a nivel departamental, en el cual hoy como indígenas salimos a exigir nuestros derechos, que nos lleva a ponernos de acuerdo como pueblos ancestrales en el Tolima para que nos sentemos con campesinos, con estudiantes, mujeres, niños, víctimas y demás, a crear esa agenda común por la paz en el Tolima y podamos exigir el 25 de abril, que también será una jornada indefinida.

–         ¿Cómo analiza usted la postura del presidente Duque de estar disponible las 24 horas del día a Estados Unidos, para agredir a la hermana república bolivariana de Venezuela y se niegue a hablar con los indígenas, campesinos, afros y obreros colombianos?

Como hay unos intereses a nivel internacional, obviamente, económicos, Colombia se ha prestado en cabeza del presidente Duque, presidente que no representa toda la ciudadanía colombiana, ya que son ocho millones de ciudadanía libres y vamos creciendo con todo lo que viene sucediendo. Es evidente que aquello que planteó en momentos de campaña, aquello que sucedió en momentos de su apuesta de gobierno, muchas personas creyeron en ese ejercicio, el cual está siendo ahora totalmente contradictorio y la realidad concreta que estamos viviendo, donde dice que no va a hablar con los compañeros indígenas del Cauca por las vías de hecho que se están sucediendo.

A mí me causa curiosidad, lo hemos hablado en diferentes escenarios, y es más allá de hablar de las vías de hecho o hablar en el marco de una paz como lo quiere plantear él, hay que caer en cuenta de una cosa: solo estamos replicando nuevamente formas de discriminación, estamos impulsando el odio a nuestros compañeros indígenas, no solo del Cauca, sino todos los pueblos ancestrales originarios, porque lo que se está planteando es que no es legítimo lo que estamos realizando en el marco de lo que dice el gobierno puesto que se están acudiendo a unas vías que históricamente nos ha tocado recorrer para alcanzar nuestros derechos.

Y el hecho de que él no llegue, está evidenciando la importancia que tiene o no con las comunidades, y en cambio, sí la tiene con otros sectores. El acuerdo de paz decide cerrar la brecha entre el campo y la ciudad, sectores económicos y demás y, acá encontramos que lo que está es abriendo esa brecha y generando nuevamente odios contra la población, estigmatización y vulneración durante siglos.

Se evidencia que no es un gobierno presto para las comunidades. No es lo mismo ir a un “Taller de construcción de país” a estar en la comunidad realmente. Son dos cosas distintas que el gobierno quiere decir que es lo mismo. Solo la movilización fuerte y consecuente obligará al gobierno a cumplir lo pactado  de cara a las comunidades. No hay otra alternativa posible.

pacocol.org/index.php/comites-regionales/tolima/7792-extra-arranca-movilizacion-indigena-en-el-tolima

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More