Colombia: en Barranquilla explota multitudinaria resistencia popular contra la Valorización II

Barranquilla es el cuarto centro urbano de Colombia, ubicada en el Norte del territorio nacional y está habitada por un millón y medio de personas. Es la capital del departamento del Atlántico y epicentro de un Distrito Metropolitano conformado por los municipios de Soledad, Galapa, Malambo y Puerto Colombia. Puerta de entrada a Colombia y en su territorio termina el río Magdalena.

Su gobierno está bajo el control de un potente clan político y financiero (propietario de tiendas Olímpica), el de Fuad Char, quien mueve todos los hilos del poder en las instituciones publicas y en las redes económicas, sociales, electorales, institucionales e internacionales. Char es socio de German Vargas Lleras, el Jefe de Cambio Radical en Bogota, quien es investigado por la Corte Constitucional, debido a su articulación con los grupos paramilitares del Casanare y Arauca. Barranquila y su área de influencia es espacio de los grupos neoparamilitares que manipula desde la cárcel Modelo Don Antonio, un tenebroso exoficial del Ejercito responsable de cientos de homicidios y masacreas como subalterno de «Jorge 40», hoy preso en un centro penitenciario de los gringos.

Desde el año pasado se aprobó el cobro de un impuesto general conocido como Valorización II para financiar 17 obras para la ciudad y por un valor de 200 millones de dolares, de los cuales 45 millones tienen expresamente un manejo discrecional en un extraño rubro de gastos no previstos, que desde ya es señalado como el «hueco negro» de la corrupción y el saqueo de los dineros públicos que van a dar a manos de los politiqueros que mandan en el Concejo y de sus jefes, los gamonales que ejercen el poder en toda la región. Con anterioridad, desde el año 2004, se hizo efectiva la Valorización I por cerca de 100 millones de dolares, los cuales no fueron suficientes para terminar una vias como la Avenida del Río, que le correspondia hacer al Ministerio de Obras publicas. Con dichos dineros se construyó un Megacolegio entregado en concesión a empresarios privados de la cuerda de los Char, en un negociado que causó estupor entre los barranquilleros.

Barranquilla, es una ciudad con cerca del 60% de sus residentes en condiciones de pobreza y miseria. La informalidad laboral es superior al 75% y las ventas ambulantes saturan la urbe. Las oportunidades de trabajo son nulas. Es un centro receptor de desplazados por la violencia en la Región Caribe, que llegan de los departamentos de Córdoba, Sucre, Bolivar, Magdalena y la Guajira victimas del despojo y la masacre. Dichos desplazados viven en condiciones infrahumanas y sin políticas publicas que atiendan sus urgencias pese a la demagogia oficial con la Ley de Victimas y la supuesta prosperidad social de la Tercera Vía Santista.

La ciudadanía está indignada y ha expresado su rechazo al impuesto. En condiciones en que la ciudad se encuentra a la deriva administrativa, dada la manifiesta incapacidad de su alcaldesa Elsa Noguera, una ficha clientelista de don Fuad Char. Doña Elsa Noguera ha defraudado a los ciudadanos que la eligieron y la Alcaldía esta en paralisis total. La ciudad está a la deriva. Es como un barco a la deriva, con el timon roto y el capitan ocupado tratando de mantener la tripulación tranquila, en tanto el mar se agita cada vez con mayor virulencia por la rabia de los costeños. Hay desgobierno y caos en la Arenosa, como se conoce popularmente a Barranquilla.

Ya hay demandas en el Tribunal Adminstrativo por que la Valorización II no llena los requisitos legales/constitucionales, no es una medida adecuada  en medio del maremagnum de cosas oscuras que se desprenden de la anterior Valorización I. Lo que no aceptan los ciudadanos es que mientras crecen las exoneraciones fiscales para los grandes capitalistas y multinacionales en el marco de la cacareada confianza inversionista, se incrementen los tributos de los pobres que no disponen de ingresos.

La movilización y la resistencia de la multitud crece todos los día y el próximo jueves 2 de agosto, se realizara una gran movilización en la sede Boston de Combarranquilla. Hay que participar. El rechazo de los barranquilleros a la Valorización II es parte de este pliego nacional o memorial de agravios que estructura el movimiento popular colombiano para promover un vuelco radical de la actual situación del país, que es catastrófica.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS