Colombia: En Antioquia el paro es agrario, minero y camionero

Antioquia es uno de los departamentos de gran importancia en la conformación territorial del Estado colombiano. Su organización se inició en 1576 con la fundación, por los conquistadores españoles, de la provincia de Antioquía, en el territorio donde se asentaban grupos indigenas precolombinos. Cuando llegaron los europeos, las tierras de Antioquia estaban habitadas por numerosas tribus indígenas que pertenecían especialmente a la gran familia Caribe. En el golfo de Urabá vivían los Urabaes y los Cunas; los Tahamíes se localizaban entre los ríos Porce y Magdalena; los Nutabes estaban situados entre los ríos Cauca y Porce, y en el Valle de Aburrá. Mientras que los Quimbayas se encontraban al sur, por donde actualmente se sitúan Abejorral y Sonsón.

Su población es hoy cercana a los 8 millones de habitantes, distribuidos en 125 municipios y 9 sub regiones.

En la actual coyuntura de movilización social y protestas populares, el departamento no ha estado al margen. La acción colectiva se ha dado en varias olas de agitación y huelgas.

Una primera ola corresponde al paro de los mineros que ya completa más de 40 días y aún no encuentra solución a sus peticiones. Caucasia, El Bagre, Zaragoza, Remedios, Segovia y Taraza, han sido los escenarios de los eventos de rechazo a la política minera del gobierno del señor Santos.

Una segunda ola de marchas agrarias la han protagonizado los labriegos de Ituango, Toledo, San José de Cuerquia, municipios del norte antioqueño donde se registran altos niveles de pobreza y violencia social. Esta tercera fase ha sumado la concentración de miles de trabajadores mineros y agricolas en el municipio de Segovia, en el Noreste del departamento. De manera simultánea se han reunido más de 10 mil personas en el municipio de Barbosa (al Norte de Medellin), que están concentrados en el complejo deportivo del municipio, a la espera de respuestas concretas del gobierno nacional y regional.

Y una tercera ola, la han desplegado los pobladores del Oriente, en los municipios de la Unión, La Ceja, Sonson, Argelia, Nariño y Rio Negro, con bloqueos de carreteras y choques violentos con el Esmad de la policía. Al tiempo, los camioneros, han promovido bloqueos en la autopista Medellin-Bogota, paralizando la movilidad de Guarne, Marinilla, Rio Negro, Cocorna y El Santuario. Los camioneros exigen control a las tarifas de los combustibles y mejoras en sus condiciones de trabajo.

Hoy 29 de agosto todos estos movimientos sociales se concentran en Medellin, la capital, para llevar a otros niveles la insurgencia popular democrática que sacude a toda Colombia.

Preocupa el tono y postura del gobierno departamental, que a través del Secretario de Gobierno, Santiago Londoño, ha lanzado amenazas policiales y judiciales para intimidar con cárcel a los campesinos, a los estudiantes, a los mineros y a  camioneros que se tomaran las calles y avenidas de Medellin para presionar la solución de sus más graves problemas.

El campo de conflicto antioqueño sacude intensamente esta región y ha permitido la configuración de nuevas subjetividades socio políticas dispuestas a transformar el campo político en los términos de la democracia participativa y protagónica.

 

La Ceja, 29 de agosto de 203.

 

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS