Colombia. El llamamiento de las y los campesinos de Simacota

Publicidad

“La paz de las campesinas y campesinos pasa por resolver definitivamente los problemas estructurales que ocasionan el conflicto social y armado en nuestro país”

La territorialidad campesina, el reconocimiento como campesinas y campesinos apuestas de paz en un país en guerra.

Somos hombres y mujeres que vivimos en el campo, producimos alimentos, fortalecemos la economía campesina, defendemos nuestra madre tierra, tenemos costumbres y tradiciones que enriquecen la cultura, la dinámica territorial y la diversidad del país “Somos campesinas y campesinos”

Hoy 31 de julio del 2016 en Simacota quien fue el primer municipio colombiano donde se inició la revolución comunera el día 22 de octubre de 1780; un pueblo lleno de historia, de resistencias y luchas, el cual nos acoge  con sus brazos abiertos a líderes y lideresas  llegados  desde  Nariño; Putumayo, Cauca, Valle, Huila, Chocó, Tolima, Bogotá, Cundinamarca,  Antioquia, Boyacá, Arauca, Casanare, Santander, Bolívar, Norte de Santander, Cesár;   compañeras indígenas, también a  invitadas e invitado especiales del Movimiento de los trabajadores Rurales Sin Tierra del Brasil  MST, autoridades  civiles y eclesiásticas, y nuestro   compañero senador campesino Alberto Castila.

Hoy 236 años después en del inicio de estas luchas comuneras, la realidad para nosotros y nosotras no ha cambiado, por el contrario, se ha agudizado,  somos afectados por las políticas de un modelo neoliberal  extractivista, capitalista, explotador; con gobiernos que mandatan para los intereses de las empresas transnacionales y grandes capitales nacionales impulsando la extranjerización de nuestras tierras, el saqueo de nuestros bienes naturales, los monocultivos, la  pérdida de nuestra autonomía y soberanía alimentaria y el socavamiento de la cultura e identidad campesina. políticas aplicadas a sangre y fuego en medio de una alta militarización y paramilitarización  que pone al campesinado, como también a los pueblos Indígenas, Afrodescendientes; a todas las organizaciones sociales,  como objetivos de esa guerra  causando desvertebramiento organizativo, desalojo de nuestras tierras, leyes nocivas para los derechos campesinos y para nuestra madre tierra.
En medio de un dialogo de paz en la Habana entre el Gobierno Nacional y la Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia FARC –EP el cual respaldamos conscientes que ayudará a parar la guerra, pero que no alcanzará la paz. Conscientes también que se debe dialogar con el Ejército de Liberación Nacional ELN, pero ante todo dialogar con el conjunto de la sociedad colombiana para así construir todos y todas la propuesta de país.

Somos las campesinas y campesinos quienes históricamente hemos luchado para acceder a la tierra, a los bienes y servicios básicos. Somos una fuerza social movilizadora y transformadora con identidad, cultura, trabajo construyendo y forjado territorios.

Las campesinas y campesinos hoy luchamos por ser reconocidas y reconocidos como sujetos sociales y políticos, por la territorialidad campesina, por el derecho a la vida digna en nuestros campos.

Campesinas y campesinos del Coordinador Nacional Agrario CNA llamamos a todas y a todos:

 A fortalecer la Campaña Nacional por el reconocimiento político de los campesinos.
 Al reconocimiento de los Territorios Campesinos Agroalimentarios y territorialidad campesina como esencia de nuestra vida y permanencia en los campos.
 A la unidad de los sectores populares, los pueblos indígenas, afrocolombianos, obreros, estudiantes, mujeres, intelectuales; a los pueblos de Colombia y del mundo.
 A fortalecer con nuestras propuestas, apuestas y trabajo, la construcción de la paz verdadera y la dignidad de nuestros pueblos.

“La paz de las campesinas y campesinos pasa por resolver definitivamente los problemas estructurales que ocasionan el conflicto social y armado en nuestro país”

Simacota Santander julio 31 del 2016

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More