Colombia: disolucion del DAS y el futuro de la Fiscalia

8

De entre las cotidianas irregularidades que se conocen en Colombia,

y que trascienden al parecer alegremente sin las debidas consecuencias politicas están,

esta semana,

la posible disolución de la policia politica DAS,

y la negativa del Tribunal a aceptarle a Uribe ninguna de las personas de la terna entregada para nuevo Fiscal General..

EL DAS UN APARATO SUCIO, PELIGROSO

El DAS, Departamento Administrativo de Seguridad, es un temido organismo de espionaje que depende directamente del despacho del Presidente de Colombia y que en los últimos años ha sido vinculado a escándalos por actos delincuenciales y violatorios de los derechos humanos cometidos por altos directivos y agentes con el fin de chantajear o “neutralizar” opositores del gobierno.

Es una dependencia sucia y peligrosa. Es sucia por que limpia los prontuarios delictivos de los narcotraficantes a los que además vende información útil para sus operaciones, incluso hay denuncias por narcotráfico contra algunos de sus agentes; se encarga además de hacer los montajes con pruebas falsas para incriminar como insurgentes, perseguir y apresar a opositores civiles, sociales y políticos. Y es peligrosa por que hace espionaje ilegal, recopila datos de las rutas y rutinas de los opositores y los entrega a las bandas de narcoparamilitares o de sicarios para que los asesinen, como le ocurrió en Barranquilla al profesor de sociología de la Universidad del Atlántico, Alfredo Correa de Andreis. DAS y guerra sucia

El DAS es un organismo denunciado porque agentes a su servicio hacen “inteligencia ofensiva” contra organizaciones defensoras de los derechos humanos como Justicia y Paz, la federación campesina de la CUT, FENSUAGRO, las organizaciones indígenas CRIC y ONIC, la CUT y otras, para “neutralizarlas” es decir desprestigiarlas, bloquearlas y exterminarlas;

los jefes paramilitares y narcotraficantes colombianos en prisión han dado datos que confirman las denuncias de que este organismo hace trabajo sucio para el gobierno de Uribe como coordinar con los paramilitares las zonas del país donde imponen mediante el miedo que sólo se vote por él y sus socios; además este organismo está involucrado en magnicidios contra políticos de izquierda y en crímenes como el asesinato del candidato presidencial por el partido liberal, Luis Carlos Galán Sarmiento.

Aunque Uribe Vélez huya hacia adelante en medio del escándalo y diga que suprimirá al DAS, nada se arregla con eso. El gobierno colombiano -que usa métodos mafiosos para hacerse reelegir y para eliminar opositores- creará otro aparato con los mismos fines. Antes que tranquilidad nos preocupa ¿a dónde irán a parar los miles de expedientes, informaciones personales y montajes que tiene en sus archivos?

El nuevo aparato de inteligencia colombiana tendrá los mismos vicios y seguirá las prioridades de quien lo crea y Uribe no está por la investigación sino por eliminar pruebas y documentos que lo incriminen, a ese propósito sirve también la supresión del DAS.

Uribe y sus aliados políticos los narcotraficantes y los jefes paramilitares necesitan una suerte de “borrón y cuenta nueva” para seguir haciendo lo mismo.

Quieren la impunidad, por eso la insistencia del Presidente Uribe en que el Congreso elija al Fiscal General de una terna de personas bajo su control.

Un nuevo aparato de inteligencia para el trabajo sucio y un fiscal de bolsillo que le garantice impunidad a él y a sus socios es lo que quiere el Fujimori colombiano.

&nbsp

Abogados demócratas

&nbsp

&nbsp

&nbsp

¡Apoyamos las&nbsp decisiones de la Corte Suprema de Justicia!

&nbsp

&nbsp

La Asociación Colombiana de Juristas Demócratas, que agrupa a un significativo número de abogados litigantes en las distintas ramas del ejercicio del Derecho, catedráticos, investigadores, doctrinantes y estudiosos de la profesión, expresamos nuestro más decidido apoyo &nbsp a las recientes decisiones de la Corte Suprema de Justicia en relación con la solicitud al Presidente de las República Álvaro Uribe Vélez, de integrar una nueva terna para elegir Fiscal General de la Nación.&nbsp

En efecto, la terna presentada por el Presidente de la República, sí bien es cierto en el mundo de la apariencia legal-formal, reúne los requisitos mínimos exigidos para tales fines, &nbsp también es cierto que de conformidad con la Constitución y la ley es el Fiscal General el titular de la acción penal, tiene las funciones de iniciativa de la Política Criminal del Estado y las de investigar y acusar- personalmente y no por delegación-&nbsp a altos funcionarios del Estado, todo lo cual, en el campo material y no en el simple y vacío de la formalidad, impone en un Estado Social de Derecho, democrático, responsable &nbsp y garantista, que quien ejerza el cargo sea un experto penalista, lo que a su turno obliga a que todos y cada uno de los integrantes de la terna para elegirlo de su seno, &nbsp se ajustan a las calidades y destrezas que exige tan alto cargo, amen de carecer de incompatibilidades éticas y morales que impidan a la Corte Suprema de Justicia entrar a considerar dichas postulaciones, como acontece con los tercamente ternados por el jefe del ejecutivo.

En ese marco resulta en extremo aberrante que el Jefe del Ejecutivo se niegue a presentar una nueva terna a consideración de la honorable Corte, lo que a todas luces no sólo resulta inconveniente para el ejercicio soberano e independiente de las competencias del Supremo Tribunal, si no una nueva manifestación del ejercicio autoritario y arrogante de las actuaciones presidenciales, cada vez más alejadas por demás, de ponderación y ejecución&nbsp ecuánime de sus facultades. &nbsp

El intento reeleccionista del Presidente de la República y su afán sin límite de perpetuarse en el poder, tornan delirantes sus designios de someter al poder jurisdiccional desatándose una verdadera cruzada contra él, como queda evidenciado con la radicación en el Congreso de la República de un Acto Legislativo reformatorio de la Constitución, para modificar precisamente las competencias de la Corte Suprema de Justicia en relación con la investigación y juzgamiento de los congresistas, justamente en momentos que se adelanta&nbsp el llamado proceso de la parapolítica que cobija a la mayoría de los miembros de la coalición uribista.&nbsp

&nbsp Llamamos a todos los sectores democráticos y progresistas, a la academia, a las organizaciones gremiales del poder judicial, al movimiento sindical y a la sociedad en general, a cerrar filas alrededor de conquistas históricas universales, como son entre otras, el principio de autonomía e independencia del poder jurisdiccional, hoy seriamente amenazado en Colombia.&nbsp &nbsp

&nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp

ASOCIACION COLOMBIANA DE JURISTAS DEMÓCRATAS

Junta Directiva

URIEL GOMEZ CEBALLOS&nbsp &nbsp &nbsp Presidente&nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp

MIGUEL ANGEL GONZALEZ Secretario&nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp

Bogotá, septiembre 21 de 2009