Colombia: Desaparecidos dos campesinos de El Tarra, en El Catatumbo

Los dos jóvenes hacen parte de la base social de nuestra organización y participan activamente en nuestras actividades, como también participaron de manera activa en el paro agrario del Catatumbo, los pasados meses de julio y agosto.

Los dos jóvenes ganan su sustento trabajando como mototransportadores, haciendo la ruta El Tarra-Ocaña-El Tarra.

La Asociación Campesina del Catatumbo expresa su preocupación por la situación de seguridad en la zona y teme por la integridad de su base social, especialmente la que participó en el paro, ya que podría darse inicio a un plan contra nuestros asociados y asociadas por parte de bandas sicariales al servicio del paramilitarismo, apoyados y legitimados por la propia Fuerza Pública. Deseamos profundamente equivocarnos y no tener que lamentar los primeros asesinatos políticos después de la gran movilización campesina.

Cualquier situación que estén sufriendo nuestros compañeros la consideramos una retaliación por parte del estado ante la movilización popular convocada por Ascamcat.

Denunciamos la campaña de desprestigio y estigmatización que la Fuerza de Tarea Vulcano del Ejército Nacional viene organizando a través de reuniones y jornadas cívico-militares con las comunidades, para buscar apoyos contra la zona de reserva campesina y contra los líderes de nuestra organización. De momento vienen fracasando en su empeño en cuanto a los campesinos pero, al mismo tiempo, vienen legitimando el accionar de los grupos armados paramilitares y de la propia Fuerza Pública contra nuestra organización, señalándonos y exponiéndonos como objetivos militares.

Consideramos gravísima esta situación, en mayor medida porque, en estos días y desde hace dos meses, se lleva a cabo la Mesa de Interlocución y Acuerdo (MIA) del Catatumbo en la ciudad de Cúcuta y en la cual los voceros de Ascamcat están adelantando y defendiendo las posiciones y pliego de exigencias del campesinado movilizado del Catatumbo.

Exigimos al estado colombiano tomar medidas efectivas, inmediatas y contundentes para evitar una campaña de asesinatos y judicializaciones políticas contra nuestra organización de las cual los compañeros Yulmer y Eliceo podrían ser las primeras víctimas.

Ascamcat no va a frenar sus exigencias en cuanto a la zona de reserva campesina y no va a dejar de movilizarse, presionar y resistir contra los planes agroindustriales y energético-mineros del presidente Santos. No estamos dispuestos a que vendan nuestro territorio y mucho menos extranjerizarlo.

De la misma manera continuaremos denunciando las prácticas de guerra sucia que violan nuestros derechos humanos con total impunidad por acción u omisión del estado colombiano y de su Fuerza Pública.

Responsabilizamos al estado colombiano por la integridad y la vida de nuestros dos compañeros.

Solicitamos a las organizaciones de derechos humanos nacionales e internacionales que se mantengan atentas a nuestra situación de seguridad y falta de garantías, ante la posibilidad de la vulneración del derecho a la vida y la libertad del campesinado.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS