Colombia. Comandante Pablo Beltrán del ELN: Cuando los abstencionistas deciden

Publicidad

Para pasar la página de la guerra en Colombia está requete dicho que debemos “erradicar la violencia de la política”, que significa proseguir la lucha por el poder sin acudir a la violencia.

Las clases dominantes en este país andino han demostrado ser expertas en usar la violencia para no dejar acceder al poder a sectores no oligárquicos. Unas veces matan a sus adversarios y otras les roban la victoria con el fraude electoral. El resultado que logran es el mismo: impedir que les quiten el puesto en el palacio presidencial.

El subproducto de esta perpetuación en el poder por parte de las élites privilegiadas es que dos tercios de los ciudadanos que deben votar, no lo hacen, porque consideran que tal ejercicio, nada cambia la situación de Colombia.

Este año está ocurriendo un hecho nuevo de movilización política, que tiene como protagonistas a los jóvenes y a los sectores más excluidos y empobrecidos de la sociedad, quienes se destacan por su abstencionismo electoral. Ellos se están expresando en las plazas públicas y en las redes sociales a favor de las propuestas del candidato presidencial Gustavo Petro.

¿Ahora sí van a llegar los cambios a Colombia, por la vía pacífica? Ver, para creer.

A los que quieren dejar de ser abstencionistas, les llama la atención que Petro anuncie transformaciones sociales, más allá de los acuerdos firmados con las FARC.

Son de fondo los cambios a los que convoca este candidato, quien propende por una economía productiva que deje atrás el extractivismo, las energías fósiles tan contaminantes y defienda el agua; impulsa la economía agrícola y está por colocar impuestos al latifundio improductivo; además de introducir una reforma al impuesto predial que vitalice a los Departamentos y municipios.

Su programa incluye la lucha contra el clientelismo, la corrupción y el paramilitarismo; junto a políticas de inclusión social en salud y educación que toman distancia de considerar como mercancías a estos servicios públicos.

Petro se ha manifestado a favor de dar continuidad al proceso de paz, del pluralismo informativo y de no descargar el cobro de impuestos en los sectores bajos y medios de la sociedad.

Tienen razón los jóvenes y los sectores populares que se sienten atraídos por estas propuestas, porque ellas dibujan sueños de una sociedad mejor y tales sueños son el alimento de la esperanza en la posibilidad que Colombia cambie, presionada por la movilización de las mayorías nacionales.

Para concluir tengo que mencionar a la plutocracia que rige a los Estados Unidos, quien ha sido un tradicional enemigo de los cambios democráticos en Colombia; allí también acostumbran a matar presidentes, uno de ellos, John F. Kennedy (1917-1963), decía:

“Aquellos que imposibilitan la revolución pacífica hacen que la revolución violenta sea inevitable”.

http://www.eln-voces.com/index.php/voces-del-eln/comando-central/articulos/1558-cuando-los-abstencionistas-deciden

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More