Colombia. Cali: biopolitica y xenofobia ospinista

Publicidad

La expansión y afectación del Cobid19 da para muchas cosas. Para cometer bestialidades como la que se pretende imponer con la ruptura del confinamiento obligando a cientos de miles de trabajadores a regresar a sus labores en obras de construcción y en fábricas creando las condiciones de una masacre descomunal como ocurrió en Bérgamo, Italia, donde la patronal impuso un levantamiento de la cuarentena en condiciones de suicidio colectivo.

En Cali está ocurriendo un fenómeno muy particular. Estamos en curso de un ejercicio, por parte del médico Jorge Iván Ospina, de la biopolitica mediante estrategias xenofóbicas y de manejo policial de la población afectada por el virus en la capital del Valle del Cauca con una población que se acerca a los tres millones de habitantes.

 

Me valgo de las reflexiones de Roca Jusmet para abordar este delicado asunto (https://bit.ly/2yEMnRG ).

De acuerdo con Roca J. el termino lo “introduce Michel Foucault en 1975-6 en su curso del Collège de France “Defender la sociedad” y en el primer volumen (“La voluntad de saber”) de su “Historia de la sexualidad”. Pero profundiza en su significado en los cursos de 1977-8 “Seguridad, territorio, población” y el de 1978-9 “El nacimiento de la biopolítica”. Posteriormente lo trabajaran de una forma más especulativa filósofos como Giorgio Agamben y Roberto Expósito y de una forma más empírica el sociólogo Nikolas Rose”.

Roca agrega que “La definición que da Foucault de biopolítica o biopoder en la primera clase de su curso “Seguridad, territorio, población”: es el “Conjunto de mecanismos por medio de los cuales aquello que, en la especie humana, constituye sus rasgos biológicos fundamentales pasa a ser parte de una estrategia política en la sociedad occidental. Estrategia política es estrategia de poder porque el poder son procedimientos que establecen unas determinadas relaciones”.

Lo que plantea Foucault, señala Roca “son tres tipos de poder político: el poder soberano, que se basa en la ley arbitraria que inventa el soberano y cuyos súbditos han de seguir en un determinado territorio. Se exige únicamente obediencia y el soberano puede matar a quién no lo hace. El soberano “deja vivir y hace morir”, por lo tanto, si la situación lo exige. Pero es el poder pastoral, el de los sacerdotes, el que se ocupa de la vida de los súbditos. Es lo que ocurre en la Europa medieval. En los siglos XV-XVI comienza a aparecer un estado administrativo, aunque será en los siglos XVII y XVIII cuando aparecerá lo que Foucault llama la gubernamentalidad, que es el campo estratégico de relaciones de poder del Estado como administración de la vida de los ciudadanos. El poder político lo que hace es interesarse por la vida de los ciudadanos, pero como seres vivos. Nacimientos, muertes, longevidad, salud, enfermedad, raza. Se introduce la economía política: gobernar como gobierno de los hombres en cuanto seres vivos. Seres vivos, y esto es importante, que circulan por las ciudades. El Estado y su gobierno surge de la confluencia del dispositivo policial (que se ocupa de la seguridad interna), la diplomacia-ejército que se ocupa de las relaciones con otros Estados, y el poder pastoral, que entra a formar parte de las funciones del gobierno. En el siglo XVIII entramos en lo que Foucault llama “la sociedad disciplinaria” y cuyo modelo es el que describe en su libro “Vigilar y castigar”. Se trata de disciplinar los cuerpos para hacerlos productivos. “se les hace vivir, se les deja morir”. Hay un conjunto de micropoderes que lo garantizan: la familia, la escuela, el ejército, la prisión, el hospital… A la ley del poder soberano se le añade la norma. No se trata de una ley que se impone para obedecer sino de una norma que se impone para normalizar. Normalizar quiere decir ajustarse a lo que es normal y excluir lo anormal. En sentido amplio podríamos llamarlo biopolítica, pero Foucault se refiere a él como anatomopolítica: disciplinar los cuerpos en su anatomía. A finales del siglo XVIII es cuando aparece lo que en sentido más estricto llamamos “biopolítica”. Es una racionalidad gubernamental que está ligada a la sociedad liberal. No se ocupa de los cuerpos individuales sino del cuerpo orgánico de los que forman parte de la sociedad. Surge la noción de “población”.  Por supuesto que el proceso es complejo y desigual y que las nuevas formas de poder no sustituyen a las anteriores, sino que se superponen y adquieren la lógica fundamental”.

Roca añade que “es muy interesante ver como Foucault analiza (sobre todo en el curso de “Seguridad, territorio, población) el tema de las epidemias, ya que presenta tres ejemplos de tratamiento de las epidemias que están en relación con las tres formas de poder: soberano (basado en la obediencia),  disciplinario y liberal ( basado en el dispositivo de seguridad). Presenta como ejemplos el tratamiento de la lepra (poder soberano, época medieval), el de la peste (disciplinario, inicios modernidad) y el de la viruela (liberal, siglo XVIIII).  El poder soberano lo que hace frente al fenómeno de la lepra es excluir, aislándolos a los afectados: a través de leyes que se imponen a costa de perder la vida si no se obedece la ley. Respecto a la peste lo que hace el poder disciplinario es cuadricular regiones a través de un sistema disciplinario sobre los cuerpos, de vigilancia y castigo al que no siga la ley. En el caso de la viruela lo que hace el dispositivo de seguridad de la sociedad liberal es elaborar estadísticas, hacer clasificaciones, porcentajes, calcular riesgos y sobre todo prevenir la enfermedad a través de la inoculación (algún tipo de vacuna). También hay, por supuesto leyes y un sistema disciplinario que obliga a cumplirlas. Foucault insiste mucho en que las medidas biopolíticas (en sentido amplio las disciplinarias o de seguridad) tienen mucho que ver con la vida urbana y la circulación de los individuos por la ciudad. Pero lo clave del dispositivo de seguridad es que no trata con individuos sino con población. Las estimaciones son siempre desde el conjunto de la población”.

“Con la pandemia actual nos encontramos con una situación totalmente nueva. Si hasta ahora, en los países liberales los dispositivos de seguridad en el tema de las epidemias partían del control social y la responsabilidad individual en estos momentos se restablecen mecanismos disciplinarios claros, en muchas de estas sociedades liberales”, afirma Roca.

Esto claramente está ocurriendo en Cali con el gobierno de Jorge Ivan Ospina.

Primero se desplego desee hace dos semanas una extraña campaña xenofóbica maquillada con la población venezolana radicada en Cali para mediante acciones aparentemente compasivas, que incluían auxilios de transporte, buses, ropas y apoyos alimentarios, desalojar de venezolanos de la capital vallecaucana focalizando en ellos el origen de la contaminación que crece de manera exponencial en la ciudad.

Desde ayer se ha dispuesto un “escuadrón de capturas” de supuestos enfermos de Covid19 eludiendo las pruebas y test indispensables como lo indican los protocolos de la Organización Mundial de la Salud OMS. La medida resulta bastante análoga con la orden impartida por el gobierno fascista de Hungría de ordenar a la policía la captura y enjaule masivo de personas con más de 50 años.

En esa ruta puede sobrevenir en Cali una tragedia con la presión del Alcalde y de los patrones de levantar la cuarentena en las obras de construcción y algunas fábricas emblemáticas de la ciudad.

De ser así sucederá lo de Bergamo, en Italia, donde la patronal impuso sus criterios y el reguero de muertos no se dejó esperar.

Le tocara a los caleños recurrir a las huelgas y protestas para frenar este desatino.

A los ricos de Cali y del Valle no les pasara nada porque están ya muy acomodados en sus mansiones en las haciendas del Vichada donde despojaron miles de hectáreas de los baldíos nacionales, como lo hizo la familia Eder.

Cali, 22 de abril del 2010.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More