Colombia: Agresiones de la policía contra la comunidad indígena de Cañomomo-Lomaprieta

Las agresiones se presentaron en la comunidad de La Iberia, jurisdicción del municipio de Ríosucio en el Departamento de Caldas.

El 26 de octubre en medio de una tarde deportiva, cuatro hombres vestidos de civil y fuertemente armados, ingresaron en la cancha de fútbol, para detener, sin exhibir orden de captura, al joven JOSÉ ESTEBAN TAPASCO TREJOS de 26 años, y en presencia de niños y de toda la comunidad, lo esposaron y lo tiraron al piso.

La Comunidad Indígena reaccionó a favor del joven, pero los hombres le dispararon a José Esteban y le propinaron un disparo en el pecho y otro en el brazo derecho. Para intimidar a la comunidad, abrieron fuego con tiros al aire, advirtiendo: “el que se mueva lo matamos”.

El señor JOSÉ SEFERINO CAÑAS, de 84 años, quiso reclamar a favor del joven JOSÉ ESTEBAN y fue herido en su pierna izquierda por estos hombres, quienes arrastraron al joven hasta la entrada de la cancha.

La Comunidad Indígena retuvo a los hombres armados, con el fin de verificar su identidad, ante lo cual, los hombres respondieron que eran agentes del GAULA de la Policía de Caldas.

Al lugar de los hechos, llegó el Mayor MARIO SUÁREZ LOZANO, Comandante del Distrito IV de la Policía, con jurisdicción en Riosucio, al que la comunidad le exigió que desarmara a los agresores, estableciera la identidad y las razones de la agresión. Solo fueron entregadas 3 armas y 4 celulares, aun cuando los presentes manifestaron que los cuatro hombres estaban armados. En el acta levantada por lo hechos, los agresores fueron identificados como los Subintendentes Hever Mauricio Torres Pavas y Andrés Fernando Meza Meza, y los Patrulleros Jorge Norbey Arcila Orozco y Víctor Alfonso Buenaños Mosquera.

Una vez suscrita el acta, cuando la comunidad procedía a entregar a los agresores, uno de ellos huyó, siendo capturado por la Guardia Indígena, razón por la cual la comunidad se molestó y decidió que entregaría a los agresores a la Fiscalía General de la Nación y a la Comunidad Internacional, en búsqueda de una garantía de investigación eficaz de los hechos. Momentos después la Comunidad Indígena fue rodeada por el Ejército, acantonado en la zona.

El 27 de Octubre a las 7 de la mañana, el ESMAD ingresó violentamente al Resguardo Indígena y con el pretexto de llevarse a los policías implicados en los hechos, se abrieron paso a golpes y y gases lacrimógenos, afectando a la comunidad y llevándose a los subintendentes y a los patrulleros agresores. Entre los afectados se encuentra el Gobernador Indígena, la Defensora Comunitaria y los niños de la guardería infantil y el colegio.

Las violaciones a los derechos y las infracciones al derecho internacional humanitario por parte de la fuerza pública son frecuentes en esta comunidad ndígena. El Pueblo Indígena Embera Chamí es beneficiario de Medidas Cautelares, otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos – CIDH, desde el año 2002.

· Con información de la comunidad y de Reiniciar

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS